Revista ‘Cthulhu’: de Miskatonic a Málaga

El Drácula de Bram Stoker “es la mejor novela de amor que he leído nunca”, afirma con rotundidad a Efe el guionista Alex Ogalla, codirector de la revista fantástica Cthulhu que este año cumple diez años con Diábolo Ediciones y acaba de lanzar su número 17.

Una revista con éxito

“En ‘Drácula’ encontramos terror, melodrama, aventuras…, es un novelón, más allá de su etiqueta de obra de horror, es una buena inspiración para construir el terror moderno” concluye Ogalla quien creó su revista junto con el dibujante y también codirector Manuel Mota de forma independiente en 2005 porque “no había dónde publicar nuestras historias, así que decidimos crear nuestra propia aventura” en Málaga.

Dos años después, su iniciativa encontró el apoyo de la citada editorial y, después, el del público, lo que le ha permitido consolidarse poco a poco en el mercado del género fantástico.

“Todos sabemos que vivir del comic en España es muy difícil y además tienes que estar dispuesto a convertir el fin de semana en un lunes extra”, recuerda, motivo por el que “tanto Manuel como yo tenemos nuestros respectivos trabajos independientemente de la revista, así como otros proyectos individuales de género”.

El nombre de la publicación ya indica por dónde transita la principal influencia de sus creadores, “pero no nos limitamos a la obra de H.P. Lovecraft, sino que aprovechamos cada número para tocar a distintos autores del fantástico desde Edgar Allan Poe hasta Ray Bradbury” y anuncia que el número de octubre estará dedicado al irlandés Sheridan Le Fanu.

En ese sentido Cthulhu también cumple un papel divulgador pues resulta “curioso que en la época de internet haya tanta ignorancia de los clásicos” y pone como ejemplo la sorpresa de algunos lectores cuando descubrieron que el escocés Robert Louis Stevenson “no sólo publicó ‘La isla del tesoro’ sino distintos relatos de horror y misterio, y muy buenos”.

Salones del Comic

El número 17 de la revista “lo presentó Manuel en el XXXV Salón del Comic de Barcelona” que se celebró entre el 30 de marzo y el 2 de abril pasados mientras “yo me encargaba de Expocomic en Madrid”.

Respecto a las críticas del fandom hacia la evolución de este tipo de salones donde cada vez hay más actividades paralelas y “merchandising” que tebeos propiamente dichos, Ogalla precisa que “después de hablar con personas que se dedican a organizarlos, descubres que es imposible sustentar algo de este tipo sólo con el precio de la entrada y lo que pagan las editoriales por participar…, lo malo es que al final el comic en sí termina siendo lo menos importante”.

Más positiva parece haber sido la experiencia en las jornadas de novela gráfica y autoedición Termicómic 2017 en Málaga, del 9 al 11 de marzo pasados, que “fueron muy bien y con presencia de muchos de los grandes: Paco Roca, Josep María Beá, Miguelanxo Prado…”

El elenco de colaboradores de ‘Cthulhu’ es amplio, por lo cual “es muy complicado destacar el trabajo de uno u otro: si están ahí es porque su obra merece la pena”, aunque “puestos a mencionar a alguien, me gusta mucho el trabajo de Santi Pérez, cuyas portadas no dejan indiferente a nadie”.

Aficionado a todos los palos del fantástico, Ogalla cree que el terror español está a un buen nivel y pone como ejemplo los trabajos de autores como José María Tamparillas, “un referente que no falla” o David Jasso, “con el que colaboramos en cierta ocasión y nuestra correctora comentó que lo había pasado fatal porque su texto era ‘muy crudo’.., ése es el mejor piropo que le puedes lanzar a un autor como él.”

Reconocimientos

La revista ha recibido varios reconocimientos, de los cuales “los que más ilusión nos hizo fueron las dos candidaturas consecutivas en el Salón del Comic de Barcelona en 2010 y 2011 porque estábamos aún empezando”.

De todas formas, “mejor que un premio es cuando una persona te reseña un texto con cariño y ves que tu trabajo satisface a alguien” y cita la anécdota de un asistente a una reciente presentación de la revista en la cual “comentó públicamente que se había llevado la revista al cuarto de baño y, cuando se levantó, se le habían dormido las piernas: ¡estuvo hora y pico ‘clavado’ ahí!”

‘Cthulhu’ también vivió su aventura norteamericana con una edición en inglés que, aunque duró pocos números, resultó “muy interesante, pero es que Estados Unidos es enorme y sus cifras de distribución y venta son impensables aquí” por lo que “nuestros lanzamientos fueron como verter un vaso de agua al mar…, aún así no descartamos volver”.

Respecto a su distribución en Suramérica “el mayor hándicap es lo caro que les resulta importar todo tipo de publicaciones desde España y, a pesar de eso, nos piden referencias constantemente…, desde México y, sobre todo, desde Argentina” ya que la revista cuenta con seis o siete autores argentinos que “han publicado con nosotros y nos ayudan a moverla”.

Preguntado por el eterno dilema de cómo diablos se pronuncia el nombre de nuestro Antiguo favorito -¿Katulu? ¿Kutulu? ¿Chulu? ¿Jutulu? ¿Chujulu? ¿Kazulu?…- Ogalla recuerda que “da igual porque el propio Lovecraft advirtió de que su nombre no puede ser pronunciado por la voz humana…” 

10:00

BANNER_I-a-la-carta_cibertienda_300X250

BANNER_I-a-la-carta_cibertienda_300X250

CyT en 60 minutos #CyTen60min

DialogosComunicación_300x125_SmartCity

DialogosComunicación_300x125_SmartCity

verde_gif_300x90

verde_gif_300x90Blogs de ciencia y tecnología

Blogosfera de Ciencia y Tecnología

Información medioambiental
Map

Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

Login

Registro | Contraseña perdida?