César Mallorquí: “Soy un artesano que trabajo en régimen de semana inglesa”

Trece monos (Fantascy) es el título de la antología de relatos de Ciencia Ficción con la que vuelve al género, tras una exitosa carrera en la literatura juvenil, el escritor y periodista César Mallorquí que se define como “un artesano que trabaja en régimen de semana inglesa”.

La obra recoge una selección de entre la treintena de relatos escritos -algunos de ellos, inéditos- desde la publicación en 1996 de su última antología de género, El Círculo de Jericó.

El título “hace referencia obviamente a los 13 cuentos pero también a uno de ellos en concreto, ‘Cien monos’ y a alguna reflexión que incluyo…, en definitiva, para entenderlo bien tienes que leerte la antología al completo”, explica a EFE.

Mallorquí, que asegura tener ideas “como para llenar varios contenedores, aunque el problema es el tiempo para escribirlas”, decidió emprender la aventura de la literatura juvenil tras ganar los premios más importantes de la ciencia ficción, un género con un “recorrido corto, incluso a día de hoy”.

“Aunque hay autores que no la toman muy en serio, la juvenil es interesante respecto a la generalista porque las obras aguantan mucho tiempo”, asegura, al comparar “los tres meses que puede mantenerse una novela corriente en la mesa de novedades antes de desaparecer y no volver a saber nada de ella” mientras que una juvenil está disponible “durante muchos años”.



Cita como prueba El último trabajo del Señor Luna (EDEBÉ), su primera obra juvenil, que se publicó en 1966 y “ahí sigue, disponible, para quien quiera leerla ahora, casi veinte años después”.

Mallorquí explica que trabaja cada uno de sus libros “hasta el detalle”, en un proceso en el que “estoy permanentemente lleno de dudas porque éste es un oficio lento, pesado y solitario” y, aunque imaginar la historia “es muy divertido, llevarla luego al papel requiere más trabajo de lo que parece”.

Por esa razón, no le gusta escribir continuaciones a obras ya publicadas o trilogías y series de novelas y sólo recuerda un texto que le gustara cómo quedó publicado desde el primer momento: La caligrafía secreta.

Para afrontar el desafío que supone cada nuevo libro, se autoimpone una rígida disciplina diaria escribiendo “como en una oficina, de 09:30 a 13:00 y de 17:00 a 20:30 de lunes a viernes, aunque es cierto que, comparado con picar en una mina, esto es Jauja”, bromea.

La recompensa llega al contemplar la obra publicada, cuando “siento una profundísima gratificación por haber podido escribir el texto” y, sobre todo, cuando recibe los parabienes de los lectores pues “mi primer libro juvenil lo publiqué hace 20 años…, los chavales que lo leyeron entonces a los 14 tienen ahora 34 y me lo agradecen porque han seguido leyendo: es un gran regalo para ellos y para mí”, admite con satisfacción.


Por eso suele repetir la sentencia del escritor norteamericano Fredric Brown: “Odio escribir, pero adoro haber escrito”.

La obra que más satisfacciones le ha dado es “sin duda, ‘La isla de Bowen’ (EDEBÉ)” pues además de las buenas críticas y ventas importantes ha ganado varios premios, incluyendo el Nacional de Literatura Infantil y Juvenil en 2013.



“La comencé como una novela ligera, de aventuras al estilo de las de Julio Verne, sin más pretensiones…, y al final salió algo que parece mereció la pena”, recuerda antes de insistir en que el éxito no se puede planear.

Intentar escribir a priori una gran obra es a su juicio “hacer oposiciones al fracaso, con la posibilidad de acabar haciendo una solemne y pomposa basura”, advierte el autor, ya que el hecho de que un libro sea o realmente bueno “muchas veces no se sabe hasta pasados años de su publicación y ahí está, para demostrarlo, el caso de Cervantes que nunca valoró literariamente su propio ‘Don Quijote de La Mancha’, un texto ligero en su opinión.”

Otro galardón que le trae buenos recuerdos desde el punto de vista sentimental es el Premio Aznar -hoy, Premio Pablo Rido– de la Asociación Española de Fantasía, Ciencia Ficción y Terror, que recibió en 1991 por su cuento El mensaje perdido.

“No estaba dotado económicamente, pero yo acababa de dejar la publicidad y me metía de lleno en la literatura…, era mi primer relato tras diez años sin escribir y que me lo reconocieran así fue muy satisfactorio”, rememora.

Mallorquí cree que la ciencia ficción en España no ha cambiado demasiado en los últimos 20 años, “más allá de que hoy hay mucha más gente escribiendo que antes y muchos menos fanzines y revistas donde publicar, como campo de pruebas para ir creando el propio estilo”.



En ese sentido, Internet “debería haber facilitado la publicación de nuevos valores pero parece que sucediera al revés.”

Tampoco cree que haya más lectores a día de hoy “tal y como podemos entender el género nosotros” sino que abunda “el lector ocasional, de modas, como por ejemplo la mayoría de los que devoran las distopías del estilo de ‘Los juegos del hambre’ o los temas catastrofistas, que ahora se llevan mucho”.

Respecto al desembarco del libro electrónico “no sé qué sucederá a largo plazo, pero a corto e incluso a medio plazo, convivirá con el papel y sin disfrutar de especial ventaja sobre él”.

Cuando apareció el primer e-book, en EE.UU. y Japón “arrancó con mucha fuerza, pero llegó un momento en el que se estancó y hoy su crecimiento es muy lento…, en España, ni siquiera se produjo ese gran despegue, sigue siendo algo minoritario”.

Además, “los dispositivos electrónicos son caros e incómodos y las obras literarias no están físicamente diferenciadas, como sí sucede con el papel, que puedes tocar, oler, ver…, es un objeto que se disfruta como tal, aparte de su contenido”.

Como autor, lo único que lamenta hoy  es que “estoy haciendo un montón de cosas -promoción de la antología, jurado de premio literario, colaboración en una exposición sobre la obra de mi padre José Mallorquí, el creador de ‘El Coyote’, etc.- menos lo que me gustaría estar haciendo, que es escribir”.
Etiquetado con: ,

10:00

Máster de Periodismo de Agencia

BANNER_I-a-la-carta_cibertienda_300X250

BANNER_I-a-la-carta_cibertienda_300X250

CyT en 60 minutos #CyTen60min

DialogosComunicación_300x125_SmartCity

DialogosComunicación_300x125_SmartCity

verde_gif_300x90

verde_gif_300x90Blogs de ciencia y tecnología

Blogosfera de Ciencia y Tecnología

Información medioambiental
Map

Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

Login

Registro | Contraseña perdida?