Creación del primer Consejo de Administración de las minas de Almadén

En este mes se cumplen 100 años del mayor cambio organizativo producido en las minas de Almadén en época moderna.

La Ley de 23 de diciembre de 1916, sancionada por el rey Alfonso XIII, autorizaba al Ministerio de Hacienda a arrendar las operaciones de producción de las Minas de Almadén, estableciendo para ello un Consejo de Administración que se encargaría de su organización industrial y administración.

Dicho Consejo se estableció finalmente por Real Decreto de 25 de junio de 1918.

La creación de este Consejo se produce “para vencer los obstáculos legales que el sistema general de contabilidad y administración del Estado pudiera ofrecer para la acción ágil y eficaz de una empresa a la que se quiere dar más carácter industrial que burocrático”.

Continúa el texto “no puede explotarse una mina, ni organizarse como negocio industrial, al pausado compás de los normales procesos administrativos, ya que no pueden equipararse los conceptos de explotación con los de Administración, ni igualarse una empresa minera, creadora industrial de riqueza, con las operaciones de liquidación, recaudación y aplicación de los caudales públicos, según las previsiones del Presupuesto”.

El 11 de agosto de 1018 se nombra a D Pablo de Garnica y Echeverría como primer presidente del Consejo de Administración de las minas de Almadén.

Las primeras reuniones se celebran en el misterio de Hacienda, calle Alcalá nº 11, aunque enseguida se trasladan a una oficina propia en la calle Zorilla nº 27.

Por otra parte, ante la imposibilidad de arrendar a ningún empresario privado la explotación de la mina de Arrayanes en Linares (Jaén), el Real Decreto de 15 de marzo de 1921 encomienda también al Consejo su explotación y administración, pasando a denominarse Consejo de Administración de Minas de Almadén y Arrayanes. En 1925 cambia de nuevo su sede, esta vez a la calle Alcalá, 35 primera planta.

En una época en la que los viajes entre Madrid y Almadén eran largos y fatigosos se hacía necesario disponer de un edificio digno para albergar el Consejo en sus visitas a las minas.

Así, el 6 de febrero de 1928 se decide construir el edificio del Chalet del Consejo en los terrenos conocidos como Jardín del Cristo, que fueron cedidos por el ayuntamiento. Las obras terminan en 1931 dejando un espléndido edificio de 10 habitaciones con baño privado, además de salón, comedor y vivienda para el servicio en la planta inferior.

Parece que el Consejo no es aun suficientemente ágil en la toma de decisiones, y se decide dotar a las minas de mayor autonomía. La Ley de 16 de septiembre de 1932 crea el Organismo Autónomo “Consejo de Administración de Minas de Almadén y Arrayanes”, dependiente del ministerio de Hacienda.

El Consejo sigue trabajando durante la guerra Civil pero el traslado del gobierno de la República a Barcelona llevó al Consejo de Administración de Minas de Almadén a instalarse allí, en el paseo Pi y Margall, 61, 2ª Planta.

Con el final de la guerra el Consejo vuelve a Madrid, a la calle Alcalá nº 47, aunque enseguida se establece en el número 45, 5ª planta. Quizás se trate de un simple cambio de numeración en la calle. Ya en 1970 se realiza la compra de unas nuevas oficinas en el paseo de la Castellana nº 18, 5ª planta, y la sede social se traslada allí.

La Ley 38/1981, de 19 de octubre, ordena al Ministerio de Hacienda la transformación de este organismo autónomo en una Sociedad estatal de capital público: Minas de Almadén y Arrayanes S.A. El Real Decreto 535/1982, de 26 de febrero, aprueba las bases del contrato que ha de regular las relaciones entre el Estado y la nueva sociedad y el 31 de marzo de 1982 se constituye la empresa Minas de Almadén y Arrayanes S.A. El Consejo de Administración pasa a ser entonces, junto a su presidente, los órganos rectores de la sociedad.

Por último, el acuerdo del Consejo de Ministros, de fecha 25 de mayo de 2001, incorpora a la Sociedad Estatal de Participaciones Industriales (SEPI) los títulos representativos del capital de Minas de Almadén y Arrayanes, S.A. que, hasta esa fecha, pertenecían a la Dirección General del Patrimonio del Estado.

Se decide poco después vender las oficinas, y trasladar la sede a los edificios del grupo. La sede se establece en la calle Velázquez 130 bis, planta baja y poco después al número 134-Bis, 2ª planta, donde se encuentra en la actualidad.

Anteriores entradas de El forzado de Almadén

Etiquetado con:

10:00

Máster de Periodismo de Agencia

BANNER_I-a-la-carta_cibertienda_300X250

BANNER_I-a-la-carta_cibertienda_300X250

CyT en 60 minutos #CyTen60min

DialogosComunicación_300x125_SmartCity

DialogosComunicación_300x125_SmartCity

verde_gif_300x90

verde_gif_300x90Blogs de ciencia y tecnología

Blogosfera de Ciencia y Tecnología

Información medioambiental
Map

Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

Login

Registro | Contraseña perdida?