El lejano sueño marciano

Los problemas están resueltos y el hombre tiene asegurados los viajes por el espacio y su presencia en otros planetas. Ya encontró el combustible que necesita, sus naves serán reutilizables y pronto contará con lo más importante: el material humano.

Imagen del planeta rojo. ESA

El único problema es que a nosotros, quienes miramos al cielo y vemos cuán lejos está de nuestro alcance, no se nos permitirá ver realizado el sueño de la conquista espacial, la colonización de otros planetas, y –quizás- el conocimiento de otras civilizaciones cósmicas.

Vamos por partes: ante los problemas financieros de la NASA que ha perdido el liderazgo espacial, la empresa privada ha tomado la iniciativa en la preparación de las naves y participa de manera activa en el abastecimiento de la Estación Espacial Internacional.

No sólo eso. Ya ha concluido con éxito los experimentos para reutilizar los cohetes que sacan a las naves de la órbita terrestre con lo que se podrán ahorrar millones de dólares (un objetivo crucial de la empresa privada el cual nunca pareció importante para la agencia espacial estadounidense financiada por el gobierno).

El combustible

Pero, por otra parte, en su papel cada vez más disminuido, la NASA ha comenzado el reclutamiento de los aspirantes a tripular las naves espaciales que los llevarán a conocer los planetas de nuestro Sistema Solar primero, y los otros cuerpos cósmicos que pululan en nuestra Vía Láctea.

¿Y de dónde sacarán el combustible para impulsar esas naves a través de viajes que durarán muchos años aun cuando se desplacen a la velocidad de la luz?

La solución está en el isótopo radiactivo Plutonio 238 producido por científicos del Departamento de Energía del Laboratorio Nacional Oak Ridge en Tennessee, Estados Unidos el cual impulsará a las naves espaciales cuando no cuenten con la energía solar que es la base de su combustible. (Se trata del mismo isótopo que llevó a la cápsula “New Horizons” hasta Plutón el año pasado).

Según los científicos del Laboratorio Nacional Oak Ridge, el plutonio 238 produce calor al descomponerse y ese calor es convertido en electricidad por una especie de batería nuclear que tiene el largo nombre de Generador Termoeléctrico Radioisotópico Multiusos.

Además, el calor en exceso que produzca el generador impedirá que se congelen los sistemas de la nave en el gélido ambiente espacial (este subproducto es el que mantiene en actividad los sistemas del vehículo explorador “Curiosity” en Marte).

Aunque existen otros isótopos que teóricamente pueden cumplir la misma función, el plutonio 238 es ideal debido a su “especial combinación de propiedades”, según señaló al diario The Washington Post Rebecca Onuschak, directora de programa de la Oficina de Sistemas de Energía Espacial y de Defensa del Departamento de Energía.

“Es más fácil de manejar que cualquier otro tipo de isótopos. Se le puede convertir en material similar a la cerámica y su larga vida permite usarlo en misiones muy prolongadas. Además, produce mucho más calor por unidad de masa”, manifestó.

Las naves y los combustibles que las llevarán al cosmos ya están en preparación. Ahora faltan los hombres y las mujeres que las tripularán y harán realidad el sueño que abrigan no solamente Estados Unidos sino también los otros países que han entrado en la carrera espacial.

Los candidatos humanos

Ante esa necesidad, la NASA anunció a finales del año pasado que hasta febrero próximo recibirá postulaciones para integrar sus equipos de astronautas que tripularán sus nuevas naves fabricadas comerciales con lanzamientos en su centro espacial de la Florida.

Vista en perspectiva del cráter Rabe. ESA

“Este nuevo grupo de exploradores estadounidenses del espacio inspirará a las nuevas generaciones a llegar a nuevas alturas y nos ayudará a cumplir el objetivo de poner las huellas de sus botas en el Planeta Rojo”, dijo recientemente con cierto optimismo Charles Bolden, el administrador de la NASA.

En 2004 el entonces presidente George W. Bush anunció que Estados Unidos volvería a poner un hombre en la superficie lunar antes del 2015 y que los viajes a Marte comenzarían a partir del 2020. Lamentablemente el primer objetivo no se cumplió y el segundo tendrá muchas dificultades, según los expertos.

Ya estamos en el 2016 y el retorno a la Luna podría verse mucho más cerca. Pero, en realidad, es una ilusión y el retorno de los nuevos astronautas estadounidenses al cosmos, más allá de la Estación Espacial, la Luna y Marte es una meta que, objetivamente, constituye una quimera.

Los viajes a la estación son un hecho, el próximo viaje a la Luna, una posibilidad. Pero el viaje a Marte, que en principio podría comenzar en el decenio de 2030, plantea riesgos que la NASA todavía no ha resuelto, según un informe de la agencia espacial estadounidense.

Entre esos riesgos, se incluyen las alteraciones fisiológicas, el cambio de gravedad que implica un debilitamiento óseo, la alimentación inadecuada, la radiación y los mayores peligros de las enfermedades y el cáncer como efecto de esa radiación.

Según Paul Martin, inspector general de la NASA, en un informe se trata de “desafíos muy importantes” y cualquier programa que plantee un futuro cercano para estos viajes espaciales es “demasiado optimista”.

“Las misiones de larga duración probablemente expongan a las tripulaciones a riesgos de salud y de rendimiento y la NASA no cuenta con los medios de enfrentarlos de manera efectiva”, agregó.

Lo que es peor, en estos momentos, además de los desafíos tecnológicos y biológicos, la NASA enfrenta un problema todavía mayor… la falta de fondos en un presupuesto que no incluye la financiación de un viaje a Marte.

Así es que todos los que estamos en una edad avanzada debemos resignarnos a soñar con los viajes a Marte y más allá pues nuestro ciclo vital es apenas un punto en la inmensidad del Universo infinito.

Etiquetado con: , ,

10:00

BANNER_I-a-la-carta_cibertienda_300X250

BANNER_I-a-la-carta_cibertienda_300X250

CyT en 60 minutos #CyTen60min

DialogosComunicación_300x125_SmartCity

DialogosComunicación_300x125_SmartCity

verde_gif_300x90

verde_gif_300x90Blogs de ciencia y tecnología

Blogosfera de Ciencia y Tecnología

Información medioambiental
Map

Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

Login

Registro | Contraseña perdida?