Enrique Vegas: “Puedo dibujar cualquier cosa, pero me piden mis cabezones”

“Empecé imitando el Conan de John Buscema y hoy puedo dibujar cualquier cosa, pero al final lo que me piden son mis cabezones”, ha explicado a Efe el historietista Enrique Vicente Vegas que, en pocos días, publicará su nuevo y esperado trabajo, Juego de cabezones, en Dolmen Editorial.

Adaptaciones de éxito

La obra es una adaptación a su particular universo de las novelas de G.R.R. Martin Canción de hielo y fuego, que alcanzaron fama internacional gracias a su adaptación televisiva con el nombre de Juego de tronos, título de la primera de las narraciones originales.

“Tardo unos cuatro meses en completar cada tomo, pero éste en particular me ha costado un mes más”, ha reconocido Vegas, quien cree que “ha sido una locura, pero ha merecido la pena: me gusta mucho cómo ha quedado”.

Vegas ha publicado versiones de algunos de los libros, comics y películas de género fantástico de mayor éxito, como Los cabezones de las galaxias -por La guerra de las galaxias-, El cabezón de los anillos -por El Señor de los anillos– o Matris -por Matrix-, entre otros, transformando a sus protagonistas en personajes muy característicos: cabezones y rechonchos.

“Algunos lo llaman parodias, pero para mí son homenajes a obras que he disfrutado y a las que puedo aportar mi toque personal” que ha hecho su estilo fácilmente reconocible y le ha asegurado un hueco en el mercado.

Vegas ha insistido en que “es preciso estar pendiente de lo que le gusta a la gente y buscar el punto medio con lo que haces” pues “algunos que se llaman a sí mismo ‘artistas’ pretenden sacar sólo lo que a ellos les gusta, lo que está muy bien…, pero luego se quejan cuando al público no le interesa y nadie se lo compra.”

Obra personal

En ese sentido, este dibujante compatibiliza sus versiones de obras conocidas “que es lo que me da de comer” con sus propios guiones “que no funcionan igual en cuanto al público pero sí con la crítica, que suele ser muy buena”.

Entre sus propias historias cita el caso de Dulces sueños, dedicada a su hija y que convierte a la niña de un orfanato en una guerrera que lucha contra los demonios de sus pesadillas, y de Leinad, dedicada a su hijo, y ambientada en un mundo de aventuras fantásticas.

También recuerda el caso de Diarios de guerra, donde sus cabezones se enfrentan al conflicto bélico de Afganistán, porque “hay mucho más de mí en estas historias que en los comics más conocidos”.

Vegas trabaja a diario “y si me voy de viaje me llevo material para dibujar…, dibujo todo el tiempo que me deja la familia” y de hecho “mis primeros recuerdos infantiles son de estar dibujando”.

Con ‘Juego de cabezones’ en imprenta, ya ha empezado la que será su siguiente adaptación, ‘Cabezón One’ -por ‘Rogue One’-, que afronta “con entusiasmo, porque soy lo que soy gracias a la serie de películas de ‘Star Wars’…, cuando vi ‘La guerra de las galaxias’ de niño quedé tan impresionado que me dije a mí mismo que quería trabajar en este tipo de cosas.”

Formación y trabajo

En su opinión, la profesión del dibujante “no es como cualquier otra, pues todos los que nos dedicamos a esto es por vocación”.

Tras empezar con arte publicitario, entró en un estudio de animación “donde cogí el oficio, aunque a la larga los dibujos animados resultan un poco aburridos” y a partir de ahí logró interesar a los editores con sus cabezones.

“Trabajo siempre con lápiz, todo a mano, y lo único que hago en digital es aplicar colores, grises o retoques”, ha reconocido este autor que no se ve a sí mismo cambiando “a estas alturas” al dibujo digital.

Vegas estuvo en el reciente Salón del Comic de Barcelona y es un habitual también de otros como el de Madrid pues “llevo 15 años yendo a este tipo de certámenes” y ha constatado que “es muy complicado montar algo así, porque cada vez hay más gente que lee y al final, para atraer más personas, hay que disfrazarlos un poco y llenarlos de ‘youtubers’, ‘cosplayers’ y otras atractivos ajenos al tebeo propiamente dicho”.

Evolución del comic

Respecto al éxito de algunos personajes de comic fantástico en sus adaptaciones cinematográficas como en el caso del universo Marvel, “el reto es convertir los espectadores en lectores porque mucha gente conoce a los personajes en las películas y es difícil que se interesen por su versión original, que tiene mucho más recorrido y profundidad”.

En ese sentido, ha advertido de que “cambiar el color de la piel o el sexo de los personajes originales con la excusa de adaptarse a los nuevos tiempos es un error”.

“No tiene ningún sentido convertir a Nick Furia en negro o a Thor en mujer y por eso esas adaptaciones no están funcionando” en las ventas de estos personajes, que han caído progresivamente tras los cambios pues “el personaje original es el que es”.

Por ello, cree que resulta preferible crear otros nuevos “pero eso requiere innovación por parte de los autores y la asunción del riesgo por parte de las editoriales”, una combinación que no siempre es factible. EFE.
ppm

10:00

BANNER_I-a-la-carta_cibertienda_300X250

BANNER_I-a-la-carta_cibertienda_300X250

CyT en 60 minutos #CyTen60min

DialogosComunicación_300x125_SmartCity

DialogosComunicación_300x125_SmartCity

verde_gif_300x90

verde_gif_300x90Blogs de ciencia y tecnología

Blogosfera de Ciencia y Tecnología

Información medioambiental
Map

Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

Login

Registro | Contraseña perdida?