EEUU y su lucha por volver al liderazgo espacial

Fotografía facilitada por la NASA con fecha del 20 de julio de 1969 que muestra el pie del astronauta estadounidense Edwin ‘Buzz’ Aldrin y su huella en la superficie lunar.


A los empresarios de Estados Unidos se les ha puesto entre ceja y ceja la recuperación del liderazgo espacial que el país perdió hace cinco años cuando la NASA retiró los transbordadores.

Entre abril de 1981 y julio de 2011 esas naves realizaron 135 misiones y fueron cruciales en la construcción de la Estación Espacial Internacional (EEI), la mayor obra de ingeniería puesta por el hombre en la inmensidad del cosmos.

El liderazgo espacial y la crisis financiera


Pero la crisis financiera de la NASA, costos galopantes y los riesgos de cada lanzamiento decretaron el fin de esas misiones a partir de la tragedia del Columbia que terminó el 1 de febrero de 2003 con la muerte de sus siete tripulantes.
La tarea, hasta entonces íntegramente financiada por el gobierno de un país sumido en dos guerras, una crisis automotriz y otra inmobiliaria, no podía continuar.

La decisión causó desazón y los estadounidenses vieron avergonzados cómo los rusos se encargaban del avituallamiento de la estación, cobraban por transportar astronautas, mientras otros países, como China, sumaban su presencia en el espacio.

<p>Imagen de la Estación Espacial Internacional (EEI). Dominic Gorie/NASA.</p>

Imagen de la Estación Espacial Internacional (EEI). Dominic Gorie/NASA.



Fue entonces cuando intervino la empresa privada que prometió desarrollar naves que sustituirían a los transbordadores teniendo como meta principal la reducción de riesgos y costos.

La tarea, encabezada por las compañías SpaceX y Orbital ATK, no ha sido fácil y aunque han sido más los tropiezos que los avances la lucha por recuperar terreno continúa sin pausas.

Este mes, ingenieros que investigaron las explosiones que destruyeron uno de los cohetes de SpaceX en septiembre informaron de que habían descubierto el problema y que los lanzamientos se reanudarán a mediados de diciembre.

Las explosiones registradas antes del encendido de los motores destruyeron el cohete Falcon 9 y un satélite que debía ser puesto en órbita dos días después. También causaron graves daños en las instalaciones del complejo de lanzamientos de Cabo Cañaveral, en la Florida.
Según Elon Musk, principal ejecutivo de SpaceX, empresa que tiene un contrato con la NASA para poner astronautas en el espacio a partir del próximo año, se trató de un accidente sin precedente en la historia de la cohetería.

Pero de inmediato -y con el fin evidente de no causar mayores preocupaciones- aseguró a la cadena de televisión CNN que “ya hemos llegado al fondo del problema”.

Pero el accidente alteró los planes de la NASA en sus operaciones destinadas a la EEI y decidió que será Orbital ATK la que se encargue de la próxima misión a la EEI con un cohete de mayor envergadura y un aumento de la carga.

¿Peligro para los astronautas?


Paralelamente, el diario The Wall Street Journal reveló que no son menores los peligros que acechan a los futuros astronautas que viajen al espacio en naves impulsadas por los cohetes de SpaceX.

Los cohetes de esa empresa utilizan un combustible mantenido a bajísimas temperaturas el cual es cargado poco antes del despegue.

Según la empresa, los astronautas ingresarán a la nave antes de la carga del combustible y no después como ha sido hasta ahora en la historia de las naves espaciales tripuladas.

Pero la idea fue rechazada por el general de la Fuerza Aérea Thomas Stafford, presidente de un comité asesor de la NASA, quien afirmó que “es contraria a los criterios de seguridad” aplicados en la industria espacial de EEUU y de otros países.

Logo de la NASA. EFE/AARON M. SPRECHER.

Logo de la NASA. EFE/AARON M. SPRECHER.



Lejos están los ecos de aquel día de mayo de 1961 cuando el presidente John Kennedy prometió que Estados Unidos pondría un hombre en la Luna y abrió la puerta al liderazgo espacial estadounidense.

Para muchos en este país los viajes del hombre al espacio ya no son una prioridad porque hay otros objetivos más prioritarios y la intervención de la empresa privada le ha quitado el carácter romántico que supone la conquista de una nueva frontera.

Pero también son muchos los que recuerdan con nostalgia aquellos años en que su país fue el líder del espacio, el que puso un hombre en la Luna y el que encabezó la creación de la EEI.

Esa nostalgia y el entusiasmo de la empresa privada chocan de frente con la indiferencia de la población: en la reciente elección presidencial estadounidense los dos candidatos trataron todos los temas que preocupan a la población. En ninguna parte de sus discursos hubo referencia alguna a un proyecto para recuperar el liderazgo espacial.

10:00

Máster de Periodismo de Agencia

BANNER_I-a-la-carta_cibertienda_300X250

BANNER_I-a-la-carta_cibertienda_300X250

CyT en 60 minutos #CyTen60min

DialogosComunicación_300x125_SmartCity

DialogosComunicación_300x125_SmartCity

verde_gif_300x90

verde_gif_300x90Blogs de ciencia y tecnología

Blogosfera de Ciencia y Tecnología

Información medioambiental
Map

Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

Login

Registro | Contraseña perdida?