Extraterrestres: “están aquí…”

La próxima semana se cumple el aniversario del lanzamiento de la Pioneer 10, que lleva a bordo una placa con un mensaje destinado a una hipotética civilización extraterrestre, precisamente cuando en 2016 se cumple el 40 aniversario del inicio del rodaje de Encuentros en la Tercera Fase.

La sonda norteamericana, lanzada al espacio el 2 de marzo de 1972, se convirtió en el primer ingenio humano que atravesó el cinturón de asteroides y alcanzó el planeta Júpiter, su principal objetivo, y once años más tarde, también Neptuno.

Pioneer 10 suministró importantes datos científicos pero es más conocida a nivel popular por la placa de aluminio anodizado en oro que acompañaba a la nave y en la que, con el diseño del astrónomo Frank Drake y su colega y también divulgador científico Carl Sagan, fueron grabados varios dibujos e informaciones que pudieran servir como tarjeta de presentación en el caso de que acabara llegando a manos de una cultura alienígena.

La imagen más fácilmente reconocible es la de la propia sonda junto a dos figuras humanas, de hombre y mujer, para explicar las proporciones del cuerpo humano, pero también contiene un esquema del sistema solar, un haz de líneas que resume la posición de la Tierra de acuerdo a los púlsares más próximos a nuestro y el spin o momento angular intrínseco de la molécula de hidrógeno, la más corriente en el universo.

Una civilización extraterrestre avanzada tecnológicamente, tendría en ella información suficiente para buscar nuestro planeta en medio del océano cósmico una vez interceptada la Pioneer que, en la actualidad, se encuentra a más de 12.000 millones de kilómetros de la Tierra con destino hacia la estrella Aldebarán.

Misiones como ésta han alimentado el imaginario colectivo y han dado alas a uno de los temas favoritos de la Ciencia Ficción: el posible contacto con una civilización alienígena y los resultados de ello, generalmente muy negativos de acuerdo con la imaginación de los sucesivos autores que lo han empleado, tanto nacionales como internacionales.

Hay diferentes tipos de consecuencias, según la entidad extraterrestre que pudiera aparecer por nuestro planeta el día de mañana si es que (guiño/guiño a los conspiranoicos) no están ya entre nosotros…

En líneas generales, nuestro género favorito ofrece tres tipos de alienígenas:

1) El “malo” o invasor, de carácter violento, cruel e imperialista, que piensa en la Tierra como un lugar de donde extraer recursos de todo tipo o lo emplea incluso como un simple coto de caza para su entretenimiento.

Uno de los ejemplos más conocidos son los marcianos de La guerra de los mundos de H.G.Wells, publicada en 1898 por primera vez y considerada como la primera descripción conocida de una invasión alienígena.

Se trata de una de las obras más populares del género de todos los tiempos y ha dado lugar a todo tipo de adaptaciones en forma de películas, tebeos, series de televisión, videojuegos…, sin olvidar la archifamosa versión -la primera, no la única- radiofónica de Orson Welles.

El narrador de los acontecimientos es testigo, durante una visita a un observatorio astronómico, del despegue desde Marte de las naves de invasión y posteriormente en la Tierra huye del agresivo despliegue del ejército de trípodes que devastan el Reino Unido y derrotan a la humanidad, la que sólo puede salvarse gracias a sencillas bacterias, que no afectan a los seres humanos pero para las cuales los marcianos carecen de inmunidad.

‘Mars Attacks!’ de Tim Burton, inspirada en una serie de cromos del mismo nombre, ‘Campo de batalla: la Tierra’ de Roger Christian basada en el libro original de L.Ron Hubbard o ‘Independence Day’ de Roland Emmerich son algunos de los muchos títulos cinematográficos que desarrollan este tipo de extraterrestres agresivos, los más comunes en el género.

2) El “pacífico”, inocente o incomprendido, que no tiene especial interés en hacer daño al ser humano, quiere aprender de él o ayudarle y, a pesar de ello, a menudo termina perseguido y acorralado por aquéllos a quienes quiso ayudar.

Ultimátum a la Tierra, dirigida por Robert Wise en 1951 a partir de un relato de Harry Bates escrito en 1940 con el título original de Farewell to the master, es un buen ejemplo.

Cuenta la historia de un extraterrestre de aspecto humano llamado Klaatu y su robot Gort, que llegan a los Estados Unidos para advertir a la humanidad de la necesidad de detener la carrera nuclear, parar las guerras y evolucionar hacia un mundo unido y en paz so pena de su destrucción.

Esta película incluye una de las frases más famosas de la historia de la ciencia ficción: Klaatu barada nikto, la expresión que uno de los personajes debe pronunciar ante Gort y para la cual no existe una traducción específica, aunque suele relacionarse con el asesor en idioma sánscrito que aparece en los créditos del largometraje.

En este antiguo idioma, estas palabras significarían “El camino de Klaatu se ha acabado”, es decir, que ha muerto, al objeto de que el robot acudiera a ayudar y no destruyera el planeta.

‘Starman’ de John Carpenter (en el que se da la circunstancia de que el protagonista es un extraterrestre que llega a la Tierra precisamente para contactar después de que su civilización interceptara una sonda humana), ‘Mi novia es una extraterrestre’ de Richard Benjamin (también con una alienígena que vienen a la Tierra tras recibir una señal de nuestro planeta) y ‘E.T., el extraterrestre’ de Steven Spielberg son algunos ejemplos de esta segunda variante.

3) El “bueno” o colaborador, dispuesto a ayudar a los humanos y que entabla relaciones amigables.

Encuentros en la Tercera Fase de Steven Spielberg es tal vez la mejor referencia para esta categoría y la que mejor viene al caso porque su rodaje comenzó en 1976, hace ahora 40 años, aunque no fue estrenada hasta noviembre del año siguiente en los Estados Unidos.

El principal protagonista es un humilde técnico de una compañía eléctrica que, tras ver un ovni de cerca, se obsesiona con el fenómeno y termina participando en un encuentro secreto entre una civilización alienígena y el gobierno norteamericano.

El título de la película obedece a la clasificación que diseñó el astrónomo e investigador norteamericano J. Allen Hynek, que asesoró científicamente a las autoridades estadounidenses en iniciativas como el Proyecto Libro Azul, y que aparece en un breve cameo en la película.

De acuerdo con la descripción de Hynek, existen tres tipos básicos de encuentros cercanos con ovnis: la primera fase implica su avistamiento; la segunda, incluye la evidencia física como por ejemplo daños específicos en el terreno o una radiación inusual; la tercera, es el contacto con los seres que tripulan las naves, a los que llamó “entidades biológicas” por entender que no tienen por qué ser extraterrestres.

Posteriormente, sucesivos autores propusieron variantes o ampliaciones, desde las abducciones hasta las relaciones sexuales para engendrar híbridos interplanetarios, lo que ha sido explotado en argumentos de género en los últimos años.

‘Cocoon’ de Ron Howard, ‘The Abyss’ de James Cameron o ‘Contact’ de Robert Zemeckis exploran esta categoría de contactos interestelares.

En julio de 2015, el físico británico Stephen Hawking planteó un proyecto específico, considerado como la investigación científica más grande que se ha emprendido nunca en busca de signos de inteligencia más allá de la Tierra para tratar de responder a la pregunta de si existe vida en otros puntos del espacio, a través de la londinense Royal Society.

Según sus propias palabras, “no existe una pregunta más grande, es tiempo de comprometerse a hallar la respuesta y buscar la vida más allá de la Tierra” porque, por el hecho de estar vivos y ser inteligentes “tenemos que saber”.

Sin embargo, el propio Hawking había advertido cinco años antes de que los extraterrestres “casi seguramente existen”, en cuyo caso, era preferible evitar mantener el contacto con ellos porque podrían “hacer una incursión en la Tierra para proveerse de recursos y luego marcharse” o bien “colonizar nuestro planeta con un resultado similar a cuando Cristóbal Colón llegó a América”.

De momento, y a no ser que alguien desvele públicamente alguna sensacional noticia en sentido contrario, tendremos que contentarnos con seguir mirando hacia las estrellas. Y esperar.

10:00

BANNER_I-a-la-carta_cibertienda_300X250

BANNER_I-a-la-carta_cibertienda_300X250

CyT en 60 minutos #CyTen60min

DialogosComunicación_300x125_SmartCity

DialogosComunicación_300x125_SmartCity

verde_gif_300x90

verde_gif_300x90Blogs de ciencia y tecnología

Blogosfera de Ciencia y Tecnología

Información medioambiental
Map

Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

Login

Registro | Contraseña perdida?