Francisco Arellano, el “decano” de los editores frikis

La televisión “mata la imaginación y la inteligencia” y desanima a los lectores, que conocen a “autores de moda en el género fantástico como GRR Martin o Brandon Sanderson pero no a clásicos como Michael Moorcock o Fritz Leiber”, ha lamentado en entrevista a Efe Francisco Arellano, el “decano” de los editores frikis.

Con ese título le bautizó su colega Alejo Cuervo, responsable de Ediciones Gigamesh -la encargada de publicar en España las novelas de la saga Canción de hielo y fuego, en la que está basada la popular serie televisiva Juego de tronos-, para reconocer su trayectoria pues Arellano lleva publicando obras de género en España desde 1976.

Una larga trayectoria


“Cuando empezamos, teníamos tiradas de entre 4.000 y 5.000 ejemplares y una edición normal la vendías en dos años”, recuerda, “y ahora no lanzas ni la mitad y resulta difícil agotar la edición”.

Paradójicamente, hoy es más fácil y rápido lanzar un libro gracias a los adelantos tecnológicos, pero también es más difícil venderlo debido a la falta de lectores, “abducidos por una programación televisiva donde no hay nada que potencie la imaginación” y en la que “según la cadena que veas, adquieres una visión parcial y deformada de la realidad, en un sentido u otro”.

Ni siquiera el éxito de películas y series televisivas de fantasía garantiza el surgimiento de nuevos lectores ya que “ese público quiere ver explosiones, efectos especiales, caballeros y dragones” y le interesa más el ‘merchandising’ que la reflexión propia de la literatura de ideas que ha caracterizado tradicionalmente al género especulativo.



Arellano apunta que los gustos actuales “no tienen nada que ver con la época en la que comenzamos a editar” porque hoy día “prima la fantasía de relumbrón y un terror de andar por casa” y “hasta los ‘bestseller’ son de peor calidad que en los años 70”.

No oculta tampoco cierta decepción por la actitud de algunos escritores contemporáneos que “escriben bien pero tienden al endiosamiento sin motivo…, les oyes hablar y parece que hayan inventado la manteca”.

Todo ello configura un panorama general “cutrecillo” en el que “hemos perdido capacidad de crítica y abstracción y, a menudo, ya no sabemos ni sacar la moraleja” de una historia.

Un solo criterio


Acompañado por su inseparable Amparo Nieto, este editor lanzó su último proyecto hasta ahora, La biblioteca del laberinto, en 2004 para publicar “lo que nos gusta…, ése es nuestro único criterio…, no hacemos caso a tendencias, modas ni subgéneros, aunque somos respetuosos con todos nuestros autores, vivos o muertos”.

Y es que su catálogo contiene ficción fantástica muy diversa, partiendo de los primeros autores que, entre finales del XIX y principios del XX, comenzaron a escribir ciencia ficción en español: Nilo María Fabra, Agustín de Foxá, José María Salaverría o Emilio Carrere, entre otros, que compartían su doble filiación como periodistas y escritores.

También ha tirado diversas antologías con relatos traducidos de algunas de las colecciones históricas de la Ciencia Ficción norteamericana como la famosa Amazing Stories de Hugo Gernsback, el escritor y editor que dio nombre a los prestigiosos Premios Hugo del género en Estados Unidos.

Casi 18.000 libros


“Tengo en mi casa entre 17.000 y 18.000 libros y unos 3.000 fanzines, sólo de Ciencia Ficción”, ha reconocido Arellano, quien afirma poseer “el 70 % de todo lo publicado desde los años 30 del siglo XX hasta 1985”.

De este material se nutren muchas de sus publicaciones y con él ha aprendido que “en contra de los prejuicios que algunos editores tienen contra los cuentos, es preciso reconocer que este género no se puede entender sin ellos”.



Arellano afirma no tener ningún texto favorito porque “en todos mis libros ponemos el mismo cariño” pero reconoce que “donde mejor me lo paso es con la colección ‘Delirio’ y con la serie sobre narraciones recogidas en antiguas revistas de género”.

Delirio es, también, el nombre de la revista semestral que publica desde 2007 y que este año alcanza la veintena de números, siguiendo la estela de su predecesora, Marginalia, que apareció en 1981.

La biblioteca del laberinto presenta “en torno a una docena de títulos cada año” y para los próximos meses anuncia, entre diversas novedades, una antología de David Brin, otra de Jerome Bixby y un volumen conmemorativo de los 80 años de la muerte de H.P. Lovecraft que incluye varios ensayos, homenajes y una colección de cartas entre otros ingredientes sobre el maestro de Providence.

 

verde_gif_300x90

verde_gif_300x90 Máster de Periodismo de Agencia

BANNER_I-a-la-carta_cibertienda_300X250

BANNER_I-a-la-carta_cibertienda_300X250

DialogosComunicación_300x125_SmartCity

DialogosComunicación_300x125_SmartCityBlogs de ciencia y tecnología

Blogosfera de Ciencia y Tecnología

Información medioambiental
Map

Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

Login

Registro | Contraseña perdida?