Javier Jiménez Barco, el “pulp power”

“Hasta que algo no está impreso en papel no se respeta, mucha gente cree que lo que hay en Internet es gratis y ni siquiera acredita el esfuerzo ajeno”, ha denunciado a Efe Javier Jiménez Barco, director de la revista Barsoom, que este mes alcanza el volumen número 30, y de la editorial homónima.

“Pulp power”

En los comienzos de Internet “existía un fin colaborativo, una intención de preservar publicaciones antiguas en poder de particulares subiéndolas a la red por temor a que se perdieran definitivamente”, ha explicado, mientras que la situación actual es diferente porque “publicas un libro y pocos días después te lo encuentras escaneado y a libre disposición” con el daño que eso produce sobre todo a las pequeñas editoriales.

Este “pirateo desbordante, que busca no pagar el trabajo de los demás o, peor, hacer dinero con el sacrificio de otros” ha incrementado el escepticismo de Jiménez Barco respecto a la publicación digital, que “en su día se presentó como una revolución que iba a cambiar tantas cosas pero luego se ha desinflado mucho”.

El impulsor de Barsoom (así llamada en honor al Marte descrito por Edgar Rice Burroughs en sus novelas de John Carter) se declara “partidario a muerte del papel” ya que el libro impreso “tiene un punto fetichista” y un valor como objeto material en sí, más allá de su contenido, que le confiere solidez frente a los archivos digitales.

El proyecto de la revista, cuenta, comenzó hace más de diez años, en las Navidades de 2006, y fue la cristalización del trabajo previo desarrollado por un creciente grupo de aficionados a la literatura pulp o popular, que empezó a relacionarse a través de los primeros foros frikis de Internet.

“Traduje material inédito y sin filtrar, y lo mismo hicieron otras personas, y luego nos encontramos con que una editorial cogió nuestros textos de la red y los publicó firmados por otra persona”, uno de los motivos más importantes por los cuales al final “decidimos poner en marcha la revista, que desde el principio aunó los distintos géneros pulp”.

El número 30, que “está ya entregado a imprenta y saldrá en dos o tres semanas”, incluye un amplio abanico de textos en sus cuatro secciones: zona criminal, zona aventura, zona weird y zona Antares.

La apuesta del diamante, un inédito de Dashiell Hammet; el final de la adaptación al comic de La máscara de Fu Manchú de Wally Wood; Dirá la crónica, un relato de José Miguel Pallarés; varios cuentos de Clark Asthon Smith o un portfolio con los cromos de Mars Attack son algunos de sus contenidos.

En un comienzo, ‘Barsoom’ se configuró como una mera afición, paralela a las actividades laborales de Jiménez Barco pero “hace tres años cerraron el estudio de arquitectura en el que trabajaba por fallecimiento del dueño y decidí dedicarme a fondo” a la revista y la editorial, que cuenta con cuatro colecciones pese a su reducido tamaño como empresa.

Tiradas pequeñas

Sus tiradas son pequeñas porque “desde el principio editamos sobre seguro, de manera muy cauta porque no nos podemos permitir arriesgar demasiado: si el libro funciona siempre hay ocasión de editar más ejemplares”.

Algunos de sus títulos han obtenido una buena respuesta del público, como El último rey de los pictos, de Robert E. Howard, que recoge la saga completa de relatos dedicada a Bran Mak Morn y cuya primera edición “se agotó en muy pocos días”.

Howard “es venta asegura, siempre tiene una buena acogida entre el fandom, pero no podemos sacar libros como churros, preparamos con mucho detalle cada uno de ellos” y en este caso concreto la maquetación resultó “una pesadilla” debido a las numerosas ilustraciones originales que contiene.

Jiménez Barco dice estar “sorprendido por la cantidad de editoriales que están apareciendo ahora sin un nicho claro de lectores y sin plantearse demasiado lo que van a hacer, un poco al albur de las modas” pues si algo afirma haber aprendido en el mundo de la edición es que “tienes que tener muy claro lo que quieres hacer, saber cómo hacerlo y contar con un mínimo apoyo de los lectores para poder sobrevivir”.

Entre sus futuros proyectos de edición figura el segundo tomo de las aventuras de Jules de Grandin, definido a menudo como “un Hércules Poirot de lo paranormal”, de Seabury Quinn y cuyo primer tomo, ‘El horror de los páramos’, fue publicado hace año y medio.

“Publicaré el segundo más o menos para Semana Santa” pues la idea es lanzar un tomo al año hasta que estén disponibles todas sus aventuras por estricto orden de aparición e incluyendo las ilustraciones originales en caso de disponibilidad.

Otra de sus iniciativas es Costas de Carcosa, “que llevo a medias con los chicos de Pulpture Ediciones para presentar los mejores clásicos del pulp, literatura de género y novela popular en formato bolsillo”.

ppm

Etiquetado con:

10:00

BANNER_I-a-la-carta_cibertienda_300X250

BANNER_I-a-la-carta_cibertienda_300X250

CyT en 60 minutos #CyTen60min

DialogosComunicación_300x125_SmartCity

DialogosComunicación_300x125_SmartCity

verde_gif_300x90

verde_gif_300x90Blogs de ciencia y tecnología

Blogosfera de Ciencia y Tecnología

Información medioambiental
Map

Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

Login

Registro | Contraseña perdida?