José Antonio Cotrina: “Toda mi obra se puede resumir en mundos dentro de otros mundos”

“Me encantan los escenarios maravillosos, imaginarios…, toda mi obra se puede resumir en mundos dentro de otros mundos”, ha asegurado a Efe José Antonio Cotrina, que acaba de publicar mano a mano con Víctor Conde su nueva novela, Las puertas del infinito (Fantascy).

Es la segunda vez que escribe una obra con otro autor y no será la última porque “ahora estoy con Gabriela Campbell, con la cual ya publiqué ‘El fin de los sueños’ (Plataforma Neo) pues “me interesa conocer el proceso creativo ajeno”.

En el caso de su último trabajo, “Víctor y yo nos conocemos desde hace tiempo y nos interesan cosas parecidas”, por lo que no es extraño que este proyecto surgiera “cuando coincidimos en la Feria del Libro de Madrid en 2011 y tuvimos una tormenta de ideas abrumadora…, en muy poco tiempo vimos la idea clara y estructurada por lo que su escritura ha sido sencilla”.

Las puertas del infinito es una historia con dos tramas paralelas en la que Conde habla sobre los aperimantes, magos que abren puertas que conducen a otros mundos en el Londres del siglo XIX, mientras Cotrina desarrolla un universo “que se encuentra a las puertas del apocalipsis, donde las realidades se derrumban unas sobre otras y puede pasar de todo”.

El autor siempre ha reconocido su fascinación por lo secreto y lo misterioso “que se esconde detrás de la realidad aparente”, motivo por el que “doy muchas vueltas a la cabeza para trabajar escenarios y personajes, que en mi caso son tan importantes como la trama”.



Este diseño previo a la escritura “es complicado pero me divierte mucho” aunque “el verdadero trabajo comienza cuando intentas verter todo lo que tienes en tu mente para plasmarlo sobre el papel”.

Ello le lleva a corregir y repasar constantemente sus textos, “a veces, de manera enfermiza”, y, en lugar de escribir sucesivos borradores como muchos otros autores, “avanzar lentamente, esculpiendo casi cada párrafo, de manera que cuando logro terminar el libro, quedan pocas correcciones reales”.

Por ello, confiesa que “yo ahora mismo ya no sabría volver a escribir a máquina, no podría…, necesito un procesador de textos” para recrear las historias de su imaginación.

Cotrina afirma que “antes era bastante anárquico escribiendo pero ahora intento mantener una rutina de trabajo” con horarios determinados, lo cual le ha permitido “ganar en productividad” si bien “me cuesta quitarme el chip de escritor en mi vida diaria y, como la cabeza va sola, en ocasiones me pongo a escribir sea la hora que sea”.

Licenciado en Publicidad y Relaciones Públicas, el trabajo como escritor es “ahora mismo, mi labor principal, aunque vivir de esto es complicado”.

Su primera novela, Las fuentes perdidas (La factoría de ideas) mostró a sus lectores su gusto por la hibridación de géneros porque “me gusta mucho la ciencia ficción, el terror, la fantasía…, y me gusta mucho más cuando aparece todo eso junto”.



En ese sentido, uno de sus autores favoritos es el británico Clive Barker, cuyo descubrimiento “para mí fue un shock porque cuando leí su ‘Sortilegio’ pensé de inmediato que quería hacer algo como lo que hacía él…, se convirtió en mi faro, aunque un faro oscuro por el tipo de narraciones que escribe”.


En los últimos años, Cotrina ha publicado sucesivas novelas en el ámbito del género juvenil, incluyendo su exitosa trilogía del Ciclo de la luna roja (Hidra) porque “este mercado funciona bastante bien, mejor que el de fantástico para adultos, pero no lo veo como un refugio para autores de ciencia ficción sino más bien como una salida natural para su talento”.

Premiado en sucesivas ocasiones, recuerda “con mucho cariño mi primer premio Alberto Magno que, la verdad,no lo esperaba…, estaba duchándome cuando me llamaron y me puse a dar saltos de alegría, desnudo por toda la casa”.

Una de sus últimas colaboraciones más allá de la ficción es el artículo para el volumen Yo soy más de series (Esdrújula), coordinado por Fernando Ángel Moreno, en el que varias decenas de autores incluyeron sus reflexiones sobre las series de televisión más importantes de los últimos años.

“Escribí sobre ‘Doctor Who’ porque siempre me gustó mucho su sentido de la maravilla, aunque tiene capítulos y capítulos”, reconoce.

Vitoriano de nacimiento, sigue residiendo en la capital vasca donde puede “pasear para pensar con tranquilidad porque nunca ha habido mucho movimiento por aquí y, ahora que vivimos en una era global, da un poco igual donde uno escriba porque pueden publicarle en la otra parte del mundo”.



Lo sabe bien porque le han publicado en varios idiomas, incluyendo el polaco, el checo y el chino.

“Es una experiencia rara ver un libro tuyo traducido al chino, sin poder reconocer ni tu nombre, ni saber lo que está ahí escrito ante tus ojos”, reconoce, aunque después de todo no debe ser una experiencia desconocida para alguien acostumbrado a crear sucesivas dimensiones alternativas…
Etiquetado con:

10:00

Máster de Periodismo de Agencia

BANNER_I-a-la-carta_cibertienda_300X250

BANNER_I-a-la-carta_cibertienda_300X250

CyT en 60 minutos #CyTen60min

DialogosComunicación_300x125_SmartCity

DialogosComunicación_300x125_SmartCity

verde_gif_300x90

verde_gif_300x90Blogs de ciencia y tecnología

Blogosfera de Ciencia y Tecnología

Información medioambiental
Map

Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

Login

Registro | Contraseña perdida?