La contradicción sexual en Estados Unidos

Los estadounidenses aceptan la homosexualidad y participan en número cada vez mayor en ese tipo de relaciones, según un estudio realizado por tres universidades del país.

Contradicción sexual

Suena bonito y progresista si no fuera porque los ataques de carácter sexual siguen aumentando, en especial contra la comunidad homosexual, especialmente en las universidades del país donde, se supone, que conviven los sectores más progresistas.

¡Qué mejor prueba de esta contradicción que el ataque perpetrado por un hombre que odiaba a los homosexuales y que se saldó con la muerte de 50 personas en un lugar de reunión de lesbianas, bisexuales, gais y transexuales de la turística ciudad de Orlando, en el estado de la Florida!

Para peor, el hombre que pereció en el incidente era un musulmán que, al parecer, actuaba bajo los dictados del Estado Islámico.

Según la investigación realizada por sociólogos de la Universidad Florida Atlantic, la estatal de San Diego (California) y la Universidad Widener, el cambio hacia una mayor aceptación de los homosexuales y sus relaciones se ha registrado desde 1972.

La simple tolerancia en EE.UU

La investigación incluyó consultas a 33.728 personas cuyas respuestas revelaron que desde ese año hasta 2014 se cuadruplicaron las experiencias homosexuales admitidas y que su aceptación se duplicó.

Esto sugiere que el cambio cultural de las últimas décadas se extiende más allá de la simple tolerancia hacia los gais, las lesbianas o los individuales bisexuales para incluir la aceptación de sus relaciones.

Los estadounidenses han experimentado un cambio fundamental hacia la aceptación del comportamiento homosexual así como una mayor disposición a participar en esa homosexualidad”, indica el informe sobre el estudio publicado por la revista Archives of Sexual Behavior.

Nadie lo hubiese creído hasta hace algunos años: los estadounidenses que se sonrojan ante un desnudo ya no miran con malos ojos la relación entre personas del mismo sexo. Más aún, se muestran más dispuestos a participar en ellas.

EFE/Cézaro De Luca

EFE/Cézaro De Luca

Como pruebas el estudio indicó que el número de hombres que tuvieron relaciones con al menos otro hombre aumentó de 4,5 por ciento a 8,2 por ciento. Por otra parte, el de mujeres que tuvieron relaciones con alguien de su mismo género creció de 3,6 por ciento a 8,7.

Además, el número de adultos que admitió haber tenido relaciones bisexuales aumentó de 3,1 a 7,7 por ciento.

Otro dato interesante del estudio revela que los estadounidenses que han crecido en el nuevo milenio tienen una actitud sexual mucho más liberal. Entre ellos un 7,5 por ciento de los hombres admitió haber tenido una experiencia homosexual. Ese porcentaje aumentó a 12,2 por ciento entre las mujeres.

Para enfatizar aún más el cambio de actitud estadounidense frente al homosexualismo, el estudio informó de que entre 1973 y 1990 no hubo un cambio considerable entre los que pensaban que “las relaciones sexuales entre dos adultos del mismo sexo fueran algo pecaminoso”. De 11 por ciento subió solo a 13 por ciento.

Sin embargo, desde 1990 se advirtió un aumento sostenido y la tolerancia llegó a un 49 por ciento en 2014. Más aún, entre aquellos de entre 18 y 29 años de edad, la aceptación subió de 15 por ciento en 1990 a un 63 por ciento en 2014.

Sería fácil asegurar que los estadounidenses se han librado de sus ataduras morales, pero esto no es así pues no se han reducido los ataques contra los homosexuales en todo el país y muchos ni siquiera se denuncian.

Ataques contra la comunidad homosexual

Lejos de eso han aumentado a través de una persecución individual o los perpetrados contra sus grupos, especialmente en las universidades, según un estudio publicado por la revista Violence and Gender.

La investigación realizada por sociólogos de la Universidad de Nueva York indica que casi dos de cada cinco estudiantes homosexuales o bisexuales sufrieron un ataque durante un período de cuatro años en la universidad.

Jessie Ford y José Soto Márquez, autores del estudio, manifestaron que los ataques se centraron principalmente sobre quienes participaban en centros de estudios universitarios (fraternidades).

El ataque sexual es un crimen que casi no se denuncia y esto ocurre también en los predios universitarios”, afirma Mary Ellen O’Toole, editora de la revista y directora del programa de ciencias forenses de la Universidad George Mason, en Virginia.

Es difícil que un estudiante denuncie un ataque sexual porque tiene miedo o vergüenza. Pero es aún peor para mujeres y hombres homosexuales o bisexuales. No importa cuál sea el género o la orientación sexual de la víctima. Nadie está inmune ante este terrible crimen”, agrega.

En resumen: los estadounidenses son cada vez liberales respecto a la homosexualidad. Pero no caben dudas de que el rechazo a quienes tienen una orientación sexual diferente es todavía muy profundo.

Etiquetado con: ,

10:00

BANNER_I-a-la-carta_cibertienda_300X250

BANNER_I-a-la-carta_cibertienda_300X250

CyT en 60 minutos #CyTen60min

DialogosComunicación_300x125_SmartCity

DialogosComunicación_300x125_SmartCity

verde_gif_300x90

verde_gif_300x90Blogs de ciencia y tecnología

Blogosfera de Ciencia y Tecnología

Información medioambiental
Map

Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

Login

Registro | Contraseña perdida?