La Luna es 100 millones de años más joven de lo que se creía


El análisis de los meteorites procedentes de Vesta sirven para fijar con bastante exactitud los inicios del Sistema Solar hace 4565 millones de años, unos 100 millones de años antes de que se formara la Luna.


 

Un reciente estudio le ha quitado unos cuantos años a nuestro satélite, concretamente la nada despreciable cifra de 100 millones de años. Hasta ahora se pensaba que la Luna se creó cuando un planeta misterioso –que tenía más o menos el tamaño de Marte- se estrelló contra la Tierra hace unos 4560 millones años, justo tras la formación del sistema solar. Pero los nuevos análisis de las rocas lunares sugieren que la Luna “sólo” tiene entre 4400 millones y 4450 millones de años.

Este hallazgo podría cambiar la forma en la que los científicos han comprendido hasta ahora la Tierra primitiva así como su satélite natural. “Hay varias implicaciones importantes de esta nueva datación más tardía de la formación de la Luna que aún no se han resuelto”, comenta Richard Carlson, uno de los autores del estudio y miembro del Instituto Carnegie para la Ciencia de Washington. “Por ejemplo, si la Tierra ya existía bastante antes del impacto, sería el propio impacto el detonante de la creación de la atmósfera primordial que se formó en esta primera época de la historia de la Tierra? ” se pregunta Carlson, que acaba de presentar su estudio “El origen de la Luna” en Londres ante la Royal Society.

Los científicos conocen bastante bien la edad del sistema solar, que sitúan en 4568 millones años. Y también pueden precisar con exactitud los tiempos de formación de cuerpos relativamente pequeños, tales como los asteroides, porque son capaces de datar cuándo estos cuerpos se sometieron a un intenso calor, generado por la colisión con otros cuerpos celestes. Por ejemplo, el análisis de los meteoritos que procedían del asteroide Vesta, y finalmente cayeron sobre la Tierra, revela que esta roca espacial de 530 kilómetros de ancho tiene una edad de 4565 millones de años. Vesta se está enfriando con relativa rapidez, y es demasiado pequeña para haber conservado suficiente calor interno para fundir aún más los meteoritos que cayeron a la Tierra, explica el propio Carlson.

 


La Luna, de la que se dice que es mentirosa, nos ha estado engañando acerca de su edad. Es 100 millones de años más joven de lo que se creía.


“Pero es más difícil de concretar la edad de los cuerpos más grandes del sistema solar”, comenta Carlson, quien añade que “cuando nos hacemos esta misma pregunta sobre la Tierra o la Luna no obtenemos una respuesta muy precisa. La Tierra probablemente tardó más tiempo en crecer y alcanzar su tamaño completo en comparación con un pequeño asteroide como Vesta, y cada paso en su crecimiento tiende a eliminar, o al menos emborronar, el recuerdo de los acontecimientos anteriores”.

Los científicos consiguen estimaciones cada vez mejores a medida que perfeccionan sus técnicas y mejora la tecnología. Y esas estimaciones están presionando la fecha de formación de la Luna más hacia adelante en el tiempo. Se cree que la Luna albergaba un océano global de roca fundida poco después de su dramática formación y, actualmente, el análisis más preciso de las rocas lunares que surgieron de este océano lo fijan en un lugar en el tiempo hace 4.360 millones de años.

Y aquí, en la Tierra, los científicos han encontrado indicios en varios lugares de un gran evento de fusión que se produjo hace unos 4450 millones años. Por lo tanto, hay evidencias de que la Luna se formó unos 100 millones de años después de que lo hiciera la Tierra.

 

 

verde_gif_300x90

verde_gif_300x90 Máster de Periodismo de Agencia

BANNER_I-a-la-carta_cibertienda_300X250

BANNER_I-a-la-carta_cibertienda_300X250

DialogosComunicación_300x125_SmartCity

DialogosComunicación_300x125_SmartCityBlogs de ciencia y tecnología

Blogosfera de Ciencia y Tecnología

Información medioambiental
Map

Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

Login

Registro | Contraseña perdida?