Las minas de Almadén 1 (Continuación)

La explotación de las minas continua en época visigoda, como lo atestigua la exportación de mineral a Roma, Cartago y Egipto que relata San Agustín (siglos IV-V D.C.) y en San Isidoro de Sevilla que, en el siglo VII explica en sus Etimologías (Libro XVI) cómo se obtenía el mercurio a partir de su mineral. Pero es durante la dominación musulmana, entre los siglos VIII y XII- XIII, cuando vuelve a resurgir la explotación de las minas. El nombre del pueblo y de las minas procede de esta época, de la fortaleza que construyen, Hins al-ma-den (Fuerte de la mina), sus restos aún se conservan. Todo parece indicar que el pueblo de Almadén se crea en aquella época como la agrupación de las viviendas construidas en las inmediaciones de las minas. La presencia árabe se ve confirmada también por el hallazgo de monedas y objetos diversos en la zona. Administrativamente dependía de la Cora de Fahs al-Ballut (valle de las bellotas) formado por los valles de la Serena, Pedroches y parte del de Alcudia.

Minas de Almadén

Existen varias referencias como la escrita en el siglo X por Al-Razi (Rasis), en el códice conocido como el Anónimo de París, estudiado en las Memorias de la Academia de la Historia, tomo VIII de 1852: “…Parte en término de Alleris (Llerena) con el llano de las bellotas ó encinas… Et en su término yace el venero de que se sacan el Azogue et de allí lo llevan a todas las partes del mundo,… et sacan y mucho bermellón et muy bueno”. O la de Ibu Fadi Allak´O mari, autor árabe del siglo XIV que en su enciclopedia titulada Mesalik el Abçat: “En el castillo de Oba, a una jornada al norte de Córdoba hay una mina de la que se extrae azogue y cinabrio que son exportados al mundo entero”. Da ciertos detalles de su explotación, como que trabajan en ella mil obreros en la extracción de mineral y en la fabricación de vasijas donde se fundía y sublimaba el mercurio, y que tenía una profundidad de 150 metros, datos que parecen un tanto exagerados. También se refiere a las minas de Almadén el autor francés Pagnan en 1924 dentro de su traducción del texto de Abou Hamid Andalosi, capítulo VII: “… En el Djebel y Beranis, situados en España, hay una mina de mercurio y de fósforo rojo y amarillo que se explota a todos los sitios. También se encuentra una mina de minio, que se conoce en el mundo habitado…”.

Los árabes, además de utilizar el mercurio en prácticas de alquimia y preparados medicinales, le daban un gran valor como ornamento, no en vano era un elemento muy poco común. Existen referencias sobre su presencia en una fuente instalada en el palacio de Medina Azahara (siglo X), que se encontraba situado a unos 130 km al sur de Córdoba. Un texto original de al-Zuhrî (siglos VI/XII) en su Kitâb al-Ya’rafiyya describe así el salón oriental o rico del palacio: “…En el centro tenía un estanque lleno de mercurio… cuando al-Nâsir quería asustar a los presentes o recibía la visita de algún embajador, hacía un gesto a sus esclavos y éstos removían ese mercurio, con lo que el salón se llenaba de sobrecogedores fulgores semejantes al resplandor del rayo, creando a los que allí se hallaban la impresión de que el salón giraba en el aire mientras el mercurio seguía en movimiento… Ningún otro soberano, ni entre los infieles ni en el Islam, había construido antes nada parecido, pero a él le fue posible hacerlo por la abundancia de mercurio que allí tenían”. Es posible que nos encontremos ante otro relato fabuloso o legendario, producto de la imaginación desbordante del escritor y que se trate de la magnificación de algún pequeño artificio de mercurio que se encontrase en algún salón del palacio.

(Continuará)

Anteriores entradas de El forzado de Almadén

Etiquetado con:

10:00

BANNER_I-a-la-carta_cibertienda_300X250

BANNER_I-a-la-carta_cibertienda_300X250

CyT en 60 minutos #CyTen60min

DialogosComunicación_300x125_SmartCity

DialogosComunicación_300x125_SmartCity

verde_gif_300x90

verde_gif_300x90Blogs de ciencia y tecnología

Blogosfera de Ciencia y Tecnología

Información medioambiental
Map

Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

Login

Registro | Contraseña perdida?