Monumento dedicado a los mineros

Todo pueblo minero que se precie tiene un monumento dedicado a los mineros, y Almadén no podía ser la excepción. Los mineros han sido los verdaderos protagonistas de la historia de Almadén, desde sus orígenes hasta ahora, cuando sigue siendo conociendo por su historia y su patrimonio minero.

Iniciativa


Eran los años 90 cuando nace la idea de construir un monumento dedicado a los trabajadores de las minas. La iniciativa se canaliza a través de una comisión formada por 17 miembros. Esta comisión es la encargada de organizar un concurso para el diseño del monumento, al que se presentan 7 propuestas. Los bocetos presentados, protegidos por el anonimato, se exponen al pueblo, y se instala una urna para que todo el mundo pudiera expresar su opinión.

El proyecto ganador es el de Leo Gallardo Blanco, natural de Almadén, quien cifra en 15 millones de pesetas el coste da la escultura. A pesar de tratarse de una cantidad importante, el trabajo de la comisión y el apoyo de todo el pueblo logran recaudar 4,3 millones a través de donaciones y rifas. Minas de Almadén aporta 4 millones, la Junta de Castilla La Mancha otros 4, la Diputación Provincial de Ciudad Real 2 millones y Telefónica el resto.

El lugar elegido es la plaza de Waldo Ferrer, muy próximo a la plaza de toros. Sin duda la mejor ubicación posible en Almadén.

minero

Monumento


El conjunto escultórico está formado por cinco colosales mineros de color dorado, fabricados en hormigón armado con terminación de resina poliéster amalgamada con limaduras de bronce. Están provistos de cascos y lámparas de mina, y forman una típica escena minera.


Tres mineros están delante, el del centro perforando un enorme bloque de cinabrio y los otros dos le ayudan. El de la derecha se encuentra portando una concha, herramienta típica de Almadén usada para cargar el mineral en vagonetas. Los dos de atrás son muy musculosos, aparecen desnudos, emergiendo de la tierra y empujando la vagoneta llena de cinabrio que ocupa la parte central de la escultura.



Inauguración


El monumento al minero de Almadén se inauguró la noche del 7 de septiembre de 1996, víspera de la festividad de la Virgen de Mina.


Se invitó al acto al entonces príncipe de Asturias, Felipe de Borbón, quien no pudo asistir.


No obstante, unos meses después, en mayo de 1997, recibió en el Palacio de La Zarzuela a la comisión encabezada por su presidente, Gabriel Vigara, quien le hizo entrega de una reproducción en miniatura de la escultura, idéntica a la que se encuentra actualmente en el Centro de Visitantes del Parque Minero de Almadén.


Anteriores entradas de El forzado de Almadén

10:00

Máster de Periodismo de Agencia

BANNER_I-a-la-carta_cibertienda_300X250

BANNER_I-a-la-carta_cibertienda_300X250

CyT en 60 minutos #CyTen60min

DialogosComunicación_300x125_SmartCity

DialogosComunicación_300x125_SmartCity

verde_gif_300x90

verde_gif_300x90Blogs de ciencia y tecnología

Blogosfera de Ciencia y Tecnología

Información medioambiental
Map

Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

Login

Registro | Contraseña perdida?