Víctor Blanco: “el micromecenazgo es una buena herramienta para el género”

“El micromecenazgo es una buena herramienta para el género, una oportunidad para construirte una guarida como autor”, ha asegurado a Efe Víctor Blanco, escritor, editor de Ronin Literario y nuevo director de Miralejos, la nueva colección de fantástico de Libros.com, plataforma de crowdfunding.


Este tipo de financiación “es una buena prueba de fuego para tus lectores, porque planteas la idea y el libro sólo sale adelante si tiene los apoyos suficientes”, explica Blanco aunque advierte de que “no quiero engañar a nadie, no es un sistema que funcione con todo el mundo”.



Victor Blanco


Por ello insiste a los aspirantes a recibir el apoyo del público en que “antes de pedir, hay que dar…, uno debe preguntarse qué puede hacer por la comunidad fantástica antes de exigir retornos” y en ese sentido recomienda abrir una cuenta en redes sociales, escribir un blog, hacer reseñas de libros ajenos y otro tipo de actividades que permitan crear una red previa de contactos.


Después de eso, no sólo hay que practicar la autocrítica constante para poder presentar trabajos de calidad sino pensar en la mejor manera de promocionarlos porque “no basta con tener la mejor idea del mundo si no sabes venderla” y “en España, tenemos que hacerlo el doble de bien para ganar el respeto que, sin embargo, muchos lectores regalan sin más a los escritores extranjeros, aunque algunos no lo merezcan realmente”.




Blanco cree que la mayor consideración hacia los autores de otros países “tiene que ver con la psique nacional…, por alguna razón, en España siempre nos ha gustado más lo que hacen los de fuera y creo que hay que cambiar eso” como ha sucedido con otros géneros literarios donde los escritores celtibéricos han conseguido hacerse un hueco importante.



“De hecho, ya estamos cambiando un poco el panorama, aunque nos va a costar, porque necesitamos que tanto la industria editorial como los lectores apuesten más por nosotros” y ello sólo será posible si hay “una labor de concienciación cultural para reeducar al consumidor” y “una mayor unión entre nosotros”.


En todo caso, se muestra optimista ante el futuro del género a través del micromecenazgo “por experiencia propia” ya que él mismo ha experimentado el éxito con textos como Crónica del rey cautivo, que publicó precisamente por este sistema a través de Libros.com después de un trato “decepcionante” con las editoriales tradicionales.


“Quedé finalista con mi opera prima, ‘Noches de suburbio’ en el Premio Minotauro, pero no la publicaron” y, tras presentarla en sucesivas editoriales “donde no me hicieron ni caso, al final me la sacaron en el Grupo AJEC…, que cerró poco después”, con lo que la experiencia “me dejó escaldado” y, cuando se le presentó la oportunidad de publicar vía micromecenazgo, “fue algo casi mesiánico, una revelación, que me vino muy bien”, bromea.


Lo primero que hizo después de que Libros.com le encargara la gestión de su colección de fantástico fue cambiarle el nombre para relanzarla, pues se llamaba Uqbar en homenaje a Tlön, Uqbar, Orbis Tertius, un relato de Jorge Luis Borges.




Blanco la rebautizó Miralejos “como una auténtica declaración de intenciones” en homenaje a la escritora norteamericana Ursula K. Le Guin, ya que así se llama el barco de Ged, el mago protagonista de sus ‘Historias de Terramar’.



“Quería mostrar mi admiración por ella y además es un buen nombre para resumir la literatura fantástica: siempre amenazada por las olas de la realidad en un viaje incierto en el que no obstante podemos llegar muy lejos”, explica.


La idea inicial es que Miralejos abarcara todo el género fantástico “pero prefiero ir poco a poco y, lo primero de todo, me apetecía apostar por la fantasía para ver cómo funciona”.


Por ello ha arrancado con dos colecciones, Carmesí “que es más dura, más épica, con guerra y violencia” y cuya primera obra será Skarrion Gunthar de Andrés Díaz, y Azul “relacionada más con la magia, los viajes y un estilo más juvenil” que se estrenará con El jinete y el mago de Carlos Plaza.


Es sólo el principio porque “está todo por hacer en Miralejos, estamos abiertos a todo tipo de autores” y, tal y como están las cosas,  “las posibilidades son infinitas, pero todo dependerá de lo que quiera leer el público”.




De todas formas, Blanco también cree que “la mayoría de los autores actuamos de forma egoísta, quejándonos de cómo está el mercado editorial sin analizar sus dificultades”, incluyendo la “ingratitud ante un sello que ha apostado por ti y, si no ofreces el resultado esperado, puede llegar a perder mucho dinero”.



De ahí que sea necesario “pensar en el libro más allá del simple hecho de escribirlo” y ayudar en “todo lo posible” para que salga adelante porque “no es tan fácil mantener el negocio…, de hecho no es tan fácil publicar en serio”.


La experiencia de Blanco incluye la edición porque es uno de los corresponsables de Ronin Literario, un sello de género que publica libros de artes marciales, chambara o ficción samurái y western, entre otros.

Etiquetado con:

10:00

Máster de Periodismo de Agencia

BANNER_I-a-la-carta_cibertienda_300X250

BANNER_I-a-la-carta_cibertienda_300X250

CyT en 60 minutos #CyTen60min

DialogosComunicación_300x125_SmartCity

DialogosComunicación_300x125_SmartCity

verde_gif_300x90

verde_gif_300x90Blogs de ciencia y tecnología

Blogosfera de Ciencia y Tecnología

Información medioambiental
Map

Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

Login

Registro | Contraseña perdida?