A vueltas con los kelvin (2). Por (*) Txema Ruiz

Tras conocer la importancia de ajustar la temperatura del color en la fotografía digital,  abordaré hoy esta cuestión en la fotografía con película, que tiene unas características muy  específicas.

Cómo enfrentarse a las distintas  temperaturas del color cuando se trabaja con cámaras de película no tiene nada que ver con  las posibilidades que ofrecen las digitales; evidentemente las primeras no tienen controles para modificar el balance blancos por la sencilla razón de que las emulsiones ya están configuradas para una temperatura concreta.

El efecto azulado se corrige con un filtro anaranjado como se puede comprobar en estas dos fotos hechas a la misma hora y el mismo día.

El efecto azulado se corrige con un filtro anaranjado como se puede comprobar en estas dos fotos hechas a la misma hora y el mismo día.

Normalmente,  casi todas las películas,  están equilibradas para 5.500 kelvin, es decir para luz  de mediodía.  Por eso se las denomina “Day light” o películas de día. Esto no impide, por supuesto, usarlas en otros momentos, usando las distintas combinaciones entre velocidad de obturación y apertura de diafragma o, incluso, forzando la sensibilidad.

Además, ofrecen varias sensibilidades que permiten fotografiar en situaciones de menor o mayor luz. Generalmente se consiguen desde 50 ISO en la parte baja,  hasta 1.600 en la alta, aunque rebuscando por internet se pueden encontrar emulsiones mucho más bajas, de hasta 3 ISO pero difícilmente más altas, salvo en el caso del blanco y negro en que hay 3.200.

Pero, en todo caso, por lo que se refiere a las fotos en interior, al menos por lo que hace a los no profesionales, nos encontraremos con el problema, si es que se puede calificar así, del amarilleamiento de las fotos.

Hace años las dos grandes marcas, Kodak y Fuji,  fabricaban películas equilibradas para uso con iluminación de tungsteno pero hace ya tiempo que desaparecieron de sus respectivos catálogos. Afortunadamente otros fabricantes han recuperado esas emulsiones y, aunque no son precisamente baratas, se pueden conseguir con cierta facilidad. Estas películas están equilibradas a 3.200 kelvin, ideal para poca luz o interiores con luz artificial.

PREDOMINIO DEL AZUL

Aquí se plantea una cuestión: si queremos usar esa emulsión tanto para interiores como para exteriores, nos encontraremos que estas últimas tomas –las exteriores-  van a salir indefectiblemente muy azuladas.

La solución es utilizar un filtro de conversión A-85 de color naranja que dará naturalidad a las  fotos.. Por tanto,  se podrá usar tanto en interior y luz artificial como en exterior y luz natural, sin que el resultado final se vea afectado.

El efecto azulado se corrige con un filtro anaranjado como se puede comprobar en estas dos fotos hechas a la misma hora y el mismo día.

El efecto azulado se corrige con un filtro anaranjado como se puede comprobar en estas dos fotos hechas a la misma hora y el mismo día.

Es obvio que habrá que ajustar la velocidad y el diafragma según las recomendaciones del fabricante del filtro. Normalmente será, si se utiliza un filtro de tonalidad media, un par de pasos.

Lo mismo se puede hacer con las películas de día; se coloca un filtro  a-82 de color azul y las fotografías interiores hechas con una emulsión normal saldrán mucho más naturales. También teniendo en cuenta el ajusta de la apertura y tiempo de exposición.

En resumen, lo más inteligente es usar la película adecuada para cada situación pero, evidentemente, muchas veces esto no va a ser posible, así que la solución de los filtros puede ser muy útil. Eso sí, habrá que asegurarse de que  disponemos de las medidas correctas en el caso de los filtros circulares ya que los diámetros son muy variados.

También puede ser una opción interesante disponer de dos cámaras y cada una de ellas con una película distinta, una para exteriores y otra equilibrada para luz de tungsteno, ahora que vuelven a estar utilizables.

En definitiva, si en las cámaras digitales, la temperatura del color se puede ajustar desde la cámara, en las tradicionales la solución será, con una película adecuada que, en caso de necesidad puede usarse con filtro conversor anaranjado para su uso en exteriores.

A vueltas con los Kelvin (1) . Por (*) Txema Ruiz

Otras entradas de: Lo mío son las fotos

Txema Ruiz es periodista especializado en fotografía y economía @txemaruiz

10:00

BANNER_I-a-la-carta_cibertienda_300X250

BANNER_I-a-la-carta_cibertienda_300X250

CyT en 60 minutos #CyTen60min

DialogosComunicación_300x125_SmartCity

DialogosComunicación_300x125_SmartCity

verde_gif_300x90

verde_gif_300x90Blogs de ciencia y tecnología

Blogosfera de Ciencia y Tecnología

Información medioambiental
Map

Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

Login

Registro | Contraseña perdida?