AGUJEROS NEGROS

Hallan un agujero negro con 100.000 veces más masa que el Sol en la Vía Láctea

Cerca del corazón de la Vía Láctea hay evidencias de que existe un agujero negro con una masa unas 100.000 veces mayor que el Sol y que está escondido en una nube de gas molecular, según un estudio publicado en Nature Astronomy.

<p>Esta ilustración muestra un agujero negro supermasivo que gira velozmente rodeado por un disco de acreción. Crédito: ESO, ESA/Hubble, M. Kornmes

Esta ilustración muestra un agujero negro supermasivo que gira velozmente rodeado por un disco de acreción. Crédito: ESO, ESA/Hubble, M. Kornmesser

Este podría ser uno de los pocos agujeros negros de masa media localizados por los astrónomos y puede proporcionar importante información sobre cómo pueden haberse creado los agujeros negros supermasivos.

Los científicos saben que enormes agujeros negros, hasta 10.000 millones de veces más masivos que el Sol, se ubican en el centro de las galaxias, entre ellas la Vía Láctea, pero desconocen cómo logran tal cantidad de masa, en especial cuando parece que existen desde que el Universo era relativamente joven -solo unos pocos cientos de millones de años-.

Ese enigma, indica el informe, podría resolverse si existieran agujeros negros de unos pocos cientos de miles de masas solares como si fueran semillas para sus equivalentes con mucha mayor masa.
Sin embargo, hasta ahora ese tipo de agujeros negros intermedios no ha podido ser detectados y en la actualidad solo hay “unos pocos candidatos convincentes” para incluirlos en esa categoría.

El profesor Tomoharu Oka, de la Universidad japonesa de Keio, y su equipo usaron el sistema ALMA (Large Millimeter/submillimeter Array), compuesto por 66 radiotelescopios y ubicado en el desierto de Atacama (Chile), para observar un nube de gas molecular a 60 parsecs (unidad utilizada en astronomía para medir grandes distancias) del centro de la Vía Láctea.

Los expertos emplearon simulaciones para inferir que la cinemática del gas en esa nube solo podía ser explicada por la presencia de un agujero negro de masa intermedia escondido en su interior.


Imagen de un agujero negro supermasivo alojado en el centro de la galaxia espiral NGC4845, que se encuentra a más de 65 millones de años luz de distancia en la constelación de Virgo. ESAImagen de un agujero negro supermasivo

 


Además descubrieron que la emisión de gas por parte de esa nube se parece en una versión a menor escala de un agujero negro supermasivo y estático en el centro de nuestra galaxia.

A partir de ahora el trabajo se centrará en hacer un seguimiento de esta nueva fuente y confirmar su naturaleza, además de seguir empleando esa técnica para descubrir otros agujeros negros de masa intermedia. EFE
Publicado en: Astrofísica

blogosfera de efefuturo

blogosfera de efefuturo

Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

Login