INVESTIGACIÓN ALGAS

Algas para colorear camisetas

EFEFUTURO.- Las algas se usan para el consumo humano, como fertilizantes agrícolas o en la industria cosmética, pero no solo. De las macroalgas, microalgas y cianobacterias se pueden obtener pigmentos naturales para colorear tejidos de algodón o lana y tratar así de ir sustituyendo los colorantes sintéticos, más contaminantes y tóxicos.

<p>Una vez que se produce la biomasa y extraen los pigmentos, se envían en forma de extracto líquido o en polvo seco para ensayar las posibilidades

Una vez que se produce la biomasa y extraen los pigmentos, se envían en forma de extracto líquido o en polvo seco para ensayar las posibilidades en los procesos de tinción de tejidos. Imagen del proyecto Seacolors.

Este es al menos el objetivo de Seacolors, un proyecto en el que participan el Banco Español de Algas (BEA) de la Universidad de Las Palmas de Gran Canaria, la Asociación Española de Bioempresas (Asebio), el Instituto Tecnológico Textil Aitex (Alcoy, Alicante) y ALGAplus (Ílhavo, Portugal).

Este proyecto, que recibe financiación de la Comisión Europea a través del Programa LIFE+, comenzó en 2014 y finalizará en diciembre de 2016.

El Banco Español de Algas (microalgas y cianobacterias) y ALGAplus (macroalgas) son los encargados de seleccionar y cultivar a escala de planta piloto las especies más interesantes para la obtención de pigmentos, mientras que Aitex es la que evalúa los procesos de tinción de los pigmentos en tejidos de algodón y lana, aún a pequeña escala en el laboratorio.

Variedad de pigmentos para fotoprotegerse


Las algas sintetizan, aparte de la clorofila, una variedad de pigmentos que les ayudan, por un lado, a capturar la energía luminosa en el medio marino, y por otro, a fotoprotegerse por ejemplo de la radiación UV (ultravioleta); estos son los pigmentos que se están valorando en el proyecto.

De las macroalgas, microalgas y cianobacterias se pueden obtener pigmentos naturales. Imagen de Seacolors.

De las macroalgas, microalgas y cianobacterias se pueden obtener pigmentos naturales. Imagen de Seacolors.



El Banco Español de Algas, creado hace más de 20 años, posee en su colección 1.600 cepas distintas de microalgas, de las que un gran número muestran potencial para el uso industrial, explica a Efe Juan Luis Gómez Pinchetti, uno de los directores científicos del BEA.

Para este proyecto, su equipo ha caracterizado 25 cepas de microalgas y cianobacterias, de las que escogieron ocho por sus características para crecer en cultivo y acumular pigmentos de interés.
De estas, algunas son cianobacterias productoras de ficobiliproteínas (pigmentos de color rojo y azul) y otras microalgas productoras de carotenoides (pigmentos de color naranja y amarillo).
“Hemos seleccionado una serie de especies que se pueden cultivar, que crecen bien y que son capaces de acumular altas concentraciones de pigmentos bajo condiciones controladas de luz y nutrientes”, según Pinchetti.

ALGAplus, la empresa portuguesa, ensayó con diez especies de macroalgas, de las que finalmente seleccionaron tres (Gracilaria -para pigmentos de tonalidad roja-, Ulva rigida -tonalidad verde y amarilla- y Bifurcaria bifurcata -tonalidad verde y amarillo/naranja-).

Cultivo sostenible


El cultivo de estas macroalgas es también sostenible desde el punto de vista medioambiental, usan el sol y los nutrientes disueltos en aguas residuales de piscifactoría para crecer, un sistema con el que es posible aumentar la cantidad de pigmentos en las algas de forma ecológica, sin usar químicos o aditivos, detalla a Efe Helena Abreu.

Una vez que esta empresa y el banco de algas producen la biomasa y extraen los pigmentos, los envían a Aitex en forma de extracto líquido o en polvo seco para que allí ensayen las posibilidades en los procesos de tinción de tejidos.

Elena Mira, de Aitex, resume: “ALGAplus y BEA han conseguido extraer pigmentos de las algas, con los cuales nosotros hemos conseguido los primeros prototipos de tejidos naturales tintados en tonalidades muy suaves”.

Tonalidades más intensas, reto para este año


Para este año los retos que se presentan son conseguir tonalidades y fijaciones de los pigmentos más intensas, optimizar la cantidad de pigmento necesaria para la tintura y extrapolar a escala industrial el proceso, de manera que resulte sostenible y viable.

Por ahora los experimentos se están haciendo a escala laboratorio, pero dentro del proyecto se busca también llegar a su demostración, por ejemplo mediante la realización de un estudio de impacto socio-económico y medioambiental que demuestre la rentabilidad y oportunidad de negocio.

Según Beatriz Palomo, de Asebio, algunas empresas de calzado y cuero ya les han escrito interesados en la aplicación de estos colorantes en sus procesos: “nos han pedido que en cuanto los tengamos les mandemos muestras para ver su aplicación dentro de sus procesos”.

Este proyecto, que recibe financiación de la Comisión Europea a través del Programa LIFE+, comenzó en 2014 y finalizará en diciembre de 2016.

Este proyecto, que recibe financiación de la Comisión Europea a través del Programa LIFE+, comenzó en 2014 y finalizará en diciembre de 2016.



“Hay un claro cambio de conciencia donde los productos respetuosos con el medio ambiente, obtenidos a través de procesos sostenibles, suponen un valor añadido y por los que los consumidores además están dispuestos a pagar un poco más. En este sentido, estamos preparando unas encuestas para tener la certeza de que existe este mercado”.

Y es que los colorantes sintéticos utilizados en los procesos de coloración textil son sustancias con impacto medioambiental elevado: del total de toneladas de tintes y colorantes que se producen cada año en todo el mundo, del orden del 12 % se desechan en los efluentes provenientes de las operaciones de tintura, según Aitex.

¿Y qué pasa con los “trozos” de algas que sobran al extraer el pigmento?

Este proyecto tiene un objetivo fundamental de protección del medio ambiente por lo que se “aprovecha” toda la biomasa y no se generan residuos, según Pinchetti.

Así, una vez extraídos los pigmentos como producto principal, el residuo (la biomasa restante) se evalúa para la obtención de otros metabolitos: en nuestro caso, nos interesa trabajar con sustancias que presenten actividad antioxidante con aplicación en otros campos de interés. EFEfuturo
Etiquetado con: ,
Publicado en: Ciencia
Este es al menos el objetivo de Seacolors, un proyecto en el que participan el Banco Español de Algas (BEA) de la Universidad de Las Palmas de Gran Canaria, la Asociación Española de Bioempresas (Asebio), el Instituto Tecnológico Textil Aitex (Alcoy, Alicante) y ALGAplus (Ílhavo, Portugal).

Este proyecto, que recibe financiación de la Comisión Europea a través del Programa LIFE+, comenzó en 2014 y finalizará en diciembre de 2016.

El Banco Español de Algas (microalgas y cianobacterias) y ALGAplus (macroalgas) son los encargados de seleccionar y cultivar a escala de planta piloto las especies más interesantes para la obtención de pigmentos, mientras que Aitex es la que evalúa los procesos de tinción de los pigmentos en tejidos de algodón y lana, aún a pequeña escala en el laboratorio.

Variedad de pigmentos para fotoprotegerse


Las algas sintetizan, aparte de la clorofila, una variedad de pigmentos que les ayudan, por un lado, a capturar la energía luminosa en el medio marino, y por otro, a fotoprotegerse por ejemplo de la radiación UV (ultravioleta); estos son los pigmentos que se están valorando en el proyecto.

De las macroalgas, microalgas y cianobacterias se pueden obtener pigmentos naturales. Imagen de Seacolors.

De las macroalgas, microalgas y cianobacterias se pueden obtener pigmentos naturales. Imagen de Seacolors.



El Banco Español de Algas, creado hace más de 20 años, posee en su colección 1.600 cepas distintas de microalgas, de las que un gran número muestran potencial para el uso industrial, explica a Efe Juan Luis Gómez Pinchetti, uno de los directores científicos del BEA.

Para este proyecto, su equipo ha caracterizado 25 cepas de microalgas y cianobacterias, de las que escogieron ocho por sus características para crecer en cultivo y acumular pigmentos de interés.
De estas, algunas son cianobacterias productoras de ficobiliproteínas (pigmentos de color rojo y azul) y otras microalgas productoras de carotenoides (pigmentos de color naranja y amarillo).
“Hemos seleccionado una serie de especies que se pueden cultivar, que crecen bien y que son capaces de acumular altas concentraciones de pigmentos bajo condiciones controladas de luz y nutrientes”, según Pinchetti.

ALGAplus, la empresa portuguesa, ensayó con diez especies de macroalgas, de las que finalmente seleccionaron tres (Gracilaria -para pigmentos de tonalidad roja-, Ulva rigida -tonalidad verde y amarilla- y Bifurcaria bifurcata -tonalidad verde y amarillo/naranja-).

Cultivo sostenible


El cultivo de estas macroalgas es también sostenible desde el punto de vista medioambiental, usan el sol y los nutrientes disueltos en aguas residuales de piscifactoría para crecer, un sistema con el que es posible aumentar la cantidad de pigmentos en las algas de forma ecológica, sin usar químicos o aditivos, detalla a Efe Helena Abreu.

Una vez que esta empresa y el banco de algas producen la biomasa y extraen los pigmentos, los envían a Aitex en forma de extracto líquido o en polvo seco para que allí ensayen las posibilidades en los procesos de tinción de tejidos.

Elena Mira, de Aitex, resume: “ALGAplus y BEA han conseguido extraer pigmentos de las algas, con los cuales nosotros hemos conseguido los primeros prototipos de tejidos naturales tintados en tonalidades muy suaves”.

Tonalidades más intensas, reto para este año


Para este año los retos que se presentan son conseguir tonalidades y fijaciones de los pigmentos más intensas, optimizar la cantidad de pigmento necesaria para la tintura y extrapolar a escala industrial el proceso, de manera que resulte sostenible y viable.

Por ahora los experimentos se están haciendo a escala laboratorio, pero dentro del proyecto se busca también llegar a su demostración, por ejemplo mediante la realización de un estudio de impacto socio-económico y medioambiental que demuestre la rentabilidad y oportunidad de negocio.

Según Beatriz Palomo, de Asebio, algunas empresas de calzado y cuero ya les han escrito interesados en la aplicación de estos colorantes en sus procesos: “nos han pedido que en cuanto los tengamos les mandemos muestras para ver su aplicación dentro de sus procesos”.

Este proyecto, que recibe financiación de la Comisión Europea a través del Programa LIFE+, comenzó en 2014 y finalizará en diciembre de 2016.

Este proyecto, que recibe financiación de la Comisión Europea a través del Programa LIFE+, comenzó en 2014 y finalizará en diciembre de 2016.



“Hay un claro cambio de conciencia donde los productos respetuosos con el medio ambiente, obtenidos a través de procesos sostenibles, suponen un valor añadido y por los que los consumidores además están dispuestos a pagar un poco más. En este sentido, estamos preparando unas encuestas para tener la certeza de que existe este mercado”.

Y es que los colorantes sintéticos utilizados en los procesos de coloración textil son sustancias con impacto medioambiental elevado: del total de toneladas de tintes y colorantes que se producen cada año en todo el mundo, del orden del 12 % se desechan en los efluentes provenientes de las operaciones de tintura, según Aitex.

¿Y qué pasa con los “trozos” de algas que sobran al extraer el pigmento?

Este proyecto tiene un objetivo fundamental de protección del medio ambiente por lo que se “aprovecha” toda la biomasa y no se generan residuos, según Pinchetti.

Así, una vez extraídos los pigmentos como producto principal, el residuo (la biomasa restante) se evalúa para la obtención de otros metabolitos: en nuestro caso, nos interesa trabajar con sustancias que presenten actividad antioxidante con aplicación en otros campos de interés. EFEfuturo

RSS Feed desconocido

Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

Login

Registro | Contraseña perdida?