TECNOLOGÍA TELESCOPIOS

El telescopio ALMA mejora su capacidad para detectar agua

Efefuturo.- El Atacama Large Millimeter/submillimeter Array (ALMA) en Chile ha comenzado a observar en un nuevo rango del espectro electromagnético, lo que ha sido posible gracias a unos nuevos receptores instalados en las antenas del telescopio. Los científicos creen que esta actualización permitiría detectar agua.

<p>Esta imagen es una de las primeras realizadas con banda 5 y se hizo con la intención de verificar la capacidad científica de los nuevos receptore

Esta imagen es una de las primeras realizadas con banda 5 y se hizo con la intención de verificar la capacidad científica de los nuevos receptores. La composición muestra una nueva visión de la banda 5 de ALMA del sistema de galaxias en colisión Arp 220 (en rojo) sobre una imagen tomada por el Telescopio Espacial Hubble de la NASA/ESA (azul/verde). ALMA(ESO/NAOJ/NRAO)/NASA/ESA and The Hubble Heritage Team (STScI/AURA).

Estos pueden detectar las ondas de radio con longitudes de onda de 1,4 a 1,8 milímetros, un rango que ALMA no había explotado previamente.

Esta actualización permite a los astrónomos detectar agua en el universo cercano a través de señales débiles, asegura el Observatorio Europeo Austral (ESO) en una nota de prensa.

Detectar agua está más cerca


ALMA observa las ondas de radio del universo en el extremo de más baja energía del espectro electromagnético. Con los nuevos receptores de banda 5 recién instalados, ALMA “ahora abre sus ojos a una nueva sección de este espectro de radio, ofreciendo nuevas y emocionantes posibilidades de observación”.

Los nuevos receptores harán mucho más fácil la detección de agua (un requisito previo para la vida tal y como la conocemos) en nuestro Sistema Solar y en regiones más distantes de nuestra galaxia y más allá. También permitirán a ALMA buscar carbono ionizado en el universo primordial”, detalla Leonardo Testi, científico del programa europeo de ALMA.
La ubicación de ALMA, a 5.000 metros de altura en la árida meseta de Chajnantor (Chile), es el primer factor que hace que estas observaciones sean posibles.

Como el agua también está presente en la atmósfera de la Tierra, los observatorios en entornos menos elevados y menos áridos tienen más dificultades para identificar el origen de la emisión que viene del espacio, según las mismas fuentes.

La “gran sensibilidad de ALMA” y su alta resolución angular implican que ahora, en esta longitud de onda, pueda detectar agua en el universo local.

Esta imagen muestra uno de los seis primeros cartuchos de los receptores de banda 5 construido para el telescopio ALMA. Onsala Space Observatory/Alexey Pavolotsky.

Esta imagen muestra uno de los seis primeros cartuchos de los receptores de banda 5 construido para el telescopio ALMA. Onsala Space Observatory/Alexey Pavolotsky.



Robert Laing, miembro del equipo en ESO, señala: “Es muy emocionante ver los primeros resultados del ALMA en banda 5 usando un conjunto limitado de antenas”.

“En el futuro, la alta sensibilidad y la resolución angular de todo el conjunto de ALMA nos permitirán hacer estudios de agua en una amplia gama de objetos incluyendo tanto estrellas en formación como evolucionadas, además de en el medio interestelar y en regiones cercanas a agujeros negros supermasivos”, concluye. Efefuturo
Etiquetado con:
Publicado en: Espacio

blogosfera de efefuturo

blogosfera de efefuturo

Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

Login