BQ Aquaris X5

Análisis del BQ Aquaris X5 con SO Cyanogen

EFEFUTURO.- Las personas que mantienen los menús de su móvil, el fondo de escritorio e incluso el tono de llamada que viene por defecto en su teléfono que se abstengan de seguir leyendo. Si, por el contrario, le gusta configurar el terminal a su gusto y personalizar su aspecto, opciones y características una variante del sistema Android le permitirá hacerlo con facilidad. Hemos probado el primer móvil equipado de serie con Cyanogen OS que se lanza en España y éstas son nuestras impresiones tras un mes de uso intenso.


A determinadas personas, por ejemplo a los fieles usuarios de iPhone, no les importa que su móvil tenga muy limitadas las opciones de configuración. Lo mismo ocurre con todos aquellos que jamás se molestaron en cambiar el fondo de pantalla o el tono de llamada que venía de serie en el teléfono, ni los menús, ni instalan widgets de escritorio.


En general a todo el mundo le agrada alcanzar un ápice de distinción, pero algunos se limitan a comprar una funda para el móvil de aspecto llamativo.


Sin embargo, hay un perfil extendido de usuario de Android que se molesta en colocar accesos directos en los sitios estratégicos, sitúa widgets meteorológicos, de batería o de organización en la pantalla principal, busca fondos y, como se dice coloquialmente “trastea” hasta configurar el terminal a su gusto.


Incluso los que poseen conocimientos más avanzados llegan a “rootear” el teléfono. Esto significa poder acceder a los menús de raíz como una especie de administrador y modificar opciones de fábrica, aplicaciones preinstaladas, etcétera. Pero ocurre que, sin los conocimientos suficientes, podemos dejar el teléfono inservible además de perder la garantía del fabricante.



Sistema operativo Cyanogen


Así que para las personas que dedican tiempo a configurar su móvil y no quieren ser esclavos de unas opciones de fábrica, o quieren tomar decisiones sobre el aspecto de los iconos, por ejemplo, llega un sistema operativo –basado en Android y aprobado por Google- que les va a permitir hacer muchas más cosas que con un Android estándar.bq aquaris x5


Telefónica y BQ han lanzado hace apenas un mes y medio el primer terminal –en este caso un BQ Aquaris X5– de un operador europeo equipado de serie con Cyanogen OS.


En teoría es un Android, parece un Android y se comporta como tal, lo que ocurre es que tenemos algunas opciones extra de personalización, seguridad y de manejo del teléfono.


Hay quien lo ve como un Android mejorado, con más opciones.


Cyanogen es el fruto del esfuerzo de una activa comunidad de desarrolladores y tras una tortuosa relación con Google ahora esta modificación tiene el visto bueno del gigante tecnológico. Es como cuando a un coche de fábrica le incorporas algunas opciones, como una cámara para aparcar o un alerón. En esencia seguiría siendo el mismo coche, pero con una adaptación.


Tras esta somera explicación, ¿qué aporta Cyanogen en el día a día?


Uno de los puntos destacados es la capacidad de personalización del tema.


Se ha simplificado la descarga de temas –gratuitos y de pago- de forma que resulta muy fácil aplicarlos. Cada tema incluye su propia versión de los iconos, tono, fondo de escritorio o pantalla de bloqueo. Y lo mejor es que podemos combinarlos y elegir los iconos de un tema con el fondo de otro, por ejemplo. Las opciones estéticas en este sentido son amplísimas.


El sistema también cuenta con un ecualizador de sonido, llamado AudioFX, con el que matizar la música que escuchamos y virar hacia rock o clásica por ejemplo. Está también diseñado buscando la facilidad de uso. Cyanogen también tiene su propio navegador y gestor de correo y calendario.



Seguridad


Pero un punto muy a su favor es la gestión de las opciones de seguridad, un aspecto a veces descuidado por el propio usuario. Algo novedoso es la gestión de los permisos de forma individualizada para cada aplicación.


Expliquemos esto:


Cuando descargamos una App del Play Store de Google debemos aceptar una serie de permisos que se le conceden a esa aplicación, como acceso a la cámara, a la agenda de contactos o la posibilidad de realizar compras. Pues bien, con Cyanogen podemos restringir algunos de esos permisos para cada aplicación en concreto y podemos impedir que algunas aplicaciones de terceros accedan a datos personales o puedan mandar mensajes en nombre del usuario.


Esto se complementa con dos opciones más: Truecaller y el teclado de PIN aleatorio.


El primero es un servicio que viene integrado de serie. Truecaller identifica las llamadas entrantes aunque no estén en nuestra agenda ya que busca en su propia base de datos, según ellos compuesta por más de 2.000 millones de números de teléfono.


Por ejemplo si nos llaman de un restaurante donde hicimos una reserva puntual -y obviamente no es un número que guardemos en la agenda- sale en la pantalla “Restaurante Casa Manolo” por ejemplo. Así sabremos quién nos llama y también puede bloquear las que sabe que son de operadores pesados o servicios que nos ofrecen y no nos interesan.


Por su parte, otra opción muy bien pensada para los que tengan niños es el teclado con pin aleatorio para desbloquear. Así aunque te vean meter la clave y se fijen en donde van pulsando nuestros dedos, cuando intenten acceder mediante pin los números aparecerán dispuestos al azaren la pantalla y no acertarán la clave.



BQ Aquaris X5


Centrémonos ahora en el análisis del teléfono en sí que llega de la mano de BQ, la empresa española que ha sabido posicionarse entre los grandes fabricantes europeos con sus terminales y que en 2014 facturó más de 200 millones de euros. Sus móviles ya habían demostrado su excelente relación calidad-precio y se han consolidado como una alternativa a los gigantes coreanos o chinos.bq aquaris x5


Sin embargo, con su nuevo Aquaris X5 ha dado un paso más en el diseño. Tenemos entre manos un teléfono muy atractivo, con perfil metálico y que, sin llegar a ser de gama alta, puede satisfacer las exigencias del 90 por ciento del mercado.


La versión que hemos probado tiene 4G, 2 GB de RAM, 16 de memoria interna y posibilidad de insertar una tarjeta microSD.


En la parte positiva de la balanza encontramos características como la posibilidad de insertar dos tarjetas SIM y, sin duda alguna ésta es la mejor, su gran batería de 2.900 miliamperios. Dura muchísimo, no sólo por su gran capacidad, raro encontrar una batería tan grande en un móvil de 5 pulgadas, sino por la gran optimización del consumo de energía derivada del buen hacer de los ingenieros de BQ.


En este sentido, la experiencia de uno ha sido fantástica.


En el otro lado de la balanza encontramos las cámaras, de 13 megapíxeles atrás y 5 delante, que no son nada del otro mundo, incluso podríamos hablar de resultados discretos y también penaliza el hecho de que la pantalla sea IPS HD, pero no Full HD.


Se ve bastante bien, pero estaba claro que algo había que sacrificar para poder ofrecer un móvil de gama media alta por sólo unos 230 euros libre, tanto en la versión con Cyanogen, como la que viene equipada con un Android clásico. EFEFUTURO


Etiquetado con:
Publicado en: Dispositivos


A determinadas personas, por ejemplo a los fieles usuarios de iPhone, no les importa que su móvil tenga muy limitadas las opciones de configuración. Lo mismo ocurre con todos aquellos que jamás se molestaron en cambiar el fondo de pantalla o el tono de llamada que venía de serie en el teléfono, ni los menús, ni instalan widgets de escritorio.


En general a todo el mundo le agrada alcanzar un ápice de distinción, pero algunos se limitan a comprar una funda para el móvil de aspecto llamativo.


Sin embargo, hay un perfil extendido de usuario de Android que se molesta en colocar accesos directos en los sitios estratégicos, sitúa widgets meteorológicos, de batería o de organización en la pantalla principal, busca fondos y, como se dice coloquialmente “trastea” hasta configurar el terminal a su gusto.


Incluso los que poseen conocimientos más avanzados llegan a “rootear” el teléfono. Esto significa poder acceder a los menús de raíz como una especie de administrador y modificar opciones de fábrica, aplicaciones preinstaladas, etcétera. Pero ocurre que, sin los conocimientos suficientes, podemos dejar el teléfono inservible además de perder la garantía del fabricante.



Sistema operativo Cyanogen


Así que para las personas que dedican tiempo a configurar su móvil y no quieren ser esclavos de unas opciones de fábrica, o quieren tomar decisiones sobre el aspecto de los iconos, por ejemplo, llega un sistema operativo –basado en Android y aprobado por Google- que les va a permitir hacer muchas más cosas que con un Android estándar.bq aquaris x5


Telefónica y BQ han lanzado hace apenas un mes y medio el primer terminal –en este caso un BQ Aquaris X5– de un operador europeo equipado de serie con Cyanogen OS.


En teoría es un Android, parece un Android y se comporta como tal, lo que ocurre es que tenemos algunas opciones extra de personalización, seguridad y de manejo del teléfono.


Hay quien lo ve como un Android mejorado, con más opciones.


Cyanogen es el fruto del esfuerzo de una activa comunidad de desarrolladores y tras una tortuosa relación con Google ahora esta modificación tiene el visto bueno del gigante tecnológico. Es como cuando a un coche de fábrica le incorporas algunas opciones, como una cámara para aparcar o un alerón. En esencia seguiría siendo el mismo coche, pero con una adaptación.


Tras esta somera explicación, ¿qué aporta Cyanogen en el día a día?


Uno de los puntos destacados es la capacidad de personalización del tema.


Se ha simplificado la descarga de temas –gratuitos y de pago- de forma que resulta muy fácil aplicarlos. Cada tema incluye su propia versión de los iconos, tono, fondo de escritorio o pantalla de bloqueo. Y lo mejor es que podemos combinarlos y elegir los iconos de un tema con el fondo de otro, por ejemplo. Las opciones estéticas en este sentido son amplísimas.


El sistema también cuenta con un ecualizador de sonido, llamado AudioFX, con el que matizar la música que escuchamos y virar hacia rock o clásica por ejemplo. Está también diseñado buscando la facilidad de uso. Cyanogen también tiene su propio navegador y gestor de correo y calendario.



Seguridad


Pero un punto muy a su favor es la gestión de las opciones de seguridad, un aspecto a veces descuidado por el propio usuario. Algo novedoso es la gestión de los permisos de forma individualizada para cada aplicación.


Expliquemos esto:


Cuando descargamos una App del Play Store de Google debemos aceptar una serie de permisos que se le conceden a esa aplicación, como acceso a la cámara, a la agenda de contactos o la posibilidad de realizar compras. Pues bien, con Cyanogen podemos restringir algunos de esos permisos para cada aplicación en concreto y podemos impedir que algunas aplicaciones de terceros accedan a datos personales o puedan mandar mensajes en nombre del usuario.


Esto se complementa con dos opciones más: Truecaller y el teclado de PIN aleatorio.


El primero es un servicio que viene integrado de serie. Truecaller identifica las llamadas entrantes aunque no estén en nuestra agenda ya que busca en su propia base de datos, según ellos compuesta por más de 2.000 millones de números de teléfono.


Por ejemplo si nos llaman de un restaurante donde hicimos una reserva puntual -y obviamente no es un número que guardemos en la agenda- sale en la pantalla “Restaurante Casa Manolo” por ejemplo. Así sabremos quién nos llama y también puede bloquear las que sabe que son de operadores pesados o servicios que nos ofrecen y no nos interesan.


Por su parte, otra opción muy bien pensada para los que tengan niños es el teclado con pin aleatorio para desbloquear. Así aunque te vean meter la clave y se fijen en donde van pulsando nuestros dedos, cuando intenten acceder mediante pin los números aparecerán dispuestos al azaren la pantalla y no acertarán la clave.



BQ Aquaris X5


Centrémonos ahora en el análisis del teléfono en sí que llega de la mano de BQ, la empresa española que ha sabido posicionarse entre los grandes fabricantes europeos con sus terminales y que en 2014 facturó más de 200 millones de euros. Sus móviles ya habían demostrado su excelente relación calidad-precio y se han consolidado como una alternativa a los gigantes coreanos o chinos.bq aquaris x5


Sin embargo, con su nuevo Aquaris X5 ha dado un paso más en el diseño. Tenemos entre manos un teléfono muy atractivo, con perfil metálico y que, sin llegar a ser de gama alta, puede satisfacer las exigencias del 90 por ciento del mercado.


La versión que hemos probado tiene 4G, 2 GB de RAM, 16 de memoria interna y posibilidad de insertar una tarjeta microSD.


En la parte positiva de la balanza encontramos características como la posibilidad de insertar dos tarjetas SIM y, sin duda alguna ésta es la mejor, su gran batería de 2.900 miliamperios. Dura muchísimo, no sólo por su gran capacidad, raro encontrar una batería tan grande en un móvil de 5 pulgadas, sino por la gran optimización del consumo de energía derivada del buen hacer de los ingenieros de BQ.


En este sentido, la experiencia de uno ha sido fantástica.


En el otro lado de la balanza encontramos las cámaras, de 13 megapíxeles atrás y 5 delante, que no son nada del otro mundo, incluso podríamos hablar de resultados discretos y también penaliza el hecho de que la pantalla sea IPS HD, pero no Full HD.


Se ve bastante bien, pero estaba claro que algo había que sacrificar para poder ofrecer un móvil de gama media alta por sólo unos 230 euros libre, tanto en la versión con Cyanogen, como la que viene equipada con un Android clásico. EFEFUTURO


Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

Login

Registro | Contraseña perdida?