JUAN LUIS ARSUAGA

Juan Luis Arsuaga: “El descubrimiento más importante del siglo XX es Gaia”

El paleontólogo madrileño Juan Luis Arsuaga asegura que para él el descubrimiento más importante del siglo XX es la hipótesis de Gaia, la idea de que “las diferentes esferas de la tierra son subsistemas y que todas interaccionan entre sí”.

<p>Imagen de archivo del paleontólogo Juan Luis Arsuaga. EFE/Pablo Martín</p>

Imagen de archivo del paleontólogo Juan Luis Arsuaga. EFE/Pablo Martín

“Lo que pase en la atmósfera termina produciendo la fusión del hielo, el aumento del nivel del mar y la alteración de los hábitats de costa”, argumenta el codirector de las excavaciones de Atapuerca (Burgos) en una entrevista a Efe con motivo de su participación en Zaragoza en el Congreso Internacional sobre Cambios Climáticos y Ambientales.

Gaia: la tierra es un ser vivo creador de su propio hábitat

La hipótesis Gaia, del investigador británico James Lovelock, considera que el planeta es un ser vivo creador de su propio hábitat, en el sentido de que es un organismo autorregulador compuesto por océanos, rocas, atmósfera y seres vivos que evolucionan conjuntamente y cuyo objetivo es la regulación de las condiciones de la superficie en función de la vida.

No obstante, Arsuaga reconoce que “la idea de que el planeta es un sistema único es una idea científica muy moderna”, que él mismo no llegó a estudiar durante su formación universitaria.

En el mundo de la historia hay dos planteamientos, según Arsuaga: Los “internalistas”, que creen que la historia se explica por causas sociales, y los “externalistas”, que opinan que lo que pasa fuera o cómo se gestionen los recursos tiene mucha influencia en la historia.

Arsuaga, que se define como externalista debido a su formación en Ciencias Sociales, sostiene que “la historia que te han enseñado en el colegio es toda internalista”, ya que no se hace referencia al marco geográfico: “si tiene costas o no, si está bien comunicado, si es llano, si hay ríos o no”.

“En toda la historia que nos han enseñado, incluyendo Juana la Loca, en ninguna parte aparece el territorio, el marco físico donde aparecen las cosas. Eso es internalismo extremo”, ha definido.

Aunque con una excepción: “Lo único que tiene que ver algo con los recursos es cuando nos cuentan que los romanos vinieron a España para explotar las minas de plata”, puntualiza el paleontólogo, quien entiende que “la historia no se puede entender sin conocer el territorio”.

En todo caso, Arsuaga diferencia que el clima “no nos cambia biológicamente, sino que cambia nuestro hábitat, nuestra vida, nuestros recursos o nuestra economía”, es decir, “no nos va a convertir en especies adaptadas al desierto sino que esas adaptaciones las hacemos culturalmente”.

Arsuaga: “Todo está interconectado”

Y es que, el paleontólogo defiende que “todo está muy interconectado”: durante la prehistoria los humanos se tienen que adaptar porque sus recursos animales y vegetales dependen de los cambios en los hábitats, incluso la agricultura y la ganadería aparece en determinados sitios y no en otros.

“Aparece donde aparece en función de cuáles eran los recursos naturales que había” ya que, para él, “las civilizaciones, la escritura, el arte, las sociedades complejas, los cultos, las religiones, todo esto está relacionado con el clima”.

En cuanto al yacimiento de Atapuerca, el director científico del Museo de Evolución Humana en Burgos y codirector de las excavaciones apunta que “cada año simplemente se araña el suelo” ya que requieren de mucho tiempo.

Preguntado por el descubrimiento más fascinante, Arsuaga responde que será “el próximo” que, además, “no tiene por qué ser un fósil humano”. Y propone: “Un mamut estaría muy bien, cualquier sorpresa, cualquier cosa que nos cuente una historia”. EFE

Etiquetado con: ,
Publicado en: Ciencia

“Lo que pase en la atmósfera termina produciendo la fusión del hielo, el aumento del nivel del mar y la alteración de los hábitats de costa”, argumenta el codirector de las excavaciones de Atapuerca (Burgos) en una entrevista a Efe con motivo de su participación en Zaragoza en el Congreso Internacional sobre Cambios Climáticos y Ambientales.

Gaia: la tierra es un ser vivo creador de su propio hábitat

La hipótesis Gaia, del investigador británico James Lovelock, considera que el planeta es un ser vivo creador de su propio hábitat, en el sentido de que es un organismo autorregulador compuesto por océanos, rocas, atmósfera y seres vivos que evolucionan conjuntamente y cuyo objetivo es la regulación de las condiciones de la superficie en función de la vida.

No obstante, Arsuaga reconoce que “la idea de que el planeta es un sistema único es una idea científica muy moderna”, que él mismo no llegó a estudiar durante su formación universitaria.

En el mundo de la historia hay dos planteamientos, según Arsuaga: Los “internalistas”, que creen que la historia se explica por causas sociales, y los “externalistas”, que opinan que lo que pasa fuera o cómo se gestionen los recursos tiene mucha influencia en la historia.

Arsuaga, que se define como externalista debido a su formación en Ciencias Sociales, sostiene que “la historia que te han enseñado en el colegio es toda internalista”, ya que no se hace referencia al marco geográfico: “si tiene costas o no, si está bien comunicado, si es llano, si hay ríos o no”.

“En toda la historia que nos han enseñado, incluyendo Juana la Loca, en ninguna parte aparece el territorio, el marco físico donde aparecen las cosas. Eso es internalismo extremo”, ha definido.

Aunque con una excepción: “Lo único que tiene que ver algo con los recursos es cuando nos cuentan que los romanos vinieron a España para explotar las minas de plata”, puntualiza el paleontólogo, quien entiende que “la historia no se puede entender sin conocer el territorio”.

En todo caso, Arsuaga diferencia que el clima “no nos cambia biológicamente, sino que cambia nuestro hábitat, nuestra vida, nuestros recursos o nuestra economía”, es decir, “no nos va a convertir en especies adaptadas al desierto sino que esas adaptaciones las hacemos culturalmente”.

Arsuaga: “Todo está interconectado”

Y es que, el paleontólogo defiende que “todo está muy interconectado”: durante la prehistoria los humanos se tienen que adaptar porque sus recursos animales y vegetales dependen de los cambios en los hábitats, incluso la agricultura y la ganadería aparece en determinados sitios y no en otros.

“Aparece donde aparece en función de cuáles eran los recursos naturales que había” ya que, para él, “las civilizaciones, la escritura, el arte, las sociedades complejas, los cultos, las religiones, todo esto está relacionado con el clima”.

En cuanto al yacimiento de Atapuerca, el director científico del Museo de Evolución Humana en Burgos y codirector de las excavaciones apunta que “cada año simplemente se araña el suelo” ya que requieren de mucho tiempo.

Preguntado por el descubrimiento más fascinante, Arsuaga responde que será “el próximo” que, además, “no tiene por qué ser un fósil humano”. Y propone: “Un mamut estaría muy bien, cualquier sorpresa, cualquier cosa que nos cuente una historia”. EFE

RSS Feed desconocido

Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

Login

Registro | Contraseña perdida?