AUSTRALIA PALEONTOLOGÍA

Encuentran en Australia el rastro más antiguo de vida terrestre

Un grupo de científicos halló la evidencia más antigua de vida terrestre en depósitos de aguas termales de Pilbara, en el noroeste de Australia, de unos 3.480 millones de años de antigüedad, informaron fuentes académicas.

<p>Burbujas formadas hace 3.480 millones de años que demuestran que había vida terrestre/de Nueva Gales del Sur (UNSW)/EFE</p>

Burbujas formadas hace 3.480 millones de años que demuestran que había vida terrestre/de Nueva Gales del Sur (UNSW)/EFE

Hasta ahora, los restos de vida microbial más antiguos eran los encontrados en depósitos sudafricanos ricos en materia orgánica de entre 2.700 a 2.900 millones de años de antigüedad, según la Universidad de Nueva Gales del Sur (UNSW).



El hallazgo aumenta el récord de vida terrrestre


“Nuestro emocionante hallazgo no solo extiende el récord de vida de un depósito de aguas termales a 3.000 millones de años sino que indica que había vida en la parte terrestre mucho antes de lo que se pensaba”, dijo la autora del estudio, Tara Djokic, en un comunicado.


Según la investigadora, el hallazgo puede tener implicaciones en el debate sobre el origen de la vida y situar los manantiales de aguas termales como alternativa a la hipótesis de que la vida se desarrolló en los océanos y después se adaptó en tierra firme.




“El descubrimiento de firmas potenciales biológicas en estas aguas termales antiguas de Australia Occidental proporciona una perspectiva geológica que puede inclinar la balanza a que el origen de la vida se originó en la zona terrestre”, acotó Djokic.



El hallazgo puede influir en investigaciones en Marte


La científica añadió que el hallazgo también puede influir en las investigaciones sobre vida en Marte, un planeta que tiene depósitos antiguos de aguas termales similares a las halladas en la Formación Dresser, en la remota región de Pilbara.


El estudio concluyó que los depósitos se formaron en tierra y no en el mar al detectar la presencia de geiserita, un mineral de textura porosa formado en una temperatura cercana a la ebullición y rica en sílice y que solo se encuentra en los manantiales de agua caliente.


En los depósitos también se encontraron estromatolitos, una estructura de capas de roca formada por comunidades de microbios antiguos, y otros indicios de vida como microestromatilitos fosilizados o burbujas que habrían sido creadas en sustancias microbiales.




Ubicación del yacimiento /donde se ha realizado el hallazgo/Universidad  de Nueva Gales del Sur (UNSW)/EFE

Ubicación del yacimiento /donde se ha realizado el hallazgo/Universidad de Nueva Gales del Sur (UNSW)/EFE


“Esto demuestra que existió una gran variedad de formas de vida en las fuentes de agua dulce, en tierra, muy temprano en la historia de la Tierra”, dijo Martin Van Kranendonk, director del Centro de Abstrobiología y Ciencias de la Tierra de la UNSW.


El estudio, publicado en la revista Nature Communication, fue realizado por expertos de la UNSW y de la Universidad de Auckland, de Nueva Zelanda. EFE

Etiquetado con: ,
Publicado en: Ciencia

Hasta ahora, los restos de vida microbial más antiguos eran los encontrados en depósitos sudafricanos ricos en materia orgánica de entre 2.700 a 2.900 millones de años de antigüedad, según la Universidad de Nueva Gales del Sur (UNSW).



El hallazgo aumenta el récord de vida terrrestre


“Nuestro emocionante hallazgo no solo extiende el récord de vida de un depósito de aguas termales a 3.000 millones de años sino que indica que había vida en la parte terrestre mucho antes de lo que se pensaba”, dijo la autora del estudio, Tara Djokic, en un comunicado.


Según la investigadora, el hallazgo puede tener implicaciones en el debate sobre el origen de la vida y situar los manantiales de aguas termales como alternativa a la hipótesis de que la vida se desarrolló en los océanos y después se adaptó en tierra firme.




“El descubrimiento de firmas potenciales biológicas en estas aguas termales antiguas de Australia Occidental proporciona una perspectiva geológica que puede inclinar la balanza a que el origen de la vida se originó en la zona terrestre”, acotó Djokic.



El hallazgo puede influir en investigaciones en Marte


La científica añadió que el hallazgo también puede influir en las investigaciones sobre vida en Marte, un planeta que tiene depósitos antiguos de aguas termales similares a las halladas en la Formación Dresser, en la remota región de Pilbara.


El estudio concluyó que los depósitos se formaron en tierra y no en el mar al detectar la presencia de geiserita, un mineral de textura porosa formado en una temperatura cercana a la ebullición y rica en sílice y que solo se encuentra en los manantiales de agua caliente.


En los depósitos también se encontraron estromatolitos, una estructura de capas de roca formada por comunidades de microbios antiguos, y otros indicios de vida como microestromatilitos fosilizados o burbujas que habrían sido creadas en sustancias microbiales.




Ubicación del yacimiento /donde se ha realizado el hallazgo/Universidad  de Nueva Gales del Sur (UNSW)/EFE

Ubicación del yacimiento /donde se ha realizado el hallazgo/Universidad de Nueva Gales del Sur (UNSW)/EFE


“Esto demuestra que existió una gran variedad de formas de vida en las fuentes de agua dulce, en tierra, muy temprano en la historia de la Tierra”, dijo Martin Van Kranendonk, director del Centro de Abstrobiología y Ciencias de la Tierra de la UNSW.


El estudio, publicado en la revista Nature Communication, fue realizado por expertos de la UNSW y de la Universidad de Auckland, de Nueva Zelanda. EFE

RSS Feed desconocido

Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

Login

Registro | Contraseña perdida?