CAMBIO CLIMÁTICO

El cambio climático favorece el smog en China

Científicos de la Universidad Tecnológica de Georgia (EE.UU.) han detallado cómo el llamado “apocalipsis atmosférico”, que sumió a Pekín en una persistente nube de contaminación en 2013, se produjo por efecto del cambio climático en el Ártico, según un estudio publicado hoy por la revista Science.

<p>Vista de smog en una carretera de Pekín (China). EFE/ADRIAN BRADSHAW</p>

Vista de smog en una carretera de Pekín (China). EFE/ADRIAN BRADSHAW

Los expertos, encabezados por el profesor Yufei Zou, analizaron las condiciones atmosféricas que contribuyeron al smog que cubrió la China oriental durante un mes.

Los investigadores descubrieron que las principales causas del fenómeno no fueron las emisiones locales de gases, sino la reducción del hielo ártico y el aumento de las nevadas en la región euroasiática.

Estas condiciones produjeron una falta de circulación del aire en toda China oriental, que asentaron grandes concentraciones de niebla y contaminación en ciudades como Pekín al no permitir la aparición de viento.

El estudio detalla que estas condiciones, no vistas en más de tres décadas, fueron las que acentuaron la nube de contaminación.

Si el hielo ártico sigue derritiéndose, es de esperar que condiciones similares de baja circulación de aire en el invierno sean más frecuentes en China oriental“, señala el artículo de la investigación.

Además, la publicación apunta que este es un ejemplo de cómo “perturbaciones a gran escala causadas por el cambio climático a nivel global pueden tener impactos locales significativos”. EFE

Etiquetado con: ,
Publicado en: Ciencia

Los expertos, encabezados por el profesor Yufei Zou, analizaron las condiciones atmosféricas que contribuyeron al smog que cubrió la China oriental durante un mes.

Los investigadores descubrieron que las principales causas del fenómeno no fueron las emisiones locales de gases, sino la reducción del hielo ártico y el aumento de las nevadas en la región euroasiática.

Estas condiciones produjeron una falta de circulación del aire en toda China oriental, que asentaron grandes concentraciones de niebla y contaminación en ciudades como Pekín al no permitir la aparición de viento.

El estudio detalla que estas condiciones, no vistas en más de tres décadas, fueron las que acentuaron la nube de contaminación.

Si el hielo ártico sigue derritiéndose, es de esperar que condiciones similares de baja circulación de aire en el invierno sean más frecuentes en China oriental“, señala el artículo de la investigación.

Además, la publicación apunta que este es un ejemplo de cómo “perturbaciones a gran escala causadas por el cambio climático a nivel global pueden tener impactos locales significativos”. EFE

RSS Feed desconocido

Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

Login

Registro | Contraseña perdida?