Recurso de archivo

China crea su primera reserva de observación astronómica en una zona tibetana

Shanghái (China), 23 jun (EFE).- China ha declarado su primera “reserva de cielos oscuros” para la observación astronómica en la prefectura tibetana de Ngari, fronteriza con Nepal y con la India, junto a la cordillera del Himalaya, dada su gran altitud y su considerable media de días despejados al año.

<p>Recurso de archivo. Fotografía sin fechar facilitada por el ESO</p>

Recurso de archivo. Fotografía sin fechar facilitada por el ESO

Según recoge hoy el Diario del Pueblo, la reserva abarca una zona de 2.500 kilómetros cuadrados, en la que se limitará la polución lumínica, hasta hace poco no muy extendida en la zona, para garantizar la conservación de ese área para la observación astronómica, con fines también educativos y de desarrollo turístico.

Su creación, concebida por la Fundación para la Conservación de la Biodiversidad y el Desarrollo Ecológico de China y el gobierno de la región autónoma del Tíbet, es un primer paso para proteger la zona de una posible mayor contaminación lumínica en el futuro, indicó el director de asuntos legales de la Fundación, Wang Wenyong.

De hecho, la reserva aspira a obtener el reconocimiento, como tal, por parte de la Asociación Internacional de Cielos Oscuros, una organización sin ánimo de lucro, con sede en EE.UU., consagrada a la protección de estos tesoros naturales en todo el planeta y a la promoción de la astronomía.

Con alturas que rondan los 4.500 metros sobre el nivel del mar, lo que supone una atmósfera más fina y diáfana para la observación del cielo, a menudo despejado en la región, Ngari es una de las mejores zonas de la Tierra para la astronomía, aunque se ha estado urbanizando en los últimos años, con cada vez más luz artificial.

“Si no actuamos ahora para proteger la zona, nos arriesgamos a perder uno de los mejores lugares para la observación astronómica del planeta”, aseguró el principal impulsor de la iniciativa, Wang Xiaohua, responsable de la filial china de la Asociación Internacional de Cielos Oscuros.

La Fundación ha firmado además un acuerdo con la vecina prefectura tibetana de Nagchu para formar también allí un parque de observación del cielo nocturno, con una zona especialmente habilitada con una iluminación artificial mínima y lugares especiales preparados para la observación astronómica. EFE
jad/tg/ga
Publicado en: Astrofísica     Espacio

blogosfera de efefuturo

blogosfera de efefuturo

Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

Login