DESPIDO CIENTÍFICA

Científica despedida del CNIC baraja continuar su trabajo fuera de España

La científica Susana González, despedida en febrero del Centro Nacional de Investigaciones Cardiovasculares, ha recibido propuestas para trabajar fuera de España y seguir allí su actual proyecto de investigación, apoyado por la Unión Europea con dos millones de euros.

<p>Imagen de archivo de un laboratorio. EFE/Alejandro Bolívar.</p>

Imagen de archivo de un laboratorio. EFE/Alejandro Bolívar.

En declaraciones a EFE, González ha explicado que la rescisión de contrato no obedece a un fraude o falsificación de los resultados de una investigación -como han apuntado informaciones periodísticas- sino a “cuestiones laborales. En la carta de despido se me exime de fraude por falsificación de datos en publicaciones”.

“Esencialmente hay una serie de discrepancias entre la dirección del centro (CNIC) y yo. No llegamos a un acuerdo y surge el despido, no hay mucho más”, ha subrayado la investigadora, que tiene plaza en el Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC).

Esas diferencias no tienen relación con el enfoque del proyecto de investigación sino que “son administrativas”, ha añadido la investigadora, que presentará en el plazo de unos días una demanda contra su anterior centro.

González ha recibido propuestas de otros centros

“Estoy ahora mismo en el trámite de cambio de instituto (del CSIC), aún no lo tengo decidido; estoy barajando esto e incluso irme de España, dentro de Europa”.

González ya ha recibido distintas propuestas de otros centros.

“Es razonablemente fácil que resultes atractivo para otros cuando tienes” un proyecto seleccionado por el Consejo Europeo de Investigación (ECR), dotado con 1,86 millones de euros.

La ayuda para la ejecución del proyecto sobre envejecimiento de células cardíacas -ha dicho- es de carácter nominativo, por lo tanto “me la llevo yo”.

Este tipo de ayudas solo se concede a investigadores con una carrera muy prometedora.

González ha conversado hoy con su jefe de proyecto (proyect officer) y “el cambio de instituto va adelante, no hay ningún problema”.

Según han explicado a EFE fuentes comunitarias, la Unión Europea (UE) está estudiando el caso de esta bióloga molecular, porque las ayudas pueden ser suspendidas, reducidas o retiradas en caso de comprobarse una conducta científica inadecuada.

La Unión Europea ha desembolsado ya 372.000 euros

El proyecto de González comenzó el 1 de noviembre de 2015 y ya recibió un primer tramo de ayuda de 372.382 euros, de acuerdo con las mismas fuentes.

La investigadora entró al CNIC en el año 2007, en donde se ha ocupado, entre otras cuestiones, de estudiar los mecanismos que regulan la expresión de genes frecuentemente mutados en la mayoría de los cánceres humanos.

En 2006, la licenciada en Química y Biología Molecular por la Universidad Autónoma de Madrid, en 1994, recibió el galardón Career Development Award (Premio al Desarrollo Profesional) del Human Frontier Science Program. EFE

 

Etiquetado con:
Publicado en: Ciencia

En declaraciones a EFE, González ha explicado que la rescisión de contrato no obedece a un fraude o falsificación de los resultados de una investigación -como han apuntado informaciones periodísticas- sino a “cuestiones laborales. En la carta de despido se me exime de fraude por falsificación de datos en publicaciones”.

“Esencialmente hay una serie de discrepancias entre la dirección del centro (CNIC) y yo. No llegamos a un acuerdo y surge el despido, no hay mucho más”, ha subrayado la investigadora, que tiene plaza en el Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC).

Esas diferencias no tienen relación con el enfoque del proyecto de investigación sino que “son administrativas”, ha añadido la investigadora, que presentará en el plazo de unos días una demanda contra su anterior centro.

González ha recibido propuestas de otros centros

“Estoy ahora mismo en el trámite de cambio de instituto (del CSIC), aún no lo tengo decidido; estoy barajando esto e incluso irme de España, dentro de Europa”.

González ya ha recibido distintas propuestas de otros centros.

“Es razonablemente fácil que resultes atractivo para otros cuando tienes” un proyecto seleccionado por el Consejo Europeo de Investigación (ECR), dotado con 1,86 millones de euros.

La ayuda para la ejecución del proyecto sobre envejecimiento de células cardíacas -ha dicho- es de carácter nominativo, por lo tanto “me la llevo yo”.

Este tipo de ayudas solo se concede a investigadores con una carrera muy prometedora.

González ha conversado hoy con su jefe de proyecto (proyect officer) y “el cambio de instituto va adelante, no hay ningún problema”.

Según han explicado a EFE fuentes comunitarias, la Unión Europea (UE) está estudiando el caso de esta bióloga molecular, porque las ayudas pueden ser suspendidas, reducidas o retiradas en caso de comprobarse una conducta científica inadecuada.

La Unión Europea ha desembolsado ya 372.000 euros

El proyecto de González comenzó el 1 de noviembre de 2015 y ya recibió un primer tramo de ayuda de 372.382 euros, de acuerdo con las mismas fuentes.

La investigadora entró al CNIC en el año 2007, en donde se ha ocupado, entre otras cuestiones, de estudiar los mecanismos que regulan la expresión de genes frecuentemente mutados en la mayoría de los cánceres humanos.

En 2006, la licenciada en Química y Biología Molecular por la Universidad Autónoma de Madrid, en 1994, recibió el galardón Career Development Award (Premio al Desarrollo Profesional) del Human Frontier Science Program. EFE

 

RSS Feed desconocido

Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

Login

Registro | Contraseña perdida?