CNIO DESPIDO

El CNIO abre el proceso para fichar al sustituto de Hidalgo, recién despedido

Efefuturo.- El Centro Nacional de Investigaciones Oncológicas (CNIO) ha iniciado ya el proceso de reclutamiento para contratar al sustituto del investigador Manuel Hidalgo, recientemente despedido del centro por incompatibilidad en su cargo.

<p>Sede del CNIO. EFE/FERNANDO ALVARADO</p>

Sede del CNIO. EFE/FERNANDO ALVARADO

Hidalgo ocupaba la dirección del Programa de Investigación Clínica del CNIO, era jefe de la Unidad de Investigación Clínica de Tumores Digestivos y hace aproximadamente un año aceptó un puesto de director del Leon V & Marilyn L. Rosenberg Clinical Cancer Center del Beth Israel Deaconess Medical Center (Boston, EEUU).

El CNIO critica la falta de transparencia

Fuentes del CNIO critican que lo hiciera “de manera unilateral y sin informarles”, lo que consideran una “falta de transparencia“.

“La actitud del CNIO ha sido siempre la de ayudar para que se quedara, pero Hidalgo tenía que reducir su tiempo de contrato en Boston -que era del 100 %- y renunciar a la dirección del programa de Investigación Clínica”, afirman fuentes del centro.

La intención del CNIO es la de retener y atraer talento, aunque no sea siempre con dedicación exclusiva, lo que es habitual entre investigadores.

En este sentido, el centro lamenta que Hidalgo ya no esté en el centro pero añade: “somos un centro público y la decisión del despido se ha tomado en base a aspecto legales. Lamentamos profundamente que piense que esto es por algo personal”.

Hidalgo atribuyó su despido a sus diferencias con la responsable del centro, María Blasco, quien, según el científico, le ha bloqueado “en todos los niveles”.

Conflicto de intereses

El pasado abril, la Oficina de Conflictos de Intereses (OCI) del Ministerio de Hacienda emitió una resolución en la que denegaba al CNIO la compatibilidad de cargos y actividad de Hidalgo en ambas instituciones, ya que su dedicación completa en la universidad americana podía “impedir o menoscabar el estricto cumplimiento de los deberes del solicitante en el puesto público“.

Ante esta situación, el CNIO “intentó consensuar una salida” y ofreció a Hidalgo seguir en el centro al 50 % pero renunciando a su puesto de director del Programa de Investigación Clínica, “un puesto que exige una alta dedicación“, según las mismas fuentes, que apuntan que también tendría que haber reducido al 50 su tiempo en Boston.

El investigador Manuel Hidalgo. Imagen facilitada por el CNIO.

El científico Manuel Hidalgo. Foto facilitada por el CNIO.

Tras la negativa de Hidalgo a dejar su cargo de director, el centro, en consenso con la comisión delegada del patronato del CNIO, decidió despedir al científico “en beneficio del propio centro y porque su situación era ilegal de acuerdo con los criterios de Hacienda”.

Ahora, el centro ha puesto en marcha el proceso para buscar su sustituto y para ello ha nombrado un comité de expertos nacionales e internacionales, presidido por el científico Josep Tabernero.

Ya hay investigadores interesados, según el centro español, que si bien no pone fecha, sí señala que quiere que el fichaje sea cuanto antes.

Superávit en el CNIO

Hidalgo recibía una ayuda del Consejo Europeo de Investigación que es nominal y que el CNIO no se puede quedar, pero sí podría contratar a algunos de los científicos de su grupo.

Por otra parte, el CNIO asegura que ha cumplido “sobradamente” el plan de viabilidad, que finaliza en 2018, “prueba es que la previsión es cerrar 2016 con un superávit de 350.000 euros”, apuntan las mismas fuentes. Efefuturo

Etiquetado con: ,
Publicado en: Ciencia

Hidalgo ocupaba la dirección del Programa de Investigación Clínica del CNIO, era jefe de la Unidad de Investigación Clínica de Tumores Digestivos y hace aproximadamente un año aceptó un puesto de director del Leon V & Marilyn L. Rosenberg Clinical Cancer Center del Beth Israel Deaconess Medical Center (Boston, EEUU).

El CNIO critica la falta de transparencia

Fuentes del CNIO critican que lo hiciera “de manera unilateral y sin informarles”, lo que consideran una “falta de transparencia“.

“La actitud del CNIO ha sido siempre la de ayudar para que se quedara, pero Hidalgo tenía que reducir su tiempo de contrato en Boston -que era del 100 %- y renunciar a la dirección del programa de Investigación Clínica”, afirman fuentes del centro.

La intención del CNIO es la de retener y atraer talento, aunque no sea siempre con dedicación exclusiva, lo que es habitual entre investigadores.

En este sentido, el centro lamenta que Hidalgo ya no esté en el centro pero añade: “somos un centro público y la decisión del despido se ha tomado en base a aspecto legales. Lamentamos profundamente que piense que esto es por algo personal”.

Hidalgo atribuyó su despido a sus diferencias con la responsable del centro, María Blasco, quien, según el científico, le ha bloqueado “en todos los niveles”.

Conflicto de intereses

El pasado abril, la Oficina de Conflictos de Intereses (OCI) del Ministerio de Hacienda emitió una resolución en la que denegaba al CNIO la compatibilidad de cargos y actividad de Hidalgo en ambas instituciones, ya que su dedicación completa en la universidad americana podía “impedir o menoscabar el estricto cumplimiento de los deberes del solicitante en el puesto público“.

Ante esta situación, el CNIO “intentó consensuar una salida” y ofreció a Hidalgo seguir en el centro al 50 % pero renunciando a su puesto de director del Programa de Investigación Clínica, “un puesto que exige una alta dedicación“, según las mismas fuentes, que apuntan que también tendría que haber reducido al 50 su tiempo en Boston.

El investigador Manuel Hidalgo. Imagen facilitada por el CNIO.

El científico Manuel Hidalgo. Foto facilitada por el CNIO.

Tras la negativa de Hidalgo a dejar su cargo de director, el centro, en consenso con la comisión delegada del patronato del CNIO, decidió despedir al científico “en beneficio del propio centro y porque su situación era ilegal de acuerdo con los criterios de Hacienda”.

Ahora, el centro ha puesto en marcha el proceso para buscar su sustituto y para ello ha nombrado un comité de expertos nacionales e internacionales, presidido por el científico Josep Tabernero.

Ya hay investigadores interesados, según el centro español, que si bien no pone fecha, sí señala que quiere que el fichaje sea cuanto antes.

Superávit en el CNIO

Hidalgo recibía una ayuda del Consejo Europeo de Investigación que es nominal y que el CNIO no se puede quedar, pero sí podría contratar a algunos de los científicos de su grupo.

Por otra parte, el CNIO asegura que ha cumplido “sobradamente” el plan de viabilidad, que finaliza en 2018, “prueba es que la previsión es cerrar 2016 con un superávit de 350.000 euros”, apuntan las mismas fuentes. Efefuturo

RSS Feed desconocido

Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

Login

Registro | Contraseña perdida?