MEDICINA REGENERATIVA

El centro tecnológico catalán creará implantes para activar las respuestas celulares del cuerpo

El Centro Tecnológico de Cataluña Eurecat está desarrollando los primeros implantes que activan la respuesta celular del cuerpo y que se empezarán a usar para tratar aneurismas intracraneales y disfunciones del suelo pélvico, un nuevo avance en el campo de la medicina regenerativa.

<p>Vista cenital de las nanocolumnas de titanio del recubrimiento para implantes óseos. (Foto: CSIC)</p>

Vista cenital de las nanocolumnas de titanio del recubrimiento para implantes óseos. (Foto: CSIC)

El centro tecnológico catalán coordina el proyecto europeo BIP-UPy, que tiene como objetivo reducir el tiempo de hospitalización y los riesgos relacionados con los tratamientos, y en este marco están desarrollado la nueva tecnología para fabricar nuevos biomateriales para implantes médicos.

Según han explicado los investigadores, los nuevos implantes, que están basados en tecnologías de polímeros, ofrecerán una mejor funcionalidad y biocompatibilidad.

En una primera fase, los implantes que se desarrollarán estarán dirigidos a mejorar la calidad de vida de las personas que padecen aneurismas intracraneales y de pacientes con disfunciones del suelo pélvico.

Los investigadores ha asegurado que el proyecto “abre una innovadora puerta en el campo de la medicina regenerativa, mediante el desarrollo de nuevos polímeros bioactivos para una nueva generación de implantes médicos”.

De acuerdo con su investigación, “la mejora en la funcionalidad de estos nuevos implantes y la mayor biocompatibilidad que ofrecen conducirá a una evolución más favorable del paciente”, reduciendo el tiempo de hospitalización y otros riesgos relacionados con los tratamientos actuales.

Todos estos tratamientos se traducirán en una mayor calidad de vida del paciente y un descenso en los costes de atención médica.

Con este objetivo, el proyecto BIP-UPy ha abordado la necesidad de desarrollar nuevos implantes biomédicos en los cuales la actividad biológica, la biodegradabilidad y el rendimiento mecánico sean fácilmente ajustables en función de su aplicación clínica final.

Para conseguirlo, los nuevos implantes se están desarrollando con polímeros bioactivos basados en UreidoPirimidinona, capaces de proporcionar bioactividades específicas en función de las propiedades requeridas.

En este sentido, según Eurecat, se prevé que los biomateriales desarrollados se puedan trasladar fácilmente a otras aplicaciones biomédicas relacionadas con dispositivos implantables.

Cofinanciado por la Comisión Europea dentro del Séptimo Programa Marco, con un plazo de ejecución de cuatro años, participan en el proyecto de investigación nueve socios de cinco países europeos, distribuidos entre Eurecat; las instituciones académicas de Eindhoven University of Technology y Lodz University of Technology; las empresas Suprapolix BV, Neos Surgery, Life Tec Group y Coloplast, y los hospitales Antwerp University y Katholic University of Leuven. EFE

Etiquetado con:
Publicado en: Ciencia

El centro tecnológico catalán coordina el proyecto europeo BIP-UPy, que tiene como objetivo reducir el tiempo de hospitalización y los riesgos relacionados con los tratamientos, y en este marco están desarrollado la nueva tecnología para fabricar nuevos biomateriales para implantes médicos.

Según han explicado los investigadores, los nuevos implantes, que están basados en tecnologías de polímeros, ofrecerán una mejor funcionalidad y biocompatibilidad.

En una primera fase, los implantes que se desarrollarán estarán dirigidos a mejorar la calidad de vida de las personas que padecen aneurismas intracraneales y de pacientes con disfunciones del suelo pélvico.

Los investigadores ha asegurado que el proyecto “abre una innovadora puerta en el campo de la medicina regenerativa, mediante el desarrollo de nuevos polímeros bioactivos para una nueva generación de implantes médicos”.

De acuerdo con su investigación, “la mejora en la funcionalidad de estos nuevos implantes y la mayor biocompatibilidad que ofrecen conducirá a una evolución más favorable del paciente”, reduciendo el tiempo de hospitalización y otros riesgos relacionados con los tratamientos actuales.

Todos estos tratamientos se traducirán en una mayor calidad de vida del paciente y un descenso en los costes de atención médica.

Con este objetivo, el proyecto BIP-UPy ha abordado la necesidad de desarrollar nuevos implantes biomédicos en los cuales la actividad biológica, la biodegradabilidad y el rendimiento mecánico sean fácilmente ajustables en función de su aplicación clínica final.

Para conseguirlo, los nuevos implantes se están desarrollando con polímeros bioactivos basados en UreidoPirimidinona, capaces de proporcionar bioactividades específicas en función de las propiedades requeridas.

En este sentido, según Eurecat, se prevé que los biomateriales desarrollados se puedan trasladar fácilmente a otras aplicaciones biomédicas relacionadas con dispositivos implantables.

Cofinanciado por la Comisión Europea dentro del Séptimo Programa Marco, con un plazo de ejecución de cuatro años, participan en el proyecto de investigación nueve socios de cinco países europeos, distribuidos entre Eurecat; las instituciones académicas de Eindhoven University of Technology y Lodz University of Technology; las empresas Suprapolix BV, Neos Surgery, Life Tec Group y Coloplast, y los hospitales Antwerp University y Katholic University of Leuven. EFE

RSS Feed desconocido

Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

Login

Registro | Contraseña perdida?