LLUVIA ESTRELLAS

Las cuadrántidas: en color, alta definición y desde la estratosfera

EFEFUTURO.- Un equipo de investigadores de la Universidad Complutense de Madrid (UCM) ha logrado llevar a cabo una observación de la lluvia de meteoros de las cuadrántidas desde la estratosfera en alta definición.

Vídeo facilitado por la UCM.

El departamento de Astrofísica y Ciencias de la Atmósfera de la UCM ha hecho esta observación en colaboración con el proyecto Daedalus de la asociación AstroInnova -de aficionados-, cuyo objetivo principal es el desarrollo y lanzamiento de globos sonda científicos hasta la estratosfera, capa de la atmósfera terrestre por encima de los aproximadamente 18 kilómetros.

Según una nota de prensa de la UCM, esta es la quinta misión conjunta de estudio de las lluvias de estrellas fugaces desde la estratosfera “con el fin de salvar el contenido en aerosoles y vapor de agua de la troposfera, y la primera en la historia en la que se usa una cámara en color y Full HD a esta altitud”.

Evitar nubes y contaminación lumínica

“Observar los meteoros desde la estratosfera permite evitar la cobertura nubosa y contaminación lumínica, y tener condiciones de transparencia imposibles de conseguir en observaciones terrestres”, asegura la UCM.

En este caso, la lluvia de las cuadrántidas tiene su origen en el asteroide 2003 EH1.

Este objeto es probablemente un cometa ya extinto, por lo que el estudio de las partículas desprendidas de él permite entender como es la transición de cometa a asteroide y cuál es la composición de los cuerpos que pasan próximos a la Tierra, continúan las mismas fuentes.

Aunque sus pequeños fragmentos emitidos sí colisionan con la Tierra, el 2003 EH1 nunca pasa a menos de 31 millones de kilómetros de la Tierra y no hay riesgo de choque.

“El uso de cámaras de nueva generación ha conseguido detectar meteoros muchos más débiles y a todo color”, según la UCM, que presentará los resultados preliminares de esta investigación en la 47 conferencia de ciencia lunar y planetaria, en Texas (EEUU).

La sonda fue lanzada desde el municipio de Trujillo (Cáceres) la noche del 3 al 4 de enero y cayó a 4 kilómetros del municipio de Arrobas de los Montes (Ciudad Real).

Una altura de 22.000 metros

Se alcanzó una altura de 22.000 metros y el lanzamiento se realizó bajo condiciones meteorológicas extremas debido al frente que cruzaba la península y que impidió la observación de la lluvia de estrellas fugaces desde tierra.

La UCM asegura que la participación de aficionados ha sido clave en esta investigación, que ha contado también con la colaboración de grupos de observación de las Universidades de Huelva y Sevilla y del Instituto de Ciencias del Espacio del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC). EFEfuturo

Etiquetado con: ,
Publicado en: Espacio

blogosfera de efefuturo

blogosfera de efefuturo

Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

Login