NANOSATÉLITES ESPACIO

El nanosatélite catalán CubeCat-2, en órbita

Efefuturo.- El primer nanosatélite catalán, diseñado y construido por la Universidad Politécnica de Cataluña, ya está en órbita con tres experimentos a bordo para demostrar la viabilidad de varias tecnologías de señales de teledetección y probar instrumentos para una futura misión de la Agencia Espacial Europea (ESA).

<p>Lanzamiento del cohete LM-2D que situó en órbita al '3Cat-2', junto con dos mini satélites chinos.  Imagen facilitada por la UPC.</p>

Lanzamiento del cohete LM-2D que situó en órbita al '3Cat-2', junto con dos mini satélites chinos. Imagen facilitada por la UPC.

El ‘3Cat-2’ (CubeCat-2) es el primer nanosatélite catalán diseñado y construido por investigadores del grupo de Teledetección del Departamento de Teoría de la Señal y Comunicaciones y del Nanosat Lab de la Universidad Politécnica de Cataluña (UPC) y fue lanzado el pasado 15 de agosto desde la base china de Jiuquan con un cohete LM-2D que ha puesto en órbita, a unos 500 kilómetros de altitud, tres minisatélites.




Uno de ellos es el ‘3Cat-2’ que comenzará a realizar varios ensayos científicos para el uso de las señales de navegación (GPS, Galileo, etc.) para observar la tierra.



Según ha informado uno de los directores del Nanosat Lab y responsables del ‘2Cat-2’, Adriano Camps, los satélites en miniatura, especialmente los del tipo CubeSat, son sistemas de pequeño volumen de unos 10 centímetros de lado, que pesan entre 1 y 10 kilos, pero con las mismas funcionalidades que un satélite convencional.


Estos aparatos permiten probar cosas en el espacio que no ha probado nunca nadie antes, como poner en órbita cargas útiles para hacer experimentos científicos o para analizar el comportamiento de un material o de una tecnología“, ha señalado Camps.



Más de cinco años de trabajo


Una parte de esta tecnología existe en el mercado y tiene un uso tan cotidiano como los chips o los transmisores receptores de comunicaciones inalámbricas de los teléfonos móviles.


Concebido para funcionar como una constelación de satélites, el ‘3Cat-2’ es fruto de más de cinco años de trabajo, aunque los primeros conceptos datan de 2003.




A la izquierda, el nanosatélite catalán, que pesa siete kilogramos y mide un poco más que un folio. A la derecha, el desplegador orbital en el que viajó hasta su órbita. Imagen UPC.

A la izq., el nanosatélite, que pesa 7 kilogramos y mide un poco más que un folio. A la drcha, el desplegador orbital en el que viajó. Imagen UPC.


Con unos siete kilogramos de peso y unas dimensiones de un folio (unos 24,4 x 34,5 cm y 10 cm de altura), el proyecto ‘3Cat-2’ ha dispuesto de unos 750.000 euros para demostrar la viabilidad desde el espacio de estas nuevas tecnologías que pretenden usar las señales emitidas por los satélites de los sistemas de navegación global para observar la Tierra y obtener datos como la altimetría oceánica, el estado del mar o la humedad del terreno.


Entre las cargas que transporta el ‘3Cat-2’, está también el seguidor estelar (“star tracker”) Mirabilis, desarrollado igualmente por la UPC, y un magnetómetro experimental, desarrollado por el Instituto de Ciencias Espaciales (ICE-CSIC) para el futuro observatorio espacial de ondas gravitacionales e-LISA de la ESA, de la misión LISA Pathfinder. Efefututo

Publicado en: Astronáutica     Espacio

blogosfera de efefuturo

blogosfera de efefuturo

Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

Login