Arqueología

Datan en Altxerri las pinturas rupestres más antiguas de Europa

La cueva guipuzcoana de Altxerri alberga en sus paredes las pinturas rupestres más antiguas datadas hasta ahora en Europa, con una edad estimada, 39.000 años, según una investigación realizada por científicos de las universidades de Cantabria, Burgos y Toulouse (Francia).

Fotografía facilitada por la Universidad de Cantabria de una pintura rupestre de la cueva guipuzcoana de Altxerri, situada en una galería superior cFotografía facilitada por la Universidad de Cantabria de una pintura rupestre de la cueva guipuzcoana de Altxerri, situada en una galería superior conocida como Altxerri B. Esta cueva alberga en sus paredes las pinturas rupestres más antiguas datadas hasta ahora en Europa, con una edad estimada, 39.000 años, según una investigación realizada por científicos de las universidades de Cantabria, Burgos y Toulouse (Francia) y publicada por la revista Journal of Human Evolution, una de las más importantes en el campo de la Antropología y la Arqueología Prehistórica internacional. EFE/

El Instituto Internacional de Investigaciones Prehistóricas de Cantabria explica, en una nota, que las conclusiones de esta investigación realizada en una galería conocida como Altxerri B, han sido publicados por la revista Journal of Human Evolution, una de las más importantes en el campo de la Antropología y la Arqueología Prehistórica internacional.

La investigación se remonta al año 2011, cuando los miembros de la Universidad de Cantabria César González y Aitor Ruiz decidieron realizar un nuevo estudio del conjunto rupestre de Altxerri, en el que, además de la gruta original, incluyeron la galería superior conocida como Altxerri B, donde se encuentran las pinturas datadas ahora.

Aitor Ruiz, que llevaba a cabo su tesis doctoral sobre este tema, recuerda que “desde el principio resultó evidente que se trataba de un conjunto independiente” de las pinturas de la galería inferior, por lo que uno de sus primeros objetivos fue establecer una cronología para Altxerri B.

Con este objetivo, se integraron en el equipo investigador al especialista en Arte del Paleolítico Superior Inicial Diego Garate, de la Universidad de Toulouse, y al experto en Geoarqueología de la Universidad de Burgos Eneko Iriarte.

Ante la imposibilidad de fechar directamente las pinturas, ya que están realizadas con pigmentos inorgánicos, los arqueólogos recurrieron a otras técnicas mediante unas dataciones de huesos depositados al pie de las pinturas que luego vincularon con análisis de otras muestras del contexto.

Financiados por la Sociedad de Ciencias Aranzadi de San Sebastián, han arrojado un estimación próxima a los 39.000 años de antigüedad.

Para contrastar si esas fechas podían ser asimiladas a la época de realización de las pinturas, se recurrió a otro tipo de evidencias como la similitud formal con pinturas de distintas cuevas de cronologías similares.

Al mismo tiempo, se efectuó un estudio geológico que determinó la independencia de los yacimientos de la gruta de Altxerri y de la galería denominada Altxerri B, cuyo acceso había quedado sellado hacías miles de años, “lo que avala la antigüedad de las pinturas” ahora datadas.

El conjunto rupestre de Altxerri, ubicado en Aia (Gipuzkoa), fue descubierto en 1962 e inmediatamente estudiado por el investigador Joxe Miguel de Barandiarán, aunque posteriormente fue vuelto a analizar por los arqueólogos Jesús Altuna y J.M. Apellániz, quienes publicaron una nueva monografía en 1976.

Destaca en la cavidad un importante conjunto de pinturas del período Magdaleniense reciente (entre 14.500 y 11.700 Antes del Presente), que incluye 68 bisontes, 7 renos, 6 cabras, 5 caballos y 4 peces, además de un ciervo, un oso, una serpiente y otras muchas unidades de distintas especies animales.

Todo ello le hizo merecedor de su inclusión, junto a otros conjuntos rupestres paleolíticos cantábricos, en la Lista de Patrimonio Mundial de la Unesco en 2008.

Desde 1966 existían, además, referencias a una galería superior con pinturas rojas, la cual sin embargo nunca había sido estudiada en profundidad hasta ahora.

Aranzadi no cree adecuado “valorar” la antigüedad

La Sociedad de Ciencias Aranzadi ha dicho que las pinturas rupestres se sitúan entre las más antiguas del País Vasco y de Europa, si bien, “por prudencia”, no considera “adecuado valorar en el ‘ránking’ europeo si son o no las más antiguas”.

Aranzadi manifiesta  su alegría por la publicación en la prestigiosa revista Journal of Human Evolution de los últimos resultados de las investigaciones arqueológicas realizadas en esta gruta, emplazada en Aia, de cuyo descubrimiento se cumplió medio siglo el año pasado.

Recuerda, en este sentido, que recientemente “se han descubierto nuevas pinturas en la galería superior que corresponden a la cabeza de un felino y a un oso, entre otras”, además de practicar una datación “de un fragmento óseo situado junto a la pintura de un gran bisonte, que ha dado una cronología de hace 39.000 años”.

Explica, a este respecto, que el equipo de investigación formado por los socios de Aranzadi Aitor Ruiz, César Gonzalez, Diego Garate, y Eneko Iriarte, en colaboración con la Universidad de Cantabria, ha desarrollado “un fructífero trabajo” en este ámbito, “que va a ayudar a revalorizar aún más la importancia de las pinturas de Altxerri en el contexto del arte rupestre europeo”.

Por otra parte, uno de los arqueólogos participantes en esta investigación, Aitor Ruiz, ha admitido hoy en declaraciones a EFEfuturo la existencia de una datación “1.500 años más antigua” que la de Altxerri para unas pinturas de la cueva del Castillo (Cantabria).

Esta fue realizada mediante el sistema del uranio-torio, aunque, según ha comentado, se trata de “un método completamente experimental y muy polémico, porque hay una serie de químicos que discuten su validez”.

Ruiz ha afirmado que “el matiz” de Altxerri es que “son las más antiguas” fechadas con el método del carbono 14, que “es absolutamente fiable y contrastado”.

Ha aclarado, no obstante, que la datación no está realizada directamente sobre las pinturas, sino sobre “restos orgánicos” hallados en el mismo contexto, si bien “existe una altísima probabilidad de que ambos sean de la misma fecha”.

Ha explicado además que el estilo de las pinturas es “muy similar” a las de una caverna francesa llamada “grotte chauvet” que tiene una datación muy parecida, de 36.000 años.

Ha recordado que también se ha practicado “un estudio geológico” que demuestra que la citada galería de Altxerri “quedó sellada hace muchos miles de años”.

Ha insistido en que, “a partir de todas estas evidencias, que son indirectas” pero que es la forma en que se trabaja en arqueología, ” y que “apuntan todas en la misma dirección”, se puede decir “con un alto grado de satisfacción y probabilidad que las fechas de los restos -orgánicos- que aparecieron en el suelo -de Altxerri B- se corresponden con la época de las pinturas”.

Preguntada por este asunto en una rueda de prensa celebrada hoy en San Sebastián, la diputada de Cultura de Gipuzkoa, Ikerne Badiola, ha manifestado que no compete a la institución foral dar o no “por buena” esta investigación, sino a “la comunidad científica”.

cl/ram

Publicado en: Humanidades

10:00

BANNER_I-a-la-carta_cibertienda_300X250

BANNER_I-a-la-carta_cibertienda_300X250

CyT en 60 minutos #CyTen60min

DialogosComunicación_300x125_SmartCity

DialogosComunicación_300x125_SmartCity

verde_gif_300x90

verde_gif_300x90Blogs de ciencia y tecnología

Blogosfera de Ciencia y Tecnología

Información medioambiental
Map

Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

Login

Registro | Contraseña perdida?