INVESTIGACIÓN FOTÓNICA

Desarrollan microchips fotónicos que manejan luz usando tecnologías genéricas

EFEFUTURO.- Investigadores de la Universitat Politècnica de València (UPV) han desarrollado microchips fotónicos capaces de manejar la luz empleando tecnologías genéricas que pueden ser empleados en sectores como el de las telecomunicaciones, el sanitario, el medioambiental o el de la alimentación.

<p>Imagen de archivo que muestra el tamaño de un chip en comparación con un dedo. EFE/Ahmad Yusni</p>

Imagen de archivo que muestra el tamaño de un chip en comparación con un dedo. EFE/Ahmad Yusni

Se trata de un diseño pionero que les ha convertido en referencia internacional para la sociedad europea más relevante en el campo de la fotónica.

“Vamos 30 años por detrás de la necesidad de esta tecnología, pero ahora empieza a haberla”, ha señalado a EFE Pascual Muñoz, que lidera la actividad en microchips ópticos del Grupo de Comunicaciones Ópticas y Cuánticas (GCOC) del Instituto de Telecomunicciones y Aplicaciones Multimedia (iTEAM) de la UPV.

Según Muñoz, los microchips fotónicos operan con fotones, con luz, algo que no pueden hacer los electrónicos, y su campo de aplicaciones “es enorme”, especialmente en el campo de las telecomunicaciones.

Se puede aplicar en la fibra óptica, tanto como parte del transmisor de las señales como del receptor de las mismas, así como en telecomunicaciones móviles como elemento final entre la red fija y la red móvil, que coge señales de luz de la fibra óptica y las transmite en señales de radio.

Otra de sus aplicaciones puede ser como biosensores para el análisis de muestras biológicas o el control de contaminación ambiental, y para ello frente a los equipos voluminosos que ahora se utilizan podrían ser “aparatos portables” de menor tamaño.

En automoción también podrían tener utilidad en la determinación de las distancias, no solo al aparcar un vehículo sino para calcular la distancia que existe con el coche de enfrente.

“Es la tecnología del futuro y aunque se hacía con componentes discretos, ahora puede hacerse en un único componente lo que supone un ahorro de ensamblaje, mayores prestaciones y ventajas en cuanto a economía de la producción”, asegura Muñoz.

Igual que un Lego

El investigador asegura que las “tecnologías genéricas son como el Lego: con un conjunto limitado de piezas (bloques constructivos) puedes construir muchos juguetes (microchips) distintos”.

La actividad desarrollada por el GCOC en el campo de la fotónica ha sido destacado por la IEEE Photonic Sociey (IEEE-PS) en el último número de su newsletter, convirtiendo esta investigación en referente internacional, según han informado a EFE fuentes de la UPV.

En el artículo de la IEEE-PS, Pascual Muñoz explica cómo los microchips fotónicos siguen el camino empezado hace varias décadas por los microchips electrónicos, “que hoy en día nos permiten tener al alcance de la mano ordenadores personales, móviles y tabletas”.

“No sabemos cómo serán los dispositivos de consumo del futuro, pero con toda certeza incorporarán microchips fotónicos de tecnologías genéricas”, afirma Pascual Muñoz.

Cada dos meses, la IEEE-PS -una de las sociedades más destacadas en el ámbito de la fotónica- invita a grupos de relevancia internacional a exponer los últimos avances alcanzados en su investigación y contribuciones a las distintas ramas de la fotónica.

En esta ocasión, uno de los grupos seleccionados ha sido el del instituto iTEAM de la UPV, según las fuentes.

Microchips fotónicos

El Grupo de Comunicaciones Ópticas y Cuánticas (GCOC) del iTEAM es uno de los pioneros a nivel mundial en el diseño de microchips fotónicos, dispositivos que son capaces de manejar la luz empleando tecnologías genéricas.

Los investigadores de la Universitat Politècnica de València trabajan en el diseño de los microchips para distintas aplicaciones, de interés no sólo científico, sino también comercial.

En este sentido, las fuentes han destacado que el grupo impulsó en el año 2011 la compañía VLC Photonics, que tras cerca de cinco años en el mercado, es referente internacional en el diseño de microchips fotónicos.

El GCOC tiene sus raíces en la antigua Sistemas Fotónicos Grupo de la Universidad Politécnica de Madrid (1988), y fue fundada en la Universidad Politécnica de Valencia en 1991, organizada por el Departamento de Comunicaciones.

En la actualidad está formada por 26 ingenieros de telecomunicaciones y físicos, y forma parte del Instituto de Telecomunicaciones y Aplicaciones Multimedia (iTEAM).

Su misión es producir conocimiento científico de alta calidad en el campo de la óptica, óptica cuántica y la fotónica, a través de proyectos de investigación, contratos de I+D y acuerdos de colaboración con el sector privado. EFEFUTURO

Etiquetado con:
Publicado en: Ciencia

Se trata de un diseño pionero que les ha convertido en referencia internacional para la sociedad europea más relevante en el campo de la fotónica.

“Vamos 30 años por detrás de la necesidad de esta tecnología, pero ahora empieza a haberla”, ha señalado a EFE Pascual Muñoz, que lidera la actividad en microchips ópticos del Grupo de Comunicaciones Ópticas y Cuánticas (GCOC) del Instituto de Telecomunicciones y Aplicaciones Multimedia (iTEAM) de la UPV.

Según Muñoz, los microchips fotónicos operan con fotones, con luz, algo que no pueden hacer los electrónicos, y su campo de aplicaciones “es enorme”, especialmente en el campo de las telecomunicaciones.

Se puede aplicar en la fibra óptica, tanto como parte del transmisor de las señales como del receptor de las mismas, así como en telecomunicaciones móviles como elemento final entre la red fija y la red móvil, que coge señales de luz de la fibra óptica y las transmite en señales de radio.

Otra de sus aplicaciones puede ser como biosensores para el análisis de muestras biológicas o el control de contaminación ambiental, y para ello frente a los equipos voluminosos que ahora se utilizan podrían ser “aparatos portables” de menor tamaño.

En automoción también podrían tener utilidad en la determinación de las distancias, no solo al aparcar un vehículo sino para calcular la distancia que existe con el coche de enfrente.

“Es la tecnología del futuro y aunque se hacía con componentes discretos, ahora puede hacerse en un único componente lo que supone un ahorro de ensamblaje, mayores prestaciones y ventajas en cuanto a economía de la producción”, asegura Muñoz.

Igual que un Lego

El investigador asegura que las “tecnologías genéricas son como el Lego: con un conjunto limitado de piezas (bloques constructivos) puedes construir muchos juguetes (microchips) distintos”.

La actividad desarrollada por el GCOC en el campo de la fotónica ha sido destacado por la IEEE Photonic Sociey (IEEE-PS) en el último número de su newsletter, convirtiendo esta investigación en referente internacional, según han informado a EFE fuentes de la UPV.

En el artículo de la IEEE-PS, Pascual Muñoz explica cómo los microchips fotónicos siguen el camino empezado hace varias décadas por los microchips electrónicos, “que hoy en día nos permiten tener al alcance de la mano ordenadores personales, móviles y tabletas”.

“No sabemos cómo serán los dispositivos de consumo del futuro, pero con toda certeza incorporarán microchips fotónicos de tecnologías genéricas”, afirma Pascual Muñoz.

Cada dos meses, la IEEE-PS -una de las sociedades más destacadas en el ámbito de la fotónica- invita a grupos de relevancia internacional a exponer los últimos avances alcanzados en su investigación y contribuciones a las distintas ramas de la fotónica.

En esta ocasión, uno de los grupos seleccionados ha sido el del instituto iTEAM de la UPV, según las fuentes.

Microchips fotónicos

El Grupo de Comunicaciones Ópticas y Cuánticas (GCOC) del iTEAM es uno de los pioneros a nivel mundial en el diseño de microchips fotónicos, dispositivos que son capaces de manejar la luz empleando tecnologías genéricas.

Los investigadores de la Universitat Politècnica de València trabajan en el diseño de los microchips para distintas aplicaciones, de interés no sólo científico, sino también comercial.

En este sentido, las fuentes han destacado que el grupo impulsó en el año 2011 la compañía VLC Photonics, que tras cerca de cinco años en el mercado, es referente internacional en el diseño de microchips fotónicos.

El GCOC tiene sus raíces en la antigua Sistemas Fotónicos Grupo de la Universidad Politécnica de Madrid (1988), y fue fundada en la Universidad Politécnica de Valencia en 1991, organizada por el Departamento de Comunicaciones.

En la actualidad está formada por 26 ingenieros de telecomunicaciones y físicos, y forma parte del Instituto de Telecomunicaciones y Aplicaciones Multimedia (iTEAM).

Su misión es producir conocimiento científico de alta calidad en el campo de la óptica, óptica cuántica y la fotónica, a través de proyectos de investigación, contratos de I+D y acuerdos de colaboración con el sector privado. EFEFUTURO

RSS Feed desconocido

Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

Login

Registro | Contraseña perdida?