INVESTIGACIÓN ESCLEROSIS

Proponen un nuevo método para el diagnóstico precoz de la esclerosis múltiple

EFEFUTURO.- Científicos de centros de investigación catalanes han propuesto un nuevo método para el diagnóstico en las fases iniciales de la esclerosis múltiple basado en la detección y medida de la abundancia de una combinación de proteínas en el líquido cerebroespinal.

<p>Vidal Saenz, que padece de esclerosis múltiple, realiza sus ejercicios de rehabilitación en el centro de la Fundación Aragonesa de Esclerosis M

Vidal Saenz, que padece de esclerosis múltiple, realiza sus ejercicios de rehabilitación en el centro de la Fundación Aragonesa de Esclerosis Múltiple (Fadema) .EFE/Javier Cebollada

El trabajo, que ha publicado la revista ‘Molecular and Cellular Proteomics, lo han llevado a cabo científicos de la Unidad de Proteómica del Centro de Regulación Genómica (CRG) y la Universidad Pompeu Fabra liderados por Eduard Sabidó, junto con el investigador Manuel Comabella del Centro de Esclerosis Múltiple de Cataluña (CEEM), Unidad de Neuroinmunología Clínica del Vall d’Hebron Instituto de Investigación (VHIR).

La esclerosis múltiple es una enfermedad neurodegenerativa y crónica en la que el propio sistema inmunitario actúa contra la mielina, una sustancia que recubre las neuronas y facilita la transmisión de los impulsos nerviosos.

Segunda causa de discapacidad neurológica 


Esta enfermedad es la segunda causa de discapacidad neurológica en personas de entre 20 y 40 años después de los accidentes de tráfico y se calcula que afecta a unos 2 millones de personas en el mundo, 47.000 de ellas en España y 7.000 en Cataluña .

Según los investigadores, aunque todavía no existe un tratamiento que permita curar la esclerosis múltiple, diagnosticar de forma precoz puede ser clave para tratarla y modificar la evolución, retrasando su progresión.

En la mayoría de pacientes, el primer signo de la enfermedad es un episodio de desórdenes neurológicos llamado síndrome clínicamente aislado, aunque no todos los pacientes con este síndrome acaban desarrollando la enfermedad.

El trabajo de los investigadores de la Unidad de Proteómica y el VHIR se ha centrado en estos casos y ha permitido discriminar y predecir cuáles de estos pacientes desarrollarán esclerosis múltiple y cuáles no.
“Ser capaces de conocer si existe un riesgo elevado de desarrollar la enfermedad permitirá tratar a estos pacientes de forma precoz y, por tanto, retrasar la progresión de la enfermedad y la incapacidad de los pacientes”, ha explicado Comabella, que ha recordado que la esclerosis múltiple es una enfermedad de difícil diagnóstico.

Actualmente, después de la exploración neurológica de un especialista, se puede recurrir a diversas pruebas como el análisis de líquido cefalorraquídeo y la resonancia magnética cerebral, aunque estas pruebas no siempre son concluyentes.

Espectrometría de masas 


En este trabajo los científicos han utilizado la espectrometría de masas para detectar un conjunto de proteínas de interés en el líquido cefalorraquídeo de un número elevado de pacientes.

Después de analizar cada una de las muestras de este estudio, los investigadores han identificado cuáles son las proteínas que pueden predecir el riesgo de desarrollar esclerosis múltiple.

Modelo estadístico


Con estos datos también han desarrollado un modelo estadístico que, según la abundancia de estas proteínas en el líquido cefalorraquídeo, permite asignar a cada paciente la probabilidad de padecer la enfermedad.

“El uso de tecnología avanzada en proteómica es cada vez más relevante en la investigación clínica y, concretamente, en diagnóstico. Este es un claro ejemplo de la importancia de la colaboración entre investigadores clínicos y básicos para avanzar en el conocimiento y también en la mejora de la vida de las personas” ha concluido Eva Borrás, de la Unidad de Proteómica del CRG y la UPF y una de las autoras principales del estudio. EFEFUTURO
Publicado en: Ciencia
El trabajo, que ha publicado la revista ‘Molecular and Cellular Proteomics, lo han llevado a cabo científicos de la Unidad de Proteómica del Centro de Regulación Genómica (CRG) y la Universidad Pompeu Fabra liderados por Eduard Sabidó, junto con el investigador Manuel Comabella del Centro de Esclerosis Múltiple de Cataluña (CEEM), Unidad de Neuroinmunología Clínica del Vall d’Hebron Instituto de Investigación (VHIR).

La esclerosis múltiple es una enfermedad neurodegenerativa y crónica en la que el propio sistema inmunitario actúa contra la mielina, una sustancia que recubre las neuronas y facilita la transmisión de los impulsos nerviosos.

Segunda causa de discapacidad neurológica 


Esta enfermedad es la segunda causa de discapacidad neurológica en personas de entre 20 y 40 años después de los accidentes de tráfico y se calcula que afecta a unos 2 millones de personas en el mundo, 47.000 de ellas en España y 7.000 en Cataluña .

Según los investigadores, aunque todavía no existe un tratamiento que permita curar la esclerosis múltiple, diagnosticar de forma precoz puede ser clave para tratarla y modificar la evolución, retrasando su progresión.

En la mayoría de pacientes, el primer signo de la enfermedad es un episodio de desórdenes neurológicos llamado síndrome clínicamente aislado, aunque no todos los pacientes con este síndrome acaban desarrollando la enfermedad.

El trabajo de los investigadores de la Unidad de Proteómica y el VHIR se ha centrado en estos casos y ha permitido discriminar y predecir cuáles de estos pacientes desarrollarán esclerosis múltiple y cuáles no.
“Ser capaces de conocer si existe un riesgo elevado de desarrollar la enfermedad permitirá tratar a estos pacientes de forma precoz y, por tanto, retrasar la progresión de la enfermedad y la incapacidad de los pacientes”, ha explicado Comabella, que ha recordado que la esclerosis múltiple es una enfermedad de difícil diagnóstico.

Actualmente, después de la exploración neurológica de un especialista, se puede recurrir a diversas pruebas como el análisis de líquido cefalorraquídeo y la resonancia magnética cerebral, aunque estas pruebas no siempre son concluyentes.

Espectrometría de masas 


En este trabajo los científicos han utilizado la espectrometría de masas para detectar un conjunto de proteínas de interés en el líquido cefalorraquídeo de un número elevado de pacientes.

Después de analizar cada una de las muestras de este estudio, los investigadores han identificado cuáles son las proteínas que pueden predecir el riesgo de desarrollar esclerosis múltiple.

Modelo estadístico


Con estos datos también han desarrollado un modelo estadístico que, según la abundancia de estas proteínas en el líquido cefalorraquídeo, permite asignar a cada paciente la probabilidad de padecer la enfermedad.

“El uso de tecnología avanzada en proteómica es cada vez más relevante en la investigación clínica y, concretamente, en diagnóstico. Este es un claro ejemplo de la importancia de la colaboración entre investigadores clínicos y básicos para avanzar en el conocimiento y también en la mejora de la vida de las personas” ha concluido Eva Borrás, de la Unidad de Proteómica del CRG y la UPF y una de las autoras principales del estudio. EFEFUTURO

RSS Feed desconocido

Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

Login

Registro | Contraseña perdida?