DISPOSITIVO AMBLIOPÍA

Un dispositivo con juego interactivo detecta el ojo vago en niños

Las universidades de Pécs (Hungría) y de Alicante han creado un sistema para la detección de la ambliopía u ojo vago en los niños basado en estímulos de visión tridimensional en movimiento, que son presentados en una tableta en formato de juego interactivo, lo que favorece la participación del paciente.

<p>Aula de un colegio de Toledo. Archivo EFE/Ismael Herrero</p>

Aula de un colegio de Toledo. Archivo EFE/Ismael Herrero

Este dispositivo acaba de conseguir el marcado CE, con lo que se puede aplicar en cualquier país de la Unión Europea, y es fruto de una colaboración multidisciplinar e interuniversitaria entre Alicante y Hungría surgida a través de la red Seimed, que engloba a empresas e instituciones académicas y científicas interesadas en llevar a cabo proyectos, como éste, de utilidad social.


El método parte de un descubrimiento del doctor Jandó Gabor, experto en Neurofisiología de la Universidad de Pécs, quien constató que los estímulos de visión tridimensional en movimiento -un nuevo concepto clínico conocido como estereopsis dinámica- no eran percibidos por las personas con ambliopía o que estaban a punto de desarrollarla, ha explicado a Efe el investigador David Piñero.



Ojo vago


En la corteza occipital del cerebro existen una células encargadas del procesamiento visual que se inhiben cuando una persona tiene ambliopía, por lo que su estimulación es vital para determinar si se padece o no esta patología, que afecta aproximadamente al 5 % de la población infantil en España, según Piñero.


Este científico ha recalcado que es de suma importancia un diagnóstico precoz de esta anomalía y prevenirla a tiempo en la infancia porque se puede intentar la rehabilitación, dado que, a edades tempranas, el cerebro es “más plástico”, es decir, posee la capacidad de adaptarse y de poder recuperar esa pérdida de visión, porque en caso contrario, puede ser irreversible.


La red Seimed contribuyó a que Jandó Gabor y David Piñero, optometrista y experto del Grupo de Óptica y Percepción Visual (GOPV) de la Universidad de Alicante (UA), se pusieran en contacto y trabajaran, cada una en sus respectivas especialidades, en diseñar este novedoso dispositivo, bautizado con el nombre de Euvisión, que sirve como test o cribaje para la detección del ojo vago.



Colaboración del paciente


En la actualidad, las campañas de prevención de la ambliopía que se efectúan en los centros docentes “pueden llegar a ser bastante pesadas dependiendo del tipo de precisión que se quiera”, incluyen diferentes test y “requieren la colaboración por parte del paciente muy grande, que en casos de niños pequeños es, a veces, inviable”, ha opinado Piñero.




“Además, las dependencias de los colegios no están preparadas, por razones de espacio físico, para realizar medidas optométricas y albergar todo el aparataje que este tipo de pruebas conlleva”, ha dicho.



En cambio, según este investigador, con el dispositivo desarrollado por las universidades de Pécs y de Alicante se evita todas estas complicaciones: solo se requiere una tableta.



Juego interactivo


“Los estímulos de visión tridimensional en movimiento son presentados en una tableta en formato de juego interactivo, lo que favorece la participación del paciente, pues se divierte mientras lo realiza, y permite que pueda ser llevado a cabo de un modo sencillo y rápido”, ha resaltado.




De hecho, el test dura “apenas un minuto” y “se puede hacer un cribaje o screening de 400 personas en una mañana”, ha asegurado.



Igualmente, no es necesario que un profesional esté presente en el momento en que los niños se someten al test, pues la tableta va conectada en red a una base de datos.


Ello posibilita un almacenamiento de datos que, a priori, puede ser interesante para realizar una investigación a nivel epidemiológico, según este científico.



Más barato


Este nuevo sistema, más barato que los tests convencionales, genera un “tipo de estímulos que es especialmente sensible para la detección no solo de la ambliopía, sino también de condiciones que en un futuro pueden conducir a una persona a sufrir esa alteración visual”, ha revelado.


La validación clínica de este dispositivo se ha realizado entre las universidades de Pécs y de Alicante y el departamento de Oftalmología (Oftalmar) del Hospital Vithas Medimar Internacional de Alicante, institución que colabora con el GOPV.




“En Alicante se ha podido examinar ya con el sistema a cerca de un centenar de niños y en Hungría, a otros 141, demostrándose una sensibilidad del test del 100 % para la detección de la ambliopía y una especificidad próxima al 100 %”, según Piñero.


Etiquetado con: ,
Publicado en: Dispositivos

Este dispositivo acaba de conseguir el marcado CE, con lo que se puede aplicar en cualquier país de la Unión Europea, y es fruto de una colaboración multidisciplinar e interuniversitaria entre Alicante y Hungría surgida a través de la red Seimed, que engloba a empresas e instituciones académicas y científicas interesadas en llevar a cabo proyectos, como éste, de utilidad social.


El método parte de un descubrimiento del doctor Jandó Gabor, experto en Neurofisiología de la Universidad de Pécs, quien constató que los estímulos de visión tridimensional en movimiento -un nuevo concepto clínico conocido como estereopsis dinámica- no eran percibidos por las personas con ambliopía o que estaban a punto de desarrollarla, ha explicado a Efe el investigador David Piñero.



Ojo vago


En la corteza occipital del cerebro existen una células encargadas del procesamiento visual que se inhiben cuando una persona tiene ambliopía, por lo que su estimulación es vital para determinar si se padece o no esta patología, que afecta aproximadamente al 5 % de la población infantil en España, según Piñero.


Este científico ha recalcado que es de suma importancia un diagnóstico precoz de esta anomalía y prevenirla a tiempo en la infancia porque se puede intentar la rehabilitación, dado que, a edades tempranas, el cerebro es “más plástico”, es decir, posee la capacidad de adaptarse y de poder recuperar esa pérdida de visión, porque en caso contrario, puede ser irreversible.


La red Seimed contribuyó a que Jandó Gabor y David Piñero, optometrista y experto del Grupo de Óptica y Percepción Visual (GOPV) de la Universidad de Alicante (UA), se pusieran en contacto y trabajaran, cada una en sus respectivas especialidades, en diseñar este novedoso dispositivo, bautizado con el nombre de Euvisión, que sirve como test o cribaje para la detección del ojo vago.



Colaboración del paciente


En la actualidad, las campañas de prevención de la ambliopía que se efectúan en los centros docentes “pueden llegar a ser bastante pesadas dependiendo del tipo de precisión que se quiera”, incluyen diferentes test y “requieren la colaboración por parte del paciente muy grande, que en casos de niños pequeños es, a veces, inviable”, ha opinado Piñero.




“Además, las dependencias de los colegios no están preparadas, por razones de espacio físico, para realizar medidas optométricas y albergar todo el aparataje que este tipo de pruebas conlleva”, ha dicho.



En cambio, según este investigador, con el dispositivo desarrollado por las universidades de Pécs y de Alicante se evita todas estas complicaciones: solo se requiere una tableta.



Juego interactivo


“Los estímulos de visión tridimensional en movimiento son presentados en una tableta en formato de juego interactivo, lo que favorece la participación del paciente, pues se divierte mientras lo realiza, y permite que pueda ser llevado a cabo de un modo sencillo y rápido”, ha resaltado.




De hecho, el test dura “apenas un minuto” y “se puede hacer un cribaje o screening de 400 personas en una mañana”, ha asegurado.



Igualmente, no es necesario que un profesional esté presente en el momento en que los niños se someten al test, pues la tableta va conectada en red a una base de datos.


Ello posibilita un almacenamiento de datos que, a priori, puede ser interesante para realizar una investigación a nivel epidemiológico, según este científico.



Más barato


Este nuevo sistema, más barato que los tests convencionales, genera un “tipo de estímulos que es especialmente sensible para la detección no solo de la ambliopía, sino también de condiciones que en un futuro pueden conducir a una persona a sufrir esa alteración visual”, ha revelado.


La validación clínica de este dispositivo se ha realizado entre las universidades de Pécs y de Alicante y el departamento de Oftalmología (Oftalmar) del Hospital Vithas Medimar Internacional de Alicante, institución que colabora con el GOPV.




“En Alicante se ha podido examinar ya con el sistema a cerca de un centenar de niños y en Hungría, a otros 141, demostrándose una sensibilidad del test del 100 % para la detección de la ambliopía y una especificidad próxima al 100 %”, según Piñero.


Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

Login

Registro | Contraseña perdida?