INVESTIGACIÓN UNIVERSIDADES

El 45 % del personal universitario investiga y en 2014 publicó algo menos

EFEFUTURO.- El gasto en I+D de las universidades españolas en 2014 fue de 3.187 millones de euros (438 millones menos que en 2013) y el 45 % de su personal docente e investigador realizó actividades de investigación, según una encuesta que, no obstante, señala que la producción científica mostró un “ligero retroceso”.

<p>Imagen de archivo de una investigadora manipulando un cultivo de células madre. EFE/Juan González</p>

Imagen de archivo de una investigadora manipulando un cultivo de células madre. EFE/Juan González

Esto se debe a la disminución de la financiación de la investigación de los años anteriores, que se ha dejado sentir unos años después, según la encuesta de Investigación y Transferencia de Conocimiento 2014 de las universidades presentada en la sede de la Confederación de Rectores de las Universidades Españolas (CRUE).


El número de artículos científicos publicados se redujo en 262 en 2014, año que se leyeron además 260 tesis menos (fuentes de la CRUE estiman que en 2015 estos datos podrían seguir disminuyendo).



Responsabilidad social de los científicos


No obstante, la producción científica es un 36 % superior a la de 2011, según este informe, que destaca que el impacto sobre la producción científica se da en menor proporción que los recortes económicos o que la disminución de los recursos humanos, “poniendo de manifiesto la responsabilidad social” de los investigadores.




Y es que, según la CRUE, la universidad “ha soportado bien la crisis y ha hecho lo que no ha hecho el resto del país, apostar por la investigación”: aunque el gasto de las universidades es menor, el peso que dedican a la I+D respecto al total se mantiene (35 %).



Atendiendo al origen de los fondos, un 60,6 % procede de los recursos propios y el 39,4 % restante de terceros.


De éstos, tres cuartas partes provienen de subvenciones públicas y la otra cuarta parte de contratos y convenios privados.


La encuesta percibe una recuperación en la aportación de fondos de la administración del Estado, que aumenta un 35 % respecto a 2013; sin embargo, la contribución de los programas de la UE descendió un 38 % respecto al año anterior, “probablemente por los efectos del cambio en el -séptimo- programa marco europeo”.


Esta encuesta indica que pese a una progresiva disminución de las plantillas del personal docente e investigador, la proporción de personal que realiza actividades de investigación y de transferencia de conocimiento aumenta en 2014 ligeramente: en concreto, el 45 % participó explícitamente en actividades de investigación, mientras que el 19 % lo hizo en actividades de transferencia de conocimiento.



En transferencia de conocimiento, aún por hacer


Una de las variables para medir esta transferencia es la concesión de patentes, que según esta encuesta sufrió un “importante crecimiento” respecto a años anteriores: en 2014 se dieron 592 patentes (en 2013 se concedieron 527 y en 2012 se dieron 491).


Sin embargo, en 2014 se apreció un peor comportamiento en el número de concesiones de patentes europeas, que se reducen a más de la mitad respecto a 2012, sin duda debido a que los costes en que se incurren para llegar a tales concesiones no han podido ser atendidos por los recortes presupuestarios, que han afectado a las subvenciones que se obtenían para este período, según la CRUE.


La transferencia de conocimiento realizada por las universidades mediante investigación contratada y colaborativa con terceros, así como a través de servicios de consultoría u otro apoyo técnico a empresas ha sufrido “un descenso muy significativo”, según este documento, que apunta que no obstante sigue siendo el principal mecanismo de transferencia en España, por encima de las patentes.



Menos ‘spin-off’


En relación a las ‘spin-off’ (empresas nacidas a partir en este caso de una investigación) como vía de explotación de resultados de I+D, el número de compañías creadas está en línea con los años anteriores -en 2014 se crearon 100 y en 2013 se crearon 134- y se aprecia más crecimiento por ampliaciones de capital.


En cuanto a las ‘star-up’ (empresas de base tecnológica), nacieron 149 en 2014, 21 más que el año anterior.


La encuesta incluye a 67 universidades públicas y privadas y si bien no hace un ránking sí señala las que mejor cumplen muchos de los parámetros, entre ellas la Universidad Complutense de Madrid, Universidad de Sevilla, Politécnica de Madrid, Universidad de Barcelona, Autónoma de Barcelona o Politécnica de Cataluña. EFEfuturo

Etiquetado con: ,
Publicado en: Ciencia

Esto se debe a la disminución de la financiación de la investigación de los años anteriores, que se ha dejado sentir unos años después, según la encuesta de Investigación y Transferencia de Conocimiento 2014 de las universidades presentada en la sede de la Confederación de Rectores de las Universidades Españolas (CRUE).


El número de artículos científicos publicados se redujo en 262 en 2014, año que se leyeron además 260 tesis menos (fuentes de la CRUE estiman que en 2015 estos datos podrían seguir disminuyendo).



Responsabilidad social de los científicos


No obstante, la producción científica es un 36 % superior a la de 2011, según este informe, que destaca que el impacto sobre la producción científica se da en menor proporción que los recortes económicos o que la disminución de los recursos humanos, “poniendo de manifiesto la responsabilidad social” de los investigadores.




Y es que, según la CRUE, la universidad “ha soportado bien la crisis y ha hecho lo que no ha hecho el resto del país, apostar por la investigación”: aunque el gasto de las universidades es menor, el peso que dedican a la I+D respecto al total se mantiene (35 %).



Atendiendo al origen de los fondos, un 60,6 % procede de los recursos propios y el 39,4 % restante de terceros.


De éstos, tres cuartas partes provienen de subvenciones públicas y la otra cuarta parte de contratos y convenios privados.


La encuesta percibe una recuperación en la aportación de fondos de la administración del Estado, que aumenta un 35 % respecto a 2013; sin embargo, la contribución de los programas de la UE descendió un 38 % respecto al año anterior, “probablemente por los efectos del cambio en el -séptimo- programa marco europeo”.


Esta encuesta indica que pese a una progresiva disminución de las plantillas del personal docente e investigador, la proporción de personal que realiza actividades de investigación y de transferencia de conocimiento aumenta en 2014 ligeramente: en concreto, el 45 % participó explícitamente en actividades de investigación, mientras que el 19 % lo hizo en actividades de transferencia de conocimiento.



En transferencia de conocimiento, aún por hacer


Una de las variables para medir esta transferencia es la concesión de patentes, que según esta encuesta sufrió un “importante crecimiento” respecto a años anteriores: en 2014 se dieron 592 patentes (en 2013 se concedieron 527 y en 2012 se dieron 491).


Sin embargo, en 2014 se apreció un peor comportamiento en el número de concesiones de patentes europeas, que se reducen a más de la mitad respecto a 2012, sin duda debido a que los costes en que se incurren para llegar a tales concesiones no han podido ser atendidos por los recortes presupuestarios, que han afectado a las subvenciones que se obtenían para este período, según la CRUE.


La transferencia de conocimiento realizada por las universidades mediante investigación contratada y colaborativa con terceros, así como a través de servicios de consultoría u otro apoyo técnico a empresas ha sufrido “un descenso muy significativo”, según este documento, que apunta que no obstante sigue siendo el principal mecanismo de transferencia en España, por encima de las patentes.



Menos ‘spin-off’


En relación a las ‘spin-off’ (empresas nacidas a partir en este caso de una investigación) como vía de explotación de resultados de I+D, el número de compañías creadas está en línea con los años anteriores -en 2014 se crearon 100 y en 2013 se crearon 134- y se aprecia más crecimiento por ampliaciones de capital.


En cuanto a las ‘star-up’ (empresas de base tecnológica), nacieron 149 en 2014, 21 más que el año anterior.


La encuesta incluye a 67 universidades públicas y privadas y si bien no hace un ránking sí señala las que mejor cumplen muchos de los parámetros, entre ellas la Universidad Complutense de Madrid, Universidad de Sevilla, Politécnica de Madrid, Universidad de Barcelona, Autónoma de Barcelona o Politécnica de Cataluña. EFEfuturo

RSS Feed desconocido

Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

Login

Registro | Contraseña perdida?