CIENCIA SALUD

El vaso sanguíneo artificial más fino del mundo

EFEFUTURO.- Investigadores japoneses han desarrollado el vaso sanguíneo artificial más fino creado hasta la fecha, que esperan pueda suponer un avance en cirugía al conectar arterias cerebrales o vasos linfáticos.

<p>EFE/Roberto Escobar</p>

EFE/Roberto Escobar

El conducto, que tiene apenas un diámetro de 0,6 milímetros, ha sido concebido por un equipo del Departamento de Ingeniería Biomédica del Centro Nacional Cerebral y Cardiovascular, informó hoy el diario Asahi.

El equipo, liderado por el profesor Yasuhide Nakayama, ha hecho uso de un proceso mediante el cual el colágeno recubre un cuerpo extraño al penetrar en el cuerpo.

Para obtener el microvaso se introdujo una vara del grosor deseado en un ratón y se le retiró dos meses después, cuando el colágeno había recubierto el objeto y formado así un tubo.

Hace seis meses el vaso fue trasplantado a una arteria y a día de hoy continúa funcionando con total normalidad, según los investigadores.

Los vasos sanguíneos artificiales disponibles actualmente están hechos de materiales como los fluoroplásticos, que acaban siendo reemplazados por material que genera el propio cuerpo.

El problema es que con diámetros inferiores a los 6 milímetros son propensos a la formación de coágulos sanguíneos en su interior.

El equipo del profesor Nakayama espera que estos microvasos puedan permitir injertos más complejos en áreas sensibles del organismo. EFE

asb/raa/mmg

 

Etiquetado con:
Publicado en: Ciencia

El conducto, que tiene apenas un diámetro de 0,6 milímetros, ha sido concebido por un equipo del Departamento de Ingeniería Biomédica del Centro Nacional Cerebral y Cardiovascular, informó hoy el diario Asahi.

El equipo, liderado por el profesor Yasuhide Nakayama, ha hecho uso de un proceso mediante el cual el colágeno recubre un cuerpo extraño al penetrar en el cuerpo.

Para obtener el microvaso se introdujo una vara del grosor deseado en un ratón y se le retiró dos meses después, cuando el colágeno había recubierto el objeto y formado así un tubo.

Hace seis meses el vaso fue trasplantado a una arteria y a día de hoy continúa funcionando con total normalidad, según los investigadores.

Los vasos sanguíneos artificiales disponibles actualmente están hechos de materiales como los fluoroplásticos, que acaban siendo reemplazados por material que genera el propio cuerpo.

El problema es que con diámetros inferiores a los 6 milímetros son propensos a la formación de coágulos sanguíneos en su interior.

El equipo del profesor Nakayama espera que estos microvasos puedan permitir injertos más complejos en áreas sensibles del organismo. EFE

asb/raa/mmg

 

RSS Feed desconocido

Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

Login

Registro | Contraseña perdida?