INVESTIGACIÓN ANTIBIÓTICOS

Detectan un gen que deja sin efecto al último antibiótico sin resistencias

EFEFUTURO.- Un grupo de científicos ha detectado en China un gen que otorga resistencia a las bacterias contra la colistina, la última línea de defensa que utiliza la medicina cuando los demás antibióticos no son efectivos, según publica la revista The Lancet.

<p>Imagen de una colonia de bacterias. EFE/Marius Becker.</p>

Imagen de una colonia de bacterias. EFE/Marius Becker.

El gen mcr-1, que vuelve inmune contra esos antibióticos a bacterias comunes como la E.coli, está extendido entre poblaciones porcinas y humanas en el sur de China, según el trabajo elaborado por investigadores de la Universidad de Agricultura de Pekín y la Universidad de Cardiff, en el Reino Unido.

El mcr-1 se ha encontrado en moléculas de ADN que pueden replicarse y transmitirse entre diversas bacterias, lo que conlleva un “alarmante potencial” para que se extienda la resistencia a la colistina, según el trabajo.

“Estos resultados son extremadamente preocupantes”, afirmó Jian-Hua Liu, autor principal del estudio.

“Hasta ahora, la resistencia a la colistina solo podía producirse por mutaciones de cromosomas, lo que significa que era inestable y no se podía expandir hacia otras bacterias”, explicó el investigador.

“Nuestros resultados revelan la aparición del primer gen resistente a la polimixina (colistina y polimixina B) que ya se ha transmitido entre bacterias comunes”, dijo Liu, que considera “inevitable” la expansión de bacterias con “resistencia completa” a los antibióticos.

Un test rutinario

Durante un test rutinario en alimentos para animales para detectar microbios resistentes, el grupo del investigador chino aisló una cepa de E.coli procedente de una granja porcina intensiva en Shanghái que mostró resistencia a la colistina.

Ese hallazgo llevó a los científicos a recoger, entre 2011 y 2014, muestras en mataderos porcinos en otras cuatro provincias chinas, así como muestras de carne en 30 mercados y 27 supermercados.

También han analizado muestras bacterianas recogidas de pacientes que presentaban infecciones en hospitales de las provincias de Guangdong y Zhejiang.

Sus investigaciones demostraron una amplia presencia del gen mcr-1 en bacterias E.coli procedentes de animales (en 166 de 804 análisis), así como en muestras de carne cruda (en 78 de 523 exámenes).

Presente en muestras de E.coli y K.pneumoniae

El gen también se encontró en 16 muestras de E.coli y K.pneumoniae de entre las 1.322 recogidas en pacientes hospitalarios.

Los científicos alertan en su trabajo que los casos positivos han ido aumentando cada año.

El estudio avanza que el mcr-1 tiene el potencial de transferirse a otras bacterias susceptibles de provocar epidemias en humanos y enfermedades como neumonías e infecciones sanguíneas.

“Dado la relativamente baja proporción de muestras positivas en humanos comparado con las de animales, parece que el mcr-1 ligado a la resistencia a la colistina se originó en animales y se ha extendido a los humanos”, sostuvo Jianzhong Shen, coautor del estudio.

“The Lanchet” señala que China es uno de los mayores usuarios y productores del mundo de colistina para su uso veterinario y en agricultura.

La demanda de colistina para usos agrícolas alcanzará las 12.000 toneladas por año al término de 2015, y las 16.500 toneladas en 2021, según los cálculos de la publicación científica británica. EFEfuturo

Etiquetado con: , , ,
Publicado en: Ciencia

El gen mcr-1, que vuelve inmune contra esos antibióticos a bacterias comunes como la E.coli, está extendido entre poblaciones porcinas y humanas en el sur de China, según el trabajo elaborado por investigadores de la Universidad de Agricultura de Pekín y la Universidad de Cardiff, en el Reino Unido.

El mcr-1 se ha encontrado en moléculas de ADN que pueden replicarse y transmitirse entre diversas bacterias, lo que conlleva un “alarmante potencial” para que se extienda la resistencia a la colistina, según el trabajo.

“Estos resultados son extremadamente preocupantes”, afirmó Jian-Hua Liu, autor principal del estudio.

“Hasta ahora, la resistencia a la colistina solo podía producirse por mutaciones de cromosomas, lo que significa que era inestable y no se podía expandir hacia otras bacterias”, explicó el investigador.

“Nuestros resultados revelan la aparición del primer gen resistente a la polimixina (colistina y polimixina B) que ya se ha transmitido entre bacterias comunes”, dijo Liu, que considera “inevitable” la expansión de bacterias con “resistencia completa” a los antibióticos.

Un test rutinario

Durante un test rutinario en alimentos para animales para detectar microbios resistentes, el grupo del investigador chino aisló una cepa de E.coli procedente de una granja porcina intensiva en Shanghái que mostró resistencia a la colistina.

Ese hallazgo llevó a los científicos a recoger, entre 2011 y 2014, muestras en mataderos porcinos en otras cuatro provincias chinas, así como muestras de carne en 30 mercados y 27 supermercados.

También han analizado muestras bacterianas recogidas de pacientes que presentaban infecciones en hospitales de las provincias de Guangdong y Zhejiang.

Sus investigaciones demostraron una amplia presencia del gen mcr-1 en bacterias E.coli procedentes de animales (en 166 de 804 análisis), así como en muestras de carne cruda (en 78 de 523 exámenes).

Presente en muestras de E.coli y K.pneumoniae

El gen también se encontró en 16 muestras de E.coli y K.pneumoniae de entre las 1.322 recogidas en pacientes hospitalarios.

Los científicos alertan en su trabajo que los casos positivos han ido aumentando cada año.

El estudio avanza que el mcr-1 tiene el potencial de transferirse a otras bacterias susceptibles de provocar epidemias en humanos y enfermedades como neumonías e infecciones sanguíneas.

“Dado la relativamente baja proporción de muestras positivas en humanos comparado con las de animales, parece que el mcr-1 ligado a la resistencia a la colistina se originó en animales y se ha extendido a los humanos”, sostuvo Jianzhong Shen, coautor del estudio.

“The Lanchet” señala que China es uno de los mayores usuarios y productores del mundo de colistina para su uso veterinario y en agricultura.

La demanda de colistina para usos agrícolas alcanzará las 12.000 toneladas por año al término de 2015, y las 16.500 toneladas en 2021, según los cálculos de la publicación científica británica. EFEfuturo

RSS Feed desconocido

Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

Login

Registro | Contraseña perdida?