INVESTIGACIÓN ENVASES

Envases cada vez más ‘inteligentes’ para proteger los alimentos

EFEFUTURO.- AINIA centro tecnológico ha desarrollado un sistema de inspección avanzada que capta la distribución de la temperatura de la zona de sellado en envases poliméricos para detectar, en tiempo real, cualquier posible defecto que se pueda producir durante el proceso de formado, llenado o cierre.

 

<p>El prototipo está basado en el sistema de termografía. Imagen de la web de AINIA.</p>

El prototipo está basado en el sistema de termografía. Imagen de la web de AINIA.

Este prototipo, basado en el sistema de termografía (capta la imagen térmica), ha sido evaluado con éxito en diferentes tipos de envase como platos preparados, frutos secos y elaborados cárnicos envasados en bandeja o en bolsa, según fuentes de AINIA, que han indicado que el sistema ha sido patentado.

Ricardo Díaz, jefe del departamento de Instrumentación y Automática de AINIA centro tecnológico y coordinador del proyecto Foodscan, ha asegurado que los productos alimenticios “son perecederos y es fundamental un correcto envasado para mantener la vida útil y evitar su deterioro”.

“El mercado tiende a presentar los alimentos en envases de materiales plásticos porque son de bajo peso, permiten ver el producto, garantizar sus propiedades y son de bajo coste”, señala Díaz.

Sin embargo, añade, “el cierre no siempre es hermético, lo que puede dar lugar a que el producto se deteriore rápidamente”.

Con el sistema desarrollado se logra garantizar la integridad de los envases y permitir que el alimento llegue en perfectas condiciones al consumidor.

Validados dos prototipos más de inspección avanzada

En el marco del proyecto Foodscan, que cuenta con el respaldo del Instituto Valenciano de Competitividad Empresarial (IVACE) y está cofinanciado por el Fondo Europeo de Desarrollo Regional (FEDER), AINIA ha desarrollado y validado dos prototipos más de inspección avanzada.

Uno de ellos está basado en imagen química, para clasificar plásticos en procesos de reciclado y conocer el 100 % de la composición de productos cárnicos, y otro de visión infrarroja.

El prototipo de inspección basado en imagen química es una técnica innovadora que permite obtener en tiempo real un mapa de la composición del producto que se está procesando.

Con el sistema desarrollado se logra garantizar la integridad de los envases y permitir que el alimento llegue en perfectas condiciones al consumidor. Imagen de archivo de carne vacuna. EFE/Cézaro De Luca.

El de visión infrarroja se basa en la tecnología de visión espectral mediante la que, a través de un sensor, se obtiene la huella espectral infrarroja del alimento, que permite identificar la composición química de cada producto, a diferencia de los métodos de inspección convencionales que tan sólo permiten evaluar características relacionadas con el color y la forma.

Según Díaz, los prototipos desarrollados y su aplicación a casos reales “nos han permitido adaptar nuevas tecnologías de inspección que permitan resolver problemas que las tecnologías comercialmente disponibles no son capaces de resolver“.

Estas tecnologías se pueden adaptar a los requerimientos de las empresas, integrando la automatización en los procesos de control e inspección para mejorar la seguridad alimentaría, reducir los costes y mermas.

También permite aumentar la productividad mejorando el control en tiempo real de la calidad y la seguridad de los alimentos y envases durante el proceso productivo. EFEfuturo

Publicado en: Ciencia

Este prototipo, basado en el sistema de termografía (capta la imagen térmica), ha sido evaluado con éxito en diferentes tipos de envase como platos preparados, frutos secos y elaborados cárnicos envasados en bandeja o en bolsa, según fuentes de AINIA, que han indicado que el sistema ha sido patentado.

Ricardo Díaz, jefe del departamento de Instrumentación y Automática de AINIA centro tecnológico y coordinador del proyecto Foodscan, ha asegurado que los productos alimenticios “son perecederos y es fundamental un correcto envasado para mantener la vida útil y evitar su deterioro”.

“El mercado tiende a presentar los alimentos en envases de materiales plásticos porque son de bajo peso, permiten ver el producto, garantizar sus propiedades y son de bajo coste”, señala Díaz.

Sin embargo, añade, “el cierre no siempre es hermético, lo que puede dar lugar a que el producto se deteriore rápidamente”.

Con el sistema desarrollado se logra garantizar la integridad de los envases y permitir que el alimento llegue en perfectas condiciones al consumidor.

Validados dos prototipos más de inspección avanzada

En el marco del proyecto Foodscan, que cuenta con el respaldo del Instituto Valenciano de Competitividad Empresarial (IVACE) y está cofinanciado por el Fondo Europeo de Desarrollo Regional (FEDER), AINIA ha desarrollado y validado dos prototipos más de inspección avanzada.

Uno de ellos está basado en imagen química, para clasificar plásticos en procesos de reciclado y conocer el 100 % de la composición de productos cárnicos, y otro de visión infrarroja.

El prototipo de inspección basado en imagen química es una técnica innovadora que permite obtener en tiempo real un mapa de la composición del producto que se está procesando.

Con el sistema desarrollado se logra garantizar la integridad de los envases y permitir que el alimento llegue en perfectas condiciones al consumidor. Imagen de archivo de carne vacuna. EFE/Cézaro De Luca.

El de visión infrarroja se basa en la tecnología de visión espectral mediante la que, a través de un sensor, se obtiene la huella espectral infrarroja del alimento, que permite identificar la composición química de cada producto, a diferencia de los métodos de inspección convencionales que tan sólo permiten evaluar características relacionadas con el color y la forma.

Según Díaz, los prototipos desarrollados y su aplicación a casos reales “nos han permitido adaptar nuevas tecnologías de inspección que permitan resolver problemas que las tecnologías comercialmente disponibles no son capaces de resolver“.

Estas tecnologías se pueden adaptar a los requerimientos de las empresas, integrando la automatización en los procesos de control e inspección para mejorar la seguridad alimentaría, reducir los costes y mermas.

También permite aumentar la productividad mejorando el control en tiempo real de la calidad y la seguridad de los alimentos y envases durante el proceso productivo. EFEfuturo

RSS Feed desconocido

Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

Login

Registro | Contraseña perdida?