#MWC17

Ericsson pide que se aceleren los planes de asignación de bandas para el 5G

El presidente y consejero delegado de Ericsson España, José Antonio López, ha advertido de que España no cuenta con frecuencias para hacer demostraciones ni casos de uso de 5G y ha pedido que se aceleren los planes de asignación de espectro para la próxima tecnología móvil.

<p>Farola 'Zero Site' inaugurada en frente del Palacio de Deportes de Santander.</p>

Farola 'Zero Site' inaugurada en frente del Palacio de Deportes de Santander.

En relación a la asignación de bandas para el 5G, se preguntan “¿Queremos que en España se creen foros de desarrollo tecnológico que hagan que empresas nacionales e internacionales inviertan aquí para desarrollar tecnología que luego se exporte al mundo? Si es así, hay que habilitar las infraestructuras y las frecuencias para poder hacer aquí demostraciones y casos de uso”, ha asegurado.



Asignación de bandas para el 5G


“Nosotros ahora aquí no tenemos frecuencias para hacer demostraciones en 5G”, ha afirmado en una entrevista con EFE, en la que ha indicado que las empresas del sector necesitan “la frecuencia real” para realmente testar latencias, velocidad e interacción.




La telefonía móvil de quinta generación, llamada a cambiar la forma en que nos comunicamos al multiplicar los dispositivos conectados, incrementar la velocidad y reducir los tiempos de respuesta, es también, añade López, la que abrirá las puertas al internet industrial y a cambiar la productividad de la economía.



Actualmente, fabricantes, operadores y reguladores están embarcados en definir el estándar de la nueva generación móvil, es decir, describir todas las especificaciones técnicas que tienen que tener los equipos de telecomunicaciones que van a comunicarse con los dispositivos y con la red para dar servicio a los clientes.


Y mientras tanto, la industria trabaja en muchos países en casos de uso no comerciales en los que ensayar las capacidades de conectividad que permitirán dar el salto a la nueva tecnología.


Pero, según López, eso no puede ocurrir en España porque, frente a lo que sucede en otros países en el nuestro no se han licitado las nuevas frecuencias, como la banda de 700 Mhz, la del segundo dividendo digital, y la industria no sabe aún ni cuando se hará.


Las empresas gestionamos las malas noticias, pero no la incertidumbre. Como industria preferimos saber que estas bandas estarán disponibles en el 2022. No estaremos contentos, pero empezaremos a gestionarlo, pero es que ahora mismo no tenemos nada”, ha añadido en la entrevista, previa al inicio este lunes del Mobile World Congress (MWC) en L’Hospitalet del Llobregat (Barcelona) en el que Ericsson tiene una gran participación.


“Para la inversión en desarrollo hacen falta esas frecuencias”, ha recalcado.


Ha destacado que mientras la aportación de España al Grupo Ericsson en ingresos está por debajo de 2,5 %, genera casi el 3,5 % del empleo, porque la empresa matriz sueca ha considerado que nuestro país “es un buen sitio” para que haya centros de I+D y centros de desarrollo.


“Pero eso hay que facilitarlo, porque si no, lo más lógico es que nosotros u otras empresas se vayan a Inglaterra, Alemania o Francia a hacer esos desarrollos porque necesitamos hacerlos. No podemos esperar”, ha añadido.


No obstante, ha recordado que en el 4G “hay mucho por hacer” y que con la actual generación móvil puede alcanzarse la llamada “sociedad del gigabyte”, esencia de la agenda digital europea y que permitirá a los usuarios disfrutar de tener vídeo y aplicaciones intensas en tráfico de datos en tiempo real.


López ha criticado que se mida la cobertura 4G por población y no por territorio, lo que arroja porcentajes de cobertura superiores al 90 %, ya que, a su juicio, supone “un autoengaño”, ya que la población “nunca esta quieta.


Si se tiene en cuenta el criterio geográfico, la cobertura 4G en España es sólo del 58 %, ha asegurado el directivo, que ha añadido que ese porcentaje de cobertura sólo disfruta de 6 a 8 megabytes por segundo de media (Mbps).




Para llegar a los 30 Mbps hace falta contar con una tecnología 4G más avanzada y esa sólo la tiene un 14 % de la geografía española.



“Hay una brecha rural digital tremenda”, ha añadido López.


A su juicio, la hoja de ruta es que a lo largo de 2017 y 2018 se logren esos 30 Mbps reales, se aborde entre 2018 y 2019 el gigabyte y España esté preparad para dar el salto al internet industrial en 2020. EFE


También te puede interesar:



#MWC17 / Mobile World Congress

Publicado en: Dispositivos     Tecnología

En relación a la asignación de bandas para el 5G, se preguntan “¿Queremos que en España se creen foros de desarrollo tecnológico que hagan que empresas nacionales e internacionales inviertan aquí para desarrollar tecnología que luego se exporte al mundo? Si es así, hay que habilitar las infraestructuras y las frecuencias para poder hacer aquí demostraciones y casos de uso”, ha asegurado.



Asignación de bandas para el 5G


“Nosotros ahora aquí no tenemos frecuencias para hacer demostraciones en 5G”, ha afirmado en una entrevista con EFE, en la que ha indicado que las empresas del sector necesitan “la frecuencia real” para realmente testar latencias, velocidad e interacción.




La telefonía móvil de quinta generación, llamada a cambiar la forma en que nos comunicamos al multiplicar los dispositivos conectados, incrementar la velocidad y reducir los tiempos de respuesta, es también, añade López, la que abrirá las puertas al internet industrial y a cambiar la productividad de la economía.



Actualmente, fabricantes, operadores y reguladores están embarcados en definir el estándar de la nueva generación móvil, es decir, describir todas las especificaciones técnicas que tienen que tener los equipos de telecomunicaciones que van a comunicarse con los dispositivos y con la red para dar servicio a los clientes.


Y mientras tanto, la industria trabaja en muchos países en casos de uso no comerciales en los que ensayar las capacidades de conectividad que permitirán dar el salto a la nueva tecnología.


Pero, según López, eso no puede ocurrir en España porque, frente a lo que sucede en otros países en el nuestro no se han licitado las nuevas frecuencias, como la banda de 700 Mhz, la del segundo dividendo digital, y la industria no sabe aún ni cuando se hará.


Las empresas gestionamos las malas noticias, pero no la incertidumbre. Como industria preferimos saber que estas bandas estarán disponibles en el 2022. No estaremos contentos, pero empezaremos a gestionarlo, pero es que ahora mismo no tenemos nada”, ha añadido en la entrevista, previa al inicio este lunes del Mobile World Congress (MWC) en L’Hospitalet del Llobregat (Barcelona) en el que Ericsson tiene una gran participación.


“Para la inversión en desarrollo hacen falta esas frecuencias”, ha recalcado.


Ha destacado que mientras la aportación de España al Grupo Ericsson en ingresos está por debajo de 2,5 %, genera casi el 3,5 % del empleo, porque la empresa matriz sueca ha considerado que nuestro país “es un buen sitio” para que haya centros de I+D y centros de desarrollo.


“Pero eso hay que facilitarlo, porque si no, lo más lógico es que nosotros u otras empresas se vayan a Inglaterra, Alemania o Francia a hacer esos desarrollos porque necesitamos hacerlos. No podemos esperar”, ha añadido.


No obstante, ha recordado que en el 4G “hay mucho por hacer” y que con la actual generación móvil puede alcanzarse la llamada “sociedad del gigabyte”, esencia de la agenda digital europea y que permitirá a los usuarios disfrutar de tener vídeo y aplicaciones intensas en tráfico de datos en tiempo real.


López ha criticado que se mida la cobertura 4G por población y no por territorio, lo que arroja porcentajes de cobertura superiores al 90 %, ya que, a su juicio, supone “un autoengaño”, ya que la población “nunca esta quieta.


Si se tiene en cuenta el criterio geográfico, la cobertura 4G en España es sólo del 58 %, ha asegurado el directivo, que ha añadido que ese porcentaje de cobertura sólo disfruta de 6 a 8 megabytes por segundo de media (Mbps).




Para llegar a los 30 Mbps hace falta contar con una tecnología 4G más avanzada y esa sólo la tiene un 14 % de la geografía española.



“Hay una brecha rural digital tremenda”, ha añadido López.


A su juicio, la hoja de ruta es que a lo largo de 2017 y 2018 se logren esos 30 Mbps reales, se aborde entre 2018 y 2019 el gigabyte y España esté preparad para dar el salto al internet industrial en 2020. EFE


También te puede interesar:



#MWC17 / Mobile World Congress

Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

Login

Registro | Contraseña perdida?