PALEONTOLGÍA CIENCIA

Las especies de sangre caliente surgieron hace más de 250 millones de años

El momento en que los ancestros de los mamíferos empezaron a tener sangre caliente ha sido, hasta ahora, motivo de debate entre los expertos, pero una nueva investigación asegura que ese cambio se produjo en el Pérmico superior, es decir hace de 252 a 259 millones de años.

<p>Uno de los fósiles estudiados del triásico medio en Sudáfrica. © Kévin Rey (facilitada por el CNRS).</p>

Uno de los fósiles estudiados del triásico medio en Sudáfrica. © Kévin Rey (facilitada por el CNRS).

Un grupo internacional de científicos realizó análisis de datación en 90 fósiles que les permitió demostrar que las especies de sangre caliente aparecieron en nuestro linaje durante el Pérmico superior, según un comunicado del francés Centro nacional de investigación científica (CNRS).
La aparición de la sangre caliente habría además favorecido su supervivencia durante la extinción registrada en el periodo Pérmico-Triásico, datada hace 252 millones de años, según el estudio que publica la revista eLife.

En la actualidad, solo los pájaros y los mamíferos son capaces de producir a la vez su propio calor corporal (endotermia) y mantener constante una temperatura elevada (homeotermia).

La combinación de esas dos características (endohomeotermia) apareció en el seno de los tetrápsidos, un grupo de los reptiles sinápsidos.

Hace entre 270 y 252 millones de años los tetrápsidos formaban seis grupos y de uno de ellos, los cinodontes, dieron lugar los mamíferos, recuerda el comunicado.

90 fósiles estudiados


Los investigadores reunieron 90 fósiles descubiertos en Sudáfrica, Lesoto, Marruecos y China, de ellos 63 tetrápsidos de 22 especies diferente para estudiar su composición de isótopos de oxigeno.

Los isótopos estables 16O y 18O se incorporan de forma distinta en los huesos y los dientes en función de metabolismo del animal, de manera que uno de sangre caliente tendrá una composición isotópica diferente a uno de sangre fría que comparten en mismo ambiente.
Las diferencias de composición isotópicas entre determinados tetrápsidos y otras especies de la época revelaron que ocho especies, salidas de dos líneas diferentes de tetrápsidos, eran endohomeotermicas unos millones de años antes de la extinción del periodo Pérmico-Triásico.

Una de ellas los dicinodontes ya está extinguida, pero la segunda, los cinodontes dio lugar a los mamíferos.

Ambas lograron sobrevivir a la extinción de hace 252 millones de años, en la que perecieron el 75 % de las especies terrestres, y la clave para su resistencia a los brutales cambios climáticos de la época “podría residir en su endohomeotermia”, agrega la nota. Efefuturo
Etiquetado con: ,
Publicado en: Ciencia
Un grupo internacional de científicos realizó análisis de datación en 90 fósiles que les permitió demostrar que las especies de sangre caliente aparecieron en nuestro linaje durante el Pérmico superior, según un comunicado del francés Centro nacional de investigación científica (CNRS).
La aparición de la sangre caliente habría además favorecido su supervivencia durante la extinción registrada en el periodo Pérmico-Triásico, datada hace 252 millones de años, según el estudio que publica la revista eLife.

En la actualidad, solo los pájaros y los mamíferos son capaces de producir a la vez su propio calor corporal (endotermia) y mantener constante una temperatura elevada (homeotermia).

La combinación de esas dos características (endohomeotermia) apareció en el seno de los tetrápsidos, un grupo de los reptiles sinápsidos.

Hace entre 270 y 252 millones de años los tetrápsidos formaban seis grupos y de uno de ellos, los cinodontes, dieron lugar los mamíferos, recuerda el comunicado.

90 fósiles estudiados


Los investigadores reunieron 90 fósiles descubiertos en Sudáfrica, Lesoto, Marruecos y China, de ellos 63 tetrápsidos de 22 especies diferente para estudiar su composición de isótopos de oxigeno.

Los isótopos estables 16O y 18O se incorporan de forma distinta en los huesos y los dientes en función de metabolismo del animal, de manera que uno de sangre caliente tendrá una composición isotópica diferente a uno de sangre fría que comparten en mismo ambiente.
Las diferencias de composición isotópicas entre determinados tetrápsidos y otras especies de la época revelaron que ocho especies, salidas de dos líneas diferentes de tetrápsidos, eran endohomeotermicas unos millones de años antes de la extinción del periodo Pérmico-Triásico.

Una de ellas los dicinodontes ya está extinguida, pero la segunda, los cinodontes dio lugar a los mamíferos.

Ambas lograron sobrevivir a la extinción de hace 252 millones de años, en la que perecieron el 75 % de las especies terrestres, y la clave para su resistencia a los brutales cambios climáticos de la época “podría residir en su endohomeotermia”, agrega la nota. Efefuturo

RSS Feed desconocido

Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

Login

Registro | Contraseña perdida?