CÚMULOS GLOBULARES

Identifican qué estrellas contaminan el medio interestelar

Efefuturo.- Un estudio internacional en el que participa el Instituto de Astrofísica de Canarias (IAC) prueba que las estrellas más masivas y en la última etapa de su vida son las responsables de contaminar con nuevos elementos químicos el medio interestelar a partir del cual se originan sucesivas generaciones de estrellas.

<p>Un estudio prueba que las estrellas más masivas y en la última etapa de su vida son las responsables de contaminar con nuevos elementos químicos

Un estudio prueba que las estrellas más masivas y en la última etapa de su vida son las responsables de contaminar con nuevos elementos químicos el medio interestelar. Imagen facilitada por el IAC.

Una nota del IAC explica que los cúmulos globulares son un enjambre de en torno a un millón estrellas, unidas por efecto de la gravedad, distribuidas de forma aproximadamente esférica y que se han formado a partir de la misma nube de polvo y gas.

Con edades cercanas a la propia edad del Universo, se consideran verdaderos “fósiles astronómicos“, pues guardan información sobre la composición química y evolución de las galaxias desde sus orígenes.

Formación de estrellas

En ellos se forman estrellas de distintos tamaños y observando la mayor de las estrellas que aún sobrevive se puede determinar la edad del cúmulo aunque desde hace dos décadas se sabe que existen distintas generaciones de estrellas en un mismo cúmulo y el origen de estas sucesivas generaciones era incierto hasta ahora.

La revista especializada The Astrophysical Journal Letters publica un estudio de un equipo internacional que resuelve esta incógnita sobre la formación y evolución de los cúmulos globulares en el Universo temprano.

EFEfuturo.- El Centro de Astrofísica Estelar de la Universidad de Aarhus (Dinamarca) y el Instituto de Astrofísica de Canarias inauguran en el Observatorio del Teide (Tenerife) el primer telescopio de la red SONG, un proyecto científico que estudiará, de forma ininterrumpida, las 24 horas del día, el interior de las estrellas y los sistemas planetarios que las rodean. EFE/EFEfuturo - Cristóbal García

Imagen del Oservatorio del Teide (Tenerife), un telescopio que estudia de forma ininterrumpida el interior de las estrellas y los sistemas planetarios que las rodean. EFE/Cristóbal García

Según este trabajo, la clave está en las estrellas AGB (asymptotic giant branch o estrellas en la rama asintótica de las gigantes) masivas y evolucionadas y se trata de la primera evidencia de que estas estrellas tienen un papel fundamental en la contaminación del medio interestelar, a partir del cual se forman las sucesivas generaciones de estrellas.

Paolo Ventura, astrónomo del Istituto Nazionale di Astrofisica (INAF) y primer autor del artículo, ya mencionaba la importancia de las estrellas AGB durante su estancia en el IAC como investigador visitante Severo Ochoa, momento en el que se estaban sentando las bases del estudio hoy publicado.

El investigador del IAC y segundo autor del artículo, Aníbal García-Hernández, explica en la nota que hasta ahora se habían propuesto varios tipos de estrellas como candidatas: estrellas supermasivas, estrellas masivas rotando rápidamente, binarias masivas interactuantes y estrellas AGB masivas.

Añade que con esta investigación, se cierra el debate sobre qué estrellas causan este proceso y se resuelven uno de los grandes temas pendientes en la formación y evolución de cúmulos globulares.

Análisis de los cúmulos globulares

La también investigadora del IAC y tercera autora del artículo, Flavia Dell’Agli, explica que el siguiente paso consistirá en analizar sistemáticamente todos los cúmulos globulares del hemisferio norte ya observados por el instrumento APOGEE, así como el gran número de estos sistemas estelares que empezarán a observarse en el hemisferio sur a partir de la próxima primavera con APOGEE-2.

Los investigadores explican que históricamente, los cúmulos globulares se habían utilizado como laboratorios para el estudio de la evolución estelar, ya que se pensaba que todas las estrellas se formaban a la vez y, por tanto, tenían la misma edad.

Sin embargo, desde hace varias décadas se sabe que prácticamente todos los cúmulos globulares contienen varias poblaciones estelares, en la primera sus abundancias químicas -por ejemplo, elementos pesados como el aluminio y el magnesio- reflejan la composición original del medio interestelar o intra-cúmulo.

En tan sólo 500 millones de años tiene lugar la contaminación del mismo, a partir del cual se forma la segunda población de estrellas, según el IAC.

Los investigadores creen que algunos de los objetos más masivos de la primera generación producen y destruyen estos elementos más pesados en su interior -nucleosíntesis – y, mediante una intensa pérdida de masa, contaminan el medio interestelar, donde se forma la segunda generación estelar con diferentes abundancias químicas.

Los investigadores han constatado que son las estrellas AGB más masivas -entre cuatro y ocho veces las masa del Sol- las responsables de esta contaminación que ya producen aluminio y destruyen magnesio y luego expulsan estos elementos por medio de una intensa pérdida de masa. Efefuturo

Etiquetado con: , , , ,
Publicado en: Astrofísica     Espacio

blogosfera de efefuturo

blogosfera de efefuturo

Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

Login