INVESTIGACIÓN VIRUS

Desvelan la maquinaria que permite a los virus que afectan a bacterias multiplicarse

Un equipo internacional de investigadores, con participación española, ha desvelado la maquinaria que permite a los virus que afectan a bacterias (fagos) multiplicarse.

<p>Imagen de archivo de un laboratorio. EFE/Zhou Chao.</p>

Imagen de archivo de un laboratorio. EFE/Zhou Chao.

Los virus que infectan bacterias, también llamados fagos, son más abundantes que cualquier otra forma de vida en la tierra, explica en una nota de prensa el Centro Nacional de Biotecnología (CNB-CSIC), uno de los responsables de este trabajo.

Estos tienen un papel fundamental en la naturaleza y en muchos casos pueden repercutir en la salud humana. Fueron descubiertos hace poco más de un siglo y, aún así, queda mucho por saber de su ciclo de vida.

Un equipo internacional de investigadores, con participación española, ha desvelado la maquinaria que permite a los virus que afectan a bacterias (fagos) multiplicarse. Imagen del CNB.

Un equipo de investigadores, con participación española, ha desvelado la maquinaria que permite a los virus que afectan a bacterias (fagos) multiplicarse. Imagen del CNB.

El estudio, publicado en Nucleic Acids Research, analiza en concreto el proceso de replicación de los fagos que infectan a Staphylococcus aureus, una bacteria que provoca infecciones de la piel y las mucosas en humanos.

Patogenicidad asociada a Staphylococcus aureus

Silvia Ayora, investigadora del CNB-CSIC y una de las autoras del estudio, detalla que los fagos son en parte responsables de la patogenicidad asociada a Staphylococcus aureus.

“En muchas ocasiones el ADN del fago codifica para toxinas que causan enfermedades humanas. También pueden servir de vehículos para transmitir de una bacteria a otra los genes causantes de la virulencia”.

El trabajo demuestra por primera vez que las enzimas Sak y Sak 4 son esenciales para la reproducción de los fagos que afectan a S. aureus.

Además del CNB, eb este trabajo han participado científicos de la Universidad de Glasgow, el Instituto de Biomedicina de Valencia y la Universidad CEU Cardenal Herrera.

“Planteamos un nuevo modelo de cómo actúan estas proteínas para replicar del ADN del fago”, resume Ayora.

El modelo sugerido por los autores plantea que Sak y Sak4 se unen al material genético y trabajan junto a otra proteína para permitir la multiplicación del virus.

Comprender el ciclo de vida de estos fagos puede ayudar a desvelar el origen de la virulencia de algunas bacterias que provocan enfermedades humanas, e impulsar el desarrollo de nuevas estrategias para enfrentarse a ellas.

De manera similar, profundizar en el proceso de replicación de este tipo de virus podría facilitar el desarrollo de nuevas herramientas que permitan el remodelado de genomas bacterianos con fines biotecnológicos. Efefuturo

Etiquetado con:
Publicado en: Ciencia

Los virus que infectan bacterias, también llamados fagos, son más abundantes que cualquier otra forma de vida en la tierra, explica en una nota de prensa el Centro Nacional de Biotecnología (CNB-CSIC), uno de los responsables de este trabajo.

Estos tienen un papel fundamental en la naturaleza y en muchos casos pueden repercutir en la salud humana. Fueron descubiertos hace poco más de un siglo y, aún así, queda mucho por saber de su ciclo de vida.

Un equipo internacional de investigadores, con participación española, ha desvelado la maquinaria que permite a los virus que afectan a bacterias (fagos) multiplicarse. Imagen del CNB.

Un equipo de investigadores, con participación española, ha desvelado la maquinaria que permite a los virus que afectan a bacterias (fagos) multiplicarse. Imagen del CNB.

El estudio, publicado en Nucleic Acids Research, analiza en concreto el proceso de replicación de los fagos que infectan a Staphylococcus aureus, una bacteria que provoca infecciones de la piel y las mucosas en humanos.

Patogenicidad asociada a Staphylococcus aureus

Silvia Ayora, investigadora del CNB-CSIC y una de las autoras del estudio, detalla que los fagos son en parte responsables de la patogenicidad asociada a Staphylococcus aureus.

“En muchas ocasiones el ADN del fago codifica para toxinas que causan enfermedades humanas. También pueden servir de vehículos para transmitir de una bacteria a otra los genes causantes de la virulencia”.

El trabajo demuestra por primera vez que las enzimas Sak y Sak 4 son esenciales para la reproducción de los fagos que afectan a S. aureus.

Además del CNB, eb este trabajo han participado científicos de la Universidad de Glasgow, el Instituto de Biomedicina de Valencia y la Universidad CEU Cardenal Herrera.

“Planteamos un nuevo modelo de cómo actúan estas proteínas para replicar del ADN del fago”, resume Ayora.

El modelo sugerido por los autores plantea que Sak y Sak4 se unen al material genético y trabajan junto a otra proteína para permitir la multiplicación del virus.

Comprender el ciclo de vida de estos fagos puede ayudar a desvelar el origen de la virulencia de algunas bacterias que provocan enfermedades humanas, e impulsar el desarrollo de nuevas estrategias para enfrentarse a ellas.

De manera similar, profundizar en el proceso de replicación de este tipo de virus podría facilitar el desarrollo de nuevas herramientas que permitan el remodelado de genomas bacterianos con fines biotecnológicos. Efefuturo

RSS Feed desconocido

Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

Login

Registro | Contraseña perdida?