AGENCIA INVESTIGACIÓN

Presupuestos del Estado e ingresos: así se financiará la Agencia de Investigación

EFEFUTURO.- Las fuentes de financiación de la futura Agencia Estatal de Investigación serán los Presupuestos Generales del Estado, los ingresos propios de sus actividades y otro tipo de recursos como donaciones, aportaciones voluntarias o herencias.

<p>En la foto de archivo, la secretaria de Estado de I+D+i, Carmen Vela. EFE/Mondelo</p>

En la foto de archivo, la secretaria de Estado de I+D+i, Carmen Vela. EFE/Mondelo

La Agencia, cuya creación se anunció ayer en el Consejo de Ministros y hoy se recoge en el Boletín Oficial del Estado, se encargará de la financiación, la evaluación y la asignación de fondos para la investigación y desarrollo (I+D).

Su puesta en marcha ya estaba recogida en la Ley la Ciencia, la Tecnología y la Innovación de 2011, recuerda el BOE, y persigue “solucionar las muchas deficiencias detectadas” en la financiación pública de la I+D en España por los auditores científicos de la Comisión Europea.

Entre ellas, sigue el Boletín, la falta de estabilidad en términos de financiación y procedimientos y la existencia de una plétora de instrumentos muchos de los cuales se mantienen con niveles de financiación subóptimos.

La Agencia persigue también el fomento de la excelencia mediante la concesión de ayudas en concurrencia competitiva y la evaluación por pares independientes incluyendo expertos internacionales.

La puesta en marcha de la Agencia se producirá en 2016, aunque no alcanzará su pleno rendimiento hasta 2017, según fuentes de la Secretaría de I+D+i.

Entre sus principios de actuación se encuentra la igualdad de género: habrá de promover una composición equilibrada de hombres y mujeres en todos los niveles.

La Agencia estará presidida por el titular de la Secretaría de Estado de I+D+i (en la actualidad Carmen Vela) y contará con un órgano de gobierno, el Consejo Rector, que ha de constituirse en un plazo máximo de sesenta días.

Un Consejo Rector con mucha presencia ministerial

Este Consejo deberá nombrar como director -único responsable ejecutivo- a un investigador o tecnólogo con experiencia en la gestión de la I+D, para tres años renovables.

Tendrá 15 miembros y habrá en la Agencia también un comité científico que asesorará a la presidencia.

Fuentes de la Secretaría de I+D+i aseguran que ese órgano de gobierno tendrá peso científico, si bien habrá en él representantes de los ministerios de Hacienda y Administraciones Públicas; Educación, Cultura y Deporte; Industria, Energía y Turismo; y Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad, así como un representante de organizaciones sindicales.

Al margen de los miembros procedentes de distintas instituciones del Estado, el Consejo contará con dos científicos o tecnólogos “de reconocido prestigio” y dos expertos en I+D+i.

La Agencia dispondrá de 300 empleados, que procederán de la Secretaría de Estado de I+D+i: de hecho, con su puesta en marcha desaparecen 19 órganos de la Secretaría.

El BOE también recoge que la Agencia habrá de firmar en el plazo máximo de un año un convenio con el Instituto de Salud Carlos III para organizar la política y financiación biomédica en España.

Por otra parte, la Agencia Estatal de Investigación tendrá su sede física en el Ministerio de Economía y Competitividad.

Durante su presentación, el ministro de Economía, Luis de Guindos, indicó que con ella se pretende conseguir una financiación del sistema de ciencia, tecnología e innovación “más eficiente y flexible” y garantizar el control con “un sistema estricto de rendición de cuentas”. De Guindos recalcó que el organismo se crea a coste cero. EFEfuturo

Etiquetado con:
Publicado en: Ciencia

La Agencia, cuya creación se anunció ayer en el Consejo de Ministros y hoy se recoge en el Boletín Oficial del Estado, se encargará de la financiación, la evaluación y la asignación de fondos para la investigación y desarrollo (I+D).

Su puesta en marcha ya estaba recogida en la Ley la Ciencia, la Tecnología y la Innovación de 2011, recuerda el BOE, y persigue “solucionar las muchas deficiencias detectadas” en la financiación pública de la I+D en España por los auditores científicos de la Comisión Europea.

Entre ellas, sigue el Boletín, la falta de estabilidad en términos de financiación y procedimientos y la existencia de una plétora de instrumentos muchos de los cuales se mantienen con niveles de financiación subóptimos.

La Agencia persigue también el fomento de la excelencia mediante la concesión de ayudas en concurrencia competitiva y la evaluación por pares independientes incluyendo expertos internacionales.

La puesta en marcha de la Agencia se producirá en 2016, aunque no alcanzará su pleno rendimiento hasta 2017, según fuentes de la Secretaría de I+D+i.

Entre sus principios de actuación se encuentra la igualdad de género: habrá de promover una composición equilibrada de hombres y mujeres en todos los niveles.

La Agencia estará presidida por el titular de la Secretaría de Estado de I+D+i (en la actualidad Carmen Vela) y contará con un órgano de gobierno, el Consejo Rector, que ha de constituirse en un plazo máximo de sesenta días.

Un Consejo Rector con mucha presencia ministerial

Este Consejo deberá nombrar como director -único responsable ejecutivo- a un investigador o tecnólogo con experiencia en la gestión de la I+D, para tres años renovables.

Tendrá 15 miembros y habrá en la Agencia también un comité científico que asesorará a la presidencia.

Fuentes de la Secretaría de I+D+i aseguran que ese órgano de gobierno tendrá peso científico, si bien habrá en él representantes de los ministerios de Hacienda y Administraciones Públicas; Educación, Cultura y Deporte; Industria, Energía y Turismo; y Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad, así como un representante de organizaciones sindicales.

Al margen de los miembros procedentes de distintas instituciones del Estado, el Consejo contará con dos científicos o tecnólogos “de reconocido prestigio” y dos expertos en I+D+i.

La Agencia dispondrá de 300 empleados, que procederán de la Secretaría de Estado de I+D+i: de hecho, con su puesta en marcha desaparecen 19 órganos de la Secretaría.

El BOE también recoge que la Agencia habrá de firmar en el plazo máximo de un año un convenio con el Instituto de Salud Carlos III para organizar la política y financiación biomédica en España.

Por otra parte, la Agencia Estatal de Investigación tendrá su sede física en el Ministerio de Economía y Competitividad.

Durante su presentación, el ministro de Economía, Luis de Guindos, indicó que con ella se pretende conseguir una financiación del sistema de ciencia, tecnología e innovación “más eficiente y flexible” y garantizar el control con “un sistema estricto de rendición de cuentas”. De Guindos recalcó que el organismo se crea a coste cero. EFEfuturo

RSS Feed desconocido

Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

Login

Registro | Contraseña perdida?