INVESTIGACIÓN ESPACIO

Fluidos y sales podrían explicar los puntos brillantes del planeta Ceres

EFEFUTURO.- La presencia de fluidos y sales podría explicar el origen de los misteriosos puntos brillantes de Ceres, el planeta enano más pequeño del sistema solar y el más grande del cinturón de asteroides existente entre Marte y Júpiter.

<p>Impresión artística de Ceres. ESA/ATG medialab</p>

Impresión artística de Ceres. ESA/ATG medialab

Un estudio publicado por la revista Nature analiza la nueva información obtenida por la sonda espacial Dawn, la primera nave de la NASA que ha estado en órbita alrededor de Ceres durante más de un año y que ha trazado mapas muy detallados de su superficie.

La investigación, liderada por el Instituto de Astrofísica y Planetología Espacial (INAF) de Roma (Italia), sugiere que bajo la superficie de Ceres hubo y, quizá todavía hay, fluidos en movimiento.

Se sabe que este planeta es rico en agua, pero no está claro si eso está relacionado con los puntos brillantes y se especula sobre cuál es su fuente de energía.

Más de 130 puntos luminosos

La superficie oscura de Ceres presenta más de 130 puntos brillantes que reflejan más luz que su entorno.

El más prominente de esos puntos luminosos se encuentra dentro del cráter Occator y sugiere que el planeta puede ser un mundo mucho más activo que la mayoría de sus asteroides vecinos.

Estudios anteriores han indicado también que esas pequeñas áreas luminosas podrían contener grandes cantidades de sulfato de magnesio hidratado.

Los datos recogidos por el espectógrafo de infrarrojos instalado a borde la nave Dawn, tomados a 1.400 kilómetros de distancia de Ceres, aportan ahora más información sobre esta cuestión.

Ilustración de la sonda Dawn acercándose a Ceres.

Ilustración de la sonda Dawn acercándose a Ceres. 

El material brillante localizado en la base del cráter Occator podría estar compuesto por grandes cantidades de carbonatos de sodio, que a su vez estarían mezclados con un “componente oscuro”, posiblemente una combinación de pequeñas cantidades de minerales de silicato conocidos como filosilicatos.

Los científicos del INAF también sospechan que en ese cóctel están presentes el carbonato de amónico o el cloruro amónico.

Los autores sostienen que todos esos componentes fueron transportados desde el interior de Ceres hasta la superficie a través de un proceso acuoso, después de que un gran impacto formara el cráter Occator.

En otro estudio también publicado en Nature, investigaciones del Centro de Ciencia Astrológica de Arizona (EE.UU.) arrojan luz sobre la presencia de hielo detectada bajo la superficie de Ceres.

Los expertos creen que el interior de la corteza del planeta enano está compuesta por entre un 30 y un 40 por ciento de hielo, mientras que el restante 60 ó 70 por ciento combinaría elementos rocosos con material duro de baja densidad, quizá clatratos y sales hidratadas.

Ceres fue descubierto en 1801 por Giuseppe Piazzi y primero se le consideró un cometa, después un planeta y un asteroide, hasta que finalmente, en 2006, se le catalogó como planeta enano. EFE

Publicado en: Espacio

blogosfera de efefuturo

blogosfera de efefuturo

Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

Login