ASTROFÍSICA FOTOGRAFÍA

Gran retrato a un trío cósmico

El Observatorio Europeo Astral (ESO) ha publicado una imagen de las grandes nebulosas Omega y Águila, y de la débil y brillante nube de gas llamada Sharpless 2-54, un trío cósmico que es sólo una parte de un gran complejo de gas y polvo en el que surgen nuevas estrellas.

<p>El telescopio VST (VLT Survey Telescope) captura las nebulosas Águila y Omega y la nube de gas Sharpless 2-54. ESO</p>

El telescopio VST (VLT Survey Telescope) captura las nebulosas Águila y Omega y la nube de gas Sharpless 2-54. ESO

La imagen, en la que comparten escenario dos de los objetos más famosos del universo con una vecina menos conocida, está formada por un total de 3.3 gigapíxeles y se trata de una de las mayores fotos producidas por el ESO.

La instantánea se ha elaborado uniendo diversas fotografías más pequeñas tomadas por el telescopio “VLT Survey Telescope (VST)”, que se encuentra en el Observatorio Paranal, en el Cerro Paranal, en Chile.
La imagen final, a todo color, fue creada haciendo un mosaico con decenas de fotos -de 256 megapíxeles cada una- tomadas con la cámara OmegaCAM de gran formato, instalada en el telescopio, informa el ESO en un comunicado.

Así, a la derecha se encuentra Sharpless 2-54; en el centro la emblemática nebulosa del Águila; y, a la izquierda, la nebulosa de Omega.

Este mapa muestra la constelación de Serpens Cauda, la cola de la constelación dividida de Serpens (la serpiente). La famosa nebulosa del Águila, Messier 16, se encuentra en la esquina de esta constelación y su famosa compañera, la nebulosa Omega, Messier 17, al otro lado de la frontera, en Sagitario (el arquero). Los círculos amarillos representan cúmulos de estrellas y, los cuadrados verdes, nebulosas.

Mapa de la constelación Serpens Cauda, el recuadro en rojo muestra la sección recogida en la imagen. ESO, IAU and Sky & Telescope.



Localizadas a unos 7.000 años luz de distancia, tanto Sharpless 2-54 como Águila pertenecen a la constelación Serpens (la serpiente), mientras que Omega es parte de Sagitario (el arquero).

La formación de estrellas


Esta región de la Vía Láctea contiene una gran nube de material a partir de cual se forman estrellas: los tres objetos fotografiados indican las regiones donde la acumulación de estos materiales colapsó formando nuevos astros.

La energía desprendida por este proceso de fabricación de estrellas causa que el gas del entorno emita una luz propia, que toma un tono rosado característico de las zonas abundantes en hidrógeno, como pueden ser los famosos “Pilares de la Creación“. Efefuturo
Etiquetado con: , , ,
Publicado en: Espacio

blogosfera de efefuturo

blogosfera de efefuturo

Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

Login