INVESTIGACIÓN DINOSAURIOS

Grandes cambios en el cráneo hicieron posible la transición de dinosaurios a aves

El proceso por el que algunos dinosaurios se convirtieron en aves hace millones de años estuvo acompañado por profundos cambios en la parte superior del cráneo de aquellos reptiles, según revela un estudio publicado en Nature.

<p>Imagen de los huesos frontal y parietal en embriones de cocodrilo, pollo y lagarto. Nature Ecology & Evolution</p>

Imagen de los huesos frontal y parietal en embriones de cocodrilo, pollo y lagarto. Nature Ecology & Evolution

La investigación, encabezada por expertos de la Universidad de Yale (EE.UU.), aporta, además, nuevas pistas sobre cómo evolucionan los cráneos en función de las transformaciones que atraviesan los cerebros, un área inexplorada hasta ahora en este campo.

Durante la transición de dinosaurio a pájaro, el cráneo se transforma enormemente y el cerebro se agranda. Nos sorprendió que nadie hubiese estudiado directamente esta idea“, explica Bhart-Anjan Singh Bhullar, uno de los autores del estudio.

De acuerdo con este planteamiento, el cerebro anterior (prosencéfalo) y el medio (mesencéfalo) están relacionados o “conectados desde el punto de vista del desarrollo” con los huesos frontales y parietales del cráneo, señala el experto.
Aunque estudios anteriores han abordado la conexión general entre cerebro y cráneo, no ha estado claro hasta ahora la existencia de relaciones entre regiones específicas del cerebro y elementos individuales de la parte superior del cráneo.

Esta circunstancia, indican los científicos de Yale, ha dado lugar a teorías opuestas respecto a los procesos de desarrollo del cráneo.

Un detallado estudio de todo el linaje


En este sentido, Bhullar y sus colegas no se limitaron a analizar simplemente la evolución del cerebro y morfología craneal de los dinosaurios más próximos a las aves, sino que abordaron la de todo el linaje implicado en la transición de reptiles a pájaros.

Descubrieron que la mayoría de los cerebros y cráneos de reptiles eran marcadamente parecidos entre sí, mientras que los de dinosaurios y aves más próximas desde el punto de vista evolutivo eran diferentes.

“Hallamos una clara relación entre los huesos frontales y el prosencéfalo y entre los huesos parietales y el mesencéfalo”, dice Bhullar, cuyo equipo analizó para esta investigación con nuevas técnicas de escáner embriones de lagartos, caimanes y aves.

Los expertos sugieren que esa relación “se da en todos los vertebrados con cráneos óseos” y apunta a que existe una “profunda conexión de desarrollo” entre el cerebro y el cráneo superior.

“Esto implica que el cerebro produce señales moleculares que obligan al esqueleto a formarse alrededor”, destaca Bhullar, quien reconoce que “conocemos relativamente poco sobre la naturaleza precisa de este patrón”.

En último término, concluye, una de las conclusiones de este estudio es que “la evolución es más simple y más elegante de lo que parece”. EFE
Etiquetado con: , ,
Publicado en: Humanidades

verde_gif_300x90

verde_gif_300x90 Máster de Periodismo de Agencia

BANNER_I-a-la-carta_cibertienda_300X250

BANNER_I-a-la-carta_cibertienda_300X250

CyT en 60 minutos #CyTen60min

10:00

DialogosComunicación_300x125_SmartCity

DialogosComunicación_300x125_SmartCityBlogs de ciencia y tecnología

Blogosfera de Ciencia y Tecnología

Información medioambiental
Map

Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

Login

Registro | Contraseña perdida?