POLÍTICA CIENTÍFICA

Guinovart: “si el Reino Unido sale de la UE no sería un desastre. La ciencia no para”

EFEFUTURO.- El presidente de la Unión Internacional de Bioquímica y Biología Molecular UIUBMB), Joan J. Guinovart, ha dicho que si el Reino Unido saliera de la Unión Europea “no sería un desastre” porque “la ciencia se produce por encima de la política” y de los acontecimientos.

<p>Joan Guinovart. (Foto: IRB Barcelona)</p>

Joan Guinovart. (Foto: IRB Barcelona)

En declaraciones a Efe, antes de participar en un simposio sobre la política científica de la UE organizado por la Fundación Ramón Areces, Guinovart ha reconocido que “el Reino Unido es una potencia muy seria” a nivel científico.

“Sus universidades son incomparables con las del continente. Oxford, Cambridge y el Imperial College son casi una anomalía en Europa. Nada se compara a estos centros, y en muchos campos marcan el camino” de la investigación.

Sin embargo, aunque UK abandonase la UE, “no sería un desastre porque la ciencia se produce por encima de la política. La relación entre los científicos se mantiene, independientemente de dónde se trabaje porque la ciencia es una actividad global”.

European Research Council

El también director del Institut de Recerca Biomédica (IRB) de Barcelona ha subrayado, no obstante, la importancia de que las instituciones se mantengan unidas, como ha demostrado la creación hace una década del European Research Council (ERC).

Y es que sin esta coalición, “la crisis nos hubiera destrozado. Con él, al menos los mejores se han quedado, algunos han vuelo, y hemos evitado lo que hubiera sido un desastre de fuga de cerebros hacia Estados Unidos y Singapur”.

Para Guinovart, la creación del ERC ha supuesto “un cambio fundamental en las capacidades científicas de la UE, que nos ha permitido atraer y retener un talento que de otra manera se hubiera ido. Esta organización ha sido un éxito y es lo que ha permitido que la crisis no haya hundido la ciencia europea”.

Fuga de cerebros

Preguntado por la situación política española, Guinovart ha considerado que la marcha de jóvenes científicos al extranjero durante estos últimos años “en sí no es malo”.

“Que la gente joven se vaya es bueno, es necesario, es imprescindible porque en un mundo global unos van y otros vienen. Ese es el juego”.

El problema es que “mientras que los españoles se van, los de fuera no vienen. Ahí es donde falla el sistema”, opina.

“Hemos creado un auténtico agujero en el sentido de que no estamos facilitando la vuelta de los españoles que se han ido ni conseguimos que los extranjeros vengan”.

“En un mundo perfecto el balance debería ser cero, equilibrado. Sin embargo, Estados Unidos sigue absorbiendo mucho. Muchos europeos se van a hacer un postdoctorado, y muchos se quedan, y son muy pocos los americanos que vienen aquí para hacer la carrera científica”.

En su opinión, la actual situación política española “tampoco ayuda” pero “afortunadamente creo que el gran trabajo de la sociedad de Estado ha sido mantener la inercia de la ciencia durante este proceso”, aunque “la inercia no es infinita”, ha advertido.

Un cambio legislativo urgente

Para Guinovart, el próximo Gobierno está obligado a “tomar decisiones muy serias sobre el sistema de I+D+i y la enseñanza superior en España” para revertir la situación.

“Se necesita más dinero pero no es lo más importante. Mi gran acusación a este Gobierno es que además de recortar no ha hecho los cambios legislativos que, sin costar ningún dinero, hubieran hecho grandes beneficios para el sistema. Puedo incluso entender parte de los recortes, lo que no se entiende es que no hicieran los deberes”.

A su juicio, hace falta que el nuevo Ejecutivo se planteé “muy seriamente” un cambio legislativo en la I+d+i “para dar más libertad y a las universidades, más flexibilidad al sistema”, y hacer una legislación que se adapte a las “particularidades del mundo científico” porque “aplicar las mimas leyes que se usan para hacer carreteras o para la administración de justicia es la mejor manera de estropearlo todo”. EFE

Etiquetado con:
Publicado en: Ciencia

En declaraciones a Efe, antes de participar en un simposio sobre la política científica de la UE organizado por la Fundación Ramón Areces, Guinovart ha reconocido que “el Reino Unido es una potencia muy seria” a nivel científico.

“Sus universidades son incomparables con las del continente. Oxford, Cambridge y el Imperial College son casi una anomalía en Europa. Nada se compara a estos centros, y en muchos campos marcan el camino” de la investigación.

Sin embargo, aunque UK abandonase la UE, “no sería un desastre porque la ciencia se produce por encima de la política. La relación entre los científicos se mantiene, independientemente de dónde se trabaje porque la ciencia es una actividad global”.

European Research Council

El también director del Institut de Recerca Biomédica (IRB) de Barcelona ha subrayado, no obstante, la importancia de que las instituciones se mantengan unidas, como ha demostrado la creación hace una década del European Research Council (ERC).

Y es que sin esta coalición, “la crisis nos hubiera destrozado. Con él, al menos los mejores se han quedado, algunos han vuelo, y hemos evitado lo que hubiera sido un desastre de fuga de cerebros hacia Estados Unidos y Singapur”.

Para Guinovart, la creación del ERC ha supuesto “un cambio fundamental en las capacidades científicas de la UE, que nos ha permitido atraer y retener un talento que de otra manera se hubiera ido. Esta organización ha sido un éxito y es lo que ha permitido que la crisis no haya hundido la ciencia europea”.

Fuga de cerebros

Preguntado por la situación política española, Guinovart ha considerado que la marcha de jóvenes científicos al extranjero durante estos últimos años “en sí no es malo”.

“Que la gente joven se vaya es bueno, es necesario, es imprescindible porque en un mundo global unos van y otros vienen. Ese es el juego”.

El problema es que “mientras que los españoles se van, los de fuera no vienen. Ahí es donde falla el sistema”, opina.

“Hemos creado un auténtico agujero en el sentido de que no estamos facilitando la vuelta de los españoles que se han ido ni conseguimos que los extranjeros vengan”.

“En un mundo perfecto el balance debería ser cero, equilibrado. Sin embargo, Estados Unidos sigue absorbiendo mucho. Muchos europeos se van a hacer un postdoctorado, y muchos se quedan, y son muy pocos los americanos que vienen aquí para hacer la carrera científica”.

En su opinión, la actual situación política española “tampoco ayuda” pero “afortunadamente creo que el gran trabajo de la sociedad de Estado ha sido mantener la inercia de la ciencia durante este proceso”, aunque “la inercia no es infinita”, ha advertido.

Un cambio legislativo urgente

Para Guinovart, el próximo Gobierno está obligado a “tomar decisiones muy serias sobre el sistema de I+D+i y la enseñanza superior en España” para revertir la situación.

“Se necesita más dinero pero no es lo más importante. Mi gran acusación a este Gobierno es que además de recortar no ha hecho los cambios legislativos que, sin costar ningún dinero, hubieran hecho grandes beneficios para el sistema. Puedo incluso entender parte de los recortes, lo que no se entiende es que no hicieran los deberes”.

A su juicio, hace falta que el nuevo Ejecutivo se planteé “muy seriamente” un cambio legislativo en la I+d+i “para dar más libertad y a las universidades, más flexibilidad al sistema”, y hacer una legislación que se adapte a las “particularidades del mundo científico” porque “aplicar las mimas leyes que se usan para hacer carreteras o para la administración de justicia es la mejor manera de estropearlo todo”. EFE

RSS Feed desconocido

Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

Login

Registro | Contraseña perdida?