MISIÓN ROSETTA

El hielo, motor de los cambios en la superficie del cometa 67P

Efefuturo.- El hielo es el impulsor de gran parte de los cambios de brillo que se producen en la superficie del cometa 67P/Churymov-Gerasimenko y que tienen lugar en pocos minutos o incluso durante varios días consecutivos.

<p>Fotografía tomada por la sonda Rosetta el 16 de abril de 2015 a una distancia de 124 kilómetros. (ESA/Rosetta/Navcam – CC BY-SA IGO 3.0)</p>

Fotografía tomada por la sonda Rosetta el 16 de abril de 2015 a una distancia de 124 kilómetros. (ESA/Rosetta/Navcam – CC BY-SA IGO 3.0)

El hallazgo, descrito en un artículo que se publica en la revista Science, ha sido realizado por un equipo internacional de investigadores en el que han participado varios científicos del Instituto de Astrofísica de Andalucía (IAA-CSIC) y de la Agencia Espacial Europea (ESA).

El artículo analiza los cambios de luz que se registran en la superficie del cometa, lo que ayudará a “entender mejor cómo se desarrolla la actividad cometaria y qué le ocurre a la superficie cuando recibe la actividad solar”, ha explicado a Efe Pedro Gutiérrez, investigador del IAA y coautor del estudio.

El trabajo “nos da una idea bastante precisa de cómo se desarrolla la actividad cometaria“, es decir, “cómo se produce el gas y el polvo que se liberan desde el núcleo del cometa, que era, además, uno de los procesos menos conocidos de la naturaleza cometaria”, puntualiza el científico.

Esta circunstancia es especialmente crítica porque todos los datos sobre cometas que se toman desde los telescopios de la Tierra necesitan un modelo que ayude a interpretarlos, y este estudio de la misión Rosetta “sirve para eso, para construir un modelo sobre la producción de gas y polvo de los cometas”.

Cambios en la superficie del cometa

El estudio se ha realizado midiendo el brillo relativo de la superficie del cometa mediante los filtros de las cámaras Osiris con las que iba equipada la sonda Rosetta, que durante casi dos años ha seguido al cometa en su órbita para estudiarlo.

Los científicos detectaron cambios significativos en el brillo de la superficie de 67P y que están relacionados con la cantidad de hielo que hay en el cometa.

Estos cambios “nos dicen dos cosas, que el núcleo del cometa es heterogéneo, y que el agua, cuando se libera del núcleo, puede volver a condensar sobre la superficie del cometa, dos aspectos que describen cómo es la actividad planetaria, algo importantísimo para interpretar después los datos de otros cometas”, destaca Gutiérrez.

La intención de los científicos era buscar pistas sobre la formación del núcleo de 67P. “Queremos saber cómo es, si es denso, homogéneo, si tiene huecos en el interior, qué constituyentes tiene y cómo se distribuyen, si están mezclados… y encontramos que bajo la apariencia rocosa del cometa hay zonas bastante ricas en hielo”.

Observando una zona concreta del núcleo vieron que poco a poco aumentaba su brillo y que lo hacía porque la cantidad de hielo crecía. Al cabo de unos días, el hielo volvía a disminuir porque sublimaba, “lo que significa que el interior de cometa es heterogéneo, es decir, que tiene zonas con distinta composición”.

Imagen del cometa 67/P, analizado por una misión de la ESA. EFE/ESA

Imagen de la superficie del cometa 67/P, analizado por una misión de la ESA. EFE/ESA

Además, observaron que las zonas que están en sombra o las que pasan de la noche al día, tenían un color “más azulado que el resto de la superficie”.

“Este hecho también está relacionado con el hielo: se condensa en esa zona y cuando el lugar deja de estar en sombra y recibe luz solar, el hielo se sublima muy rápidamente, en minutos. Si la zona vuelve a entrar en sombra, el vapor de agua que hay alrededor condensa nuevamente sobre la superficie y el suelo recupera su color azulado”, explica el investigador.

Estos dos hallazgos no sólo ayudan a conocer cómo se desarrolla la actividad cometaria, sino que básicamente proporcionan una referencia para interpretar prácticamente todas las observaciones cometarias, algo fundamental para avanzar en la comprensión de la naturaleza cometaria.

Y es que conocer cuál es el origen y la composición de los cometas es una herramienta clave para comprender cómo se formó nuestro Sistema Solar surgido del colapso de una nube interestelar de gas y polvo. EFE

El hallazgo, descrito en un artículo que se publica en la revista Science, ha sido realizado por un equipo internacional de investigadores en el que han participado varios científicos del Instituto de Astrofísica de Andalucía (IAA-CSIC) y de la Agencia Espacial Europea (ESA).

El artículo analiza los cambios de luz que se registran en la superficie del cometa, lo que ayudará a “entender mejor cómo se desarrolla la actividad cometaria y qué le ocurre a la superficie cuando recibe la actividad solar”, ha explicado a Efe Pedro Gutiérrez, investigador del IAA y coautor del estudio.

El trabajo “nos da una idea bastante precisa de cómo se desarrolla la actividad cometaria“, es decir, “cómo se produce el gas y el polvo que se liberan desde el núcleo del cometa, que era, además, uno de los procesos menos conocidos de la naturaleza cometaria”, puntualiza el científico.

Esta circunstancia es especialmente crítica porque todos los datos sobre cometas que se toman desde los telescopios de la Tierra necesitan un modelo que ayude a interpretarlos, y este estudio de la misión Rosetta “sirve para eso, para construir un modelo sobre la producción de gas y polvo de los cometas”.

Cambios en la superficie del cometa

El estudio se ha realizado midiendo el brillo relativo de la superficie del cometa mediante los filtros de las cámaras Osiris con las que iba equipada la sonda Rosetta, que durante casi dos años ha seguido al cometa en su órbita para estudiarlo.

Los científicos detectaron cambios significativos en el brillo de la superficie de 67P y que están relacionados con la cantidad de hielo que hay en el cometa.

Estos cambios “nos dicen dos cosas, que el núcleo del cometa es heterogéneo, y que el agua, cuando se libera del núcleo, puede volver a condensar sobre la superficie del cometa, dos aspectos que describen cómo es la actividad planetaria, algo importantísimo para interpretar después los datos de otros cometas”, destaca Gutiérrez.

La intención de los científicos era buscar pistas sobre la formación del núcleo de 67P. “Queremos saber cómo es, si es denso, homogéneo, si tiene huecos en el interior, qué constituyentes tiene y cómo se distribuyen, si están mezclados… y encontramos que bajo la apariencia rocosa del cometa hay zonas bastante ricas en hielo”.

Observando una zona concreta del núcleo vieron que poco a poco aumentaba su brillo y que lo hacía porque la cantidad de hielo crecía. Al cabo de unos días, el hielo volvía a disminuir porque sublimaba, “lo que significa que el interior de cometa es heterogéneo, es decir, que tiene zonas con distinta composición”.

Imagen del cometa 67/P, analizado por una misión de la ESA. EFE/ESA

Imagen de la superficie del cometa 67/P, analizado por una misión de la ESA. EFE/ESA

Además, observaron que las zonas que están en sombra o las que pasan de la noche al día, tenían un color “más azulado que el resto de la superficie”.

“Este hecho también está relacionado con el hielo: se condensa en esa zona y cuando el lugar deja de estar en sombra y recibe luz solar, el hielo se sublima muy rápidamente, en minutos. Si la zona vuelve a entrar en sombra, el vapor de agua que hay alrededor condensa nuevamente sobre la superficie y el suelo recupera su color azulado”, explica el investigador.

Estos dos hallazgos no sólo ayudan a conocer cómo se desarrolla la actividad cometaria, sino que básicamente proporcionan una referencia para interpretar prácticamente todas las observaciones cometarias, algo fundamental para avanzar en la comprensión de la naturaleza cometaria.

Y es que conocer cuál es el origen y la composición de los cometas es una herramienta clave para comprender cómo se formó nuestro Sistema Solar surgido del colapso de una nube interestelar de gas y polvo. EFE

RSS Feed desconocido

Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

Login

Registro | Contraseña perdida?