HUAWEI WATCH

El reloj inteligente más elegante. Análisis Huawei Watch

EFEFUTURO.- El año 2015 ha sido el de la consolidación de los relojes inteligentes con una ventas globales que han multiplicado por cuatro a las del ejercicio anterior -según los datos de la consultora Tractica- principalmente por la llegada del iWatch de Apple, de quien prevé dominará el mercado en los próximos años. Es decir, que este tipo de dispositivos “de vestir” o “wearables” han llegado para quedarse y ya tenemos suficientes modelos y experiencia de uso como para incluso diferenciar en segmentos en función de su diseño y sistema operativo.

El reloj inteligente más elegante. Análisis Huawei Watch

Tenemos modelos de tinta electrónica como Pebble, ejemplo de éxito de crowfunding y con millones de adeptos; productos únicos e icónicos como el de Apple; modelos más cuadrados y vanguardistas y, después, un grupo de relojes que están marcando el paso y que son aquellos que más se asemejan a un reloj tradicional analógico, al menos a simple vista.

De entre estos últimos, el Huawei Watch es por ahora, sin duda, el mejor exponente de cómo conjugar tecnología y moda.

Tanto en el campo de los teléfonos como en el de los relojes inteligentes, el año 2015 ha sido en el que las compañías han apostado decididamente por el diseño.

Mejores materiales, detalles metálicos, pantallas biseladas… El móvil en la mano luce a veces más que un bolso de marca y eso es extensible, como no podía ser de otra manera, a los relojes, que ya eran tradicionalmente un complemento de moda por sí mismos.

Una de las apuestas más decididas en este sentido viene de la mano de la compañía china Huawei, ya consolidado en el podio de los fabricantes de teléfonos móviles.

Quieren convertir su reloj en un icono “fashion” para lo que se han apoyado en rostros conocidos, blogueros de moda, fotógrafos internacionales y entre todos intentar que cale entre el gran público la filosofía del dispositivo de combinar la tecnología más avanzada por dentro y el lujo y la sofisticación en el exterior.

Lo hemos probado a fondo y desde luego no van muy desencaminados en su objetivo.

Basta con fijarse en la presentación y su estuche de piel para ver que estamos adquiriendo un artículo, por así decirlo, de joyería.

Los materiales desprenden calidad tanto en el más básico de la gama, con esfera metálica y correa de cuero como los modelos superiores donde encontramos negros mates, correas de malla metálica más femeninas y alguna sorpresa en oro rosa.

De todo el emergente universo smartwatch, el Huawei es uno de los modelos que más se adapta por sus dimensiones a cualquier muñeca.

Tiene el tamaño justo. Otro punto destacado es la nitidez de su pantalla, de una resolución de 400×400 píxeles y una densidad de 286 ppi en una pantalla Amoled de 1,4 pulgadas.

De un vistazo es posible enterarse de las notificaciones que nos llegan, tanto con luz natural y sol incidiendo en la pantalla como, por supuesto, en interiores. Por cierto, el cristal de zafiro evitará que se raye fácilmente.

Evidentemente se puede integrar con sistemas operativos Android y iOS y podemos tener el control sobre qué aplicaciones de nuestro teléfonos estarán en el reloj, así como las notificaciones emergentes. La principal funcionalidad de un smartwatch es recibir mensajes rápidos, correos, etc o saber quién nos llama.

Uno se acostumbra fácilmente a tener toda esta información de un vistazo y no tener que sacar el teléfono salvo cuando los consideremos necesario. A partir de ahí surgen otras opciones como preguntarle de viva voz: ¿Resultado del partido de tal equipo? Y que lo muestre en pantalla. O también guiarnos por una ciudad con Google Maps sin tener que ir mirando el móvil todo el rato.

Cuenta con sensores de toda índole como seis puntos de movimiento con la acción del acelerómetro y el giroscopio, el monitor de frecuencia cardíaca o el barómetro. Y apoyado en la medición de los latidos del corazón y de la precisión de los GPS destaca su función de monitorización de la actividad diaria, con los pasos recorridos, el ritmo y las calorías quemadas.

Para que corra con agilidad y tener memoria para las apps cuenta con 512 megas de RAM y 4 gigas de almacenaje.

Pero independientemente de sus funcionalidades y lo que agiliza rutinas como seguir interminables intervenciones de un grupo de WhatsApp, el estilo que aporta viene derivado de los diseños de los fondos de la esfera que hacen que el reloj parezca otro en función del fonfo elegido.

Los hay elegantes, clásicos, de reloj suizo que hacen que no se distinga a simple vista que estamos ante una pantalla digital. Y luego encontramos diseños vanguardistas, coloridos o “locos” donde no siempre lo más fácil es saber qué hora es. Con un look informal o si queremos dar un golpe de efecto sólo nuestra propia imaginación puede frenar el grado de personalización.

Y frente a la imposición de comprar correas originales bastante caras, aquí nos encontramos una correa estándar de 18 milímetros para comprar en una relojería la que nos apetezca.

Como cabría imaginar el punto débil de este reloj, de todos los relojes inteligentes más bien salvo los de tinta electrónica, es que la batería durará más o menos como la de un teléfono, es decir, una jornada o día y medio como mucho, aunque la carga es rápida.

Otro punto discutible es el precio. Ha quedado clara la filosofía de la empresa china. Prefieren mirar al iWatch de Apple y ser su clara alternativa para las personas a las que el reloj de la manzana no les resulta demasiado “ponible” por informal o masculino.

El Huawei Watch es un producto lujoso y con acabados de primera y de ahí que la gama que parte con el reloj que hemos probado en el vídeo de los 400 euros. El escalón siguiente, con el negro mate y los de correa metálica sube a 450, mientras que los dorados y el de oro rosa pueden alcanzar los 700 u 800 euros.

Ficha técnica

Dimensiones: 42mm de diámetro y 11.3mm de grosor

Batería: 300mAh

Material: Construido en Acero Inoxidable 316L. Cristal de Zafiro

Corona: acero inoxidable, sellada y sin aperturas

Correa: Estándar de 18mm, de cuero o malla con cierre de acero inoxidable

Pantalla:1.4 Pulgadas. Panel AMOLED.400×400 resolución de pantalla, 286 ppi 10,000:1 radio de alto contraste

Memoria: 512MB RAM + 4GB ROM

Sensores: Acelerómetro y barómetro para identificar y cuantificar la actividad física. Pulsómetro para medir nuestra frecuencia cardiaca.

Conectividad: Bluetooth 4.1 BLE y Wifi

Sistemas operativos compatibles: Android 4.3+ /iOS 8.2+

 

 

Etiquetado con:
Publicado en: Dispositivos

Tenemos modelos de tinta electrónica como Pebble, ejemplo de éxito de crowfunding y con millones de adeptos; productos únicos e icónicos como el de Apple; modelos más cuadrados y vanguardistas y, después, un grupo de relojes que están marcando el paso y que son aquellos que más se asemejan a un reloj tradicional analógico, al menos a simple vista.

De entre estos últimos, el Huawei Watch es por ahora, sin duda, el mejor exponente de cómo conjugar tecnología y moda.

Tanto en el campo de los teléfonos como en el de los relojes inteligentes, el año 2015 ha sido en el que las compañías han apostado decididamente por el diseño.

Mejores materiales, detalles metálicos, pantallas biseladas… El móvil en la mano luce a veces más que un bolso de marca y eso es extensible, como no podía ser de otra manera, a los relojes, que ya eran tradicionalmente un complemento de moda por sí mismos.

Una de las apuestas más decididas en este sentido viene de la mano de la compañía china Huawei, ya consolidado en el podio de los fabricantes de teléfonos móviles.

Quieren convertir su reloj en un icono “fashion” para lo que se han apoyado en rostros conocidos, blogueros de moda, fotógrafos internacionales y entre todos intentar que cale entre el gran público la filosofía del dispositivo de combinar la tecnología más avanzada por dentro y el lujo y la sofisticación en el exterior.

Lo hemos probado a fondo y desde luego no van muy desencaminados en su objetivo.

Basta con fijarse en la presentación y su estuche de piel para ver que estamos adquiriendo un artículo, por así decirlo, de joyería.

Los materiales desprenden calidad tanto en el más básico de la gama, con esfera metálica y correa de cuero como los modelos superiores donde encontramos negros mates, correas de malla metálica más femeninas y alguna sorpresa en oro rosa.

De todo el emergente universo smartwatch, el Huawei es uno de los modelos que más se adapta por sus dimensiones a cualquier muñeca.

Tiene el tamaño justo. Otro punto destacado es la nitidez de su pantalla, de una resolución de 400×400 píxeles y una densidad de 286 ppi en una pantalla Amoled de 1,4 pulgadas.

De un vistazo es posible enterarse de las notificaciones que nos llegan, tanto con luz natural y sol incidiendo en la pantalla como, por supuesto, en interiores. Por cierto, el cristal de zafiro evitará que se raye fácilmente.

Evidentemente se puede integrar con sistemas operativos Android y iOS y podemos tener el control sobre qué aplicaciones de nuestro teléfonos estarán en el reloj, así como las notificaciones emergentes. La principal funcionalidad de un smartwatch es recibir mensajes rápidos, correos, etc o saber quién nos llama.

Uno se acostumbra fácilmente a tener toda esta información de un vistazo y no tener que sacar el teléfono salvo cuando los consideremos necesario. A partir de ahí surgen otras opciones como preguntarle de viva voz: ¿Resultado del partido de tal equipo? Y que lo muestre en pantalla. O también guiarnos por una ciudad con Google Maps sin tener que ir mirando el móvil todo el rato.

Cuenta con sensores de toda índole como seis puntos de movimiento con la acción del acelerómetro y el giroscopio, el monitor de frecuencia cardíaca o el barómetro. Y apoyado en la medición de los latidos del corazón y de la precisión de los GPS destaca su función de monitorización de la actividad diaria, con los pasos recorridos, el ritmo y las calorías quemadas.

Para que corra con agilidad y tener memoria para las apps cuenta con 512 megas de RAM y 4 gigas de almacenaje.

Pero independientemente de sus funcionalidades y lo que agiliza rutinas como seguir interminables intervenciones de un grupo de WhatsApp, el estilo que aporta viene derivado de los diseños de los fondos de la esfera que hacen que el reloj parezca otro en función del fonfo elegido.

Los hay elegantes, clásicos, de reloj suizo que hacen que no se distinga a simple vista que estamos ante una pantalla digital. Y luego encontramos diseños vanguardistas, coloridos o “locos” donde no siempre lo más fácil es saber qué hora es. Con un look informal o si queremos dar un golpe de efecto sólo nuestra propia imaginación puede frenar el grado de personalización.

Y frente a la imposición de comprar correas originales bastante caras, aquí nos encontramos una correa estándar de 18 milímetros para comprar en una relojería la que nos apetezca.

Como cabría imaginar el punto débil de este reloj, de todos los relojes inteligentes más bien salvo los de tinta electrónica, es que la batería durará más o menos como la de un teléfono, es decir, una jornada o día y medio como mucho, aunque la carga es rápida.

Otro punto discutible es el precio. Ha quedado clara la filosofía de la empresa china. Prefieren mirar al iWatch de Apple y ser su clara alternativa para las personas a las que el reloj de la manzana no les resulta demasiado “ponible” por informal o masculino.

El Huawei Watch es un producto lujoso y con acabados de primera y de ahí que la gama que parte con el reloj que hemos probado en el vídeo de los 400 euros. El escalón siguiente, con el negro mate y los de correa metálica sube a 450, mientras que los dorados y el de oro rosa pueden alcanzar los 700 u 800 euros.

Ficha técnica

Dimensiones: 42mm de diámetro y 11.3mm de grosor

Batería: 300mAh

Material: Construido en Acero Inoxidable 316L. Cristal de Zafiro

Corona: acero inoxidable, sellada y sin aperturas

Correa: Estándar de 18mm, de cuero o malla con cierre de acero inoxidable

Pantalla:1.4 Pulgadas. Panel AMOLED.400×400 resolución de pantalla, 286 ppi 10,000:1 radio de alto contraste

Memoria: 512MB RAM + 4GB ROM

Sensores: Acelerómetro y barómetro para identificar y cuantificar la actividad física. Pulsómetro para medir nuestra frecuencia cardiaca.

Conectividad: Bluetooth 4.1 BLE y Wifi

Sistemas operativos compatibles: Android 4.3+ /iOS 8.2+

 

 

Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

Login

Registro | Contraseña perdida?