CÁNCER INVESTIGACIÓN

Identificado un gen crítico en el cáncer de pulmón y de páncreas

Científicos del Centro de Investigación Médica Aplicada (CIMA) de la Universidad de Navarra han identificado un “gen crítico” (FOSL1) en el desarrollo del cáncer de pulmón y de páncreas.

<p>Células de cáncer de pulmón humano con FOSL1. Imagen facilitada por el Cima.</p>

Células de cáncer de pulmón humano con FOSL1. Imagen facilitada por el Cima.

Los resultados del trabajo, en el que colaboran también investigadores de Estados Unidos, Reino Unido, Alemania y Dinamarca, se han publicado en el último número de la revista científica Nature Communications.

Según ha informado el CIMA, alrededor del 25 % de los pacientes con cáncer de pulmón y el 90 % de los que padecen de páncreas presentan mutaciones en el gen KRAS, el oncogén más frecuentemente mutado en cáncer y para el que actualmente no existen terapias efectivas.

Ahora, mediante una nueva aplicación bioinformática, los investigadores han identificado un núcleo de 8 genes regulados por el oncogén KRAS y entre ellos el FOSL1, en el que se centraron al observar que los pacientes con peor pronóstico tenían una elevada presencia del mismo.

Reducción drástica del cáncer de pulmón

“Lo más importante es que la inhibición de FOSL1 conlleva una reducción drástica de los tumores de pulmón y páncreas. Por tanto, estos resultados presentan a este gen como una nueva diana molecular hacia la que orientar nuevos fármacos”, afirma Silve Vicent, investigador del Programa de Tumores Sólidos y Biomarcadores del CIMA y responsable del trabajo.

cancer de pulmon

Silve Vicent (centro) junto a su equipo del CIMA y de la Clínica Universidad de Navarra. Imagen facilitada por el CIMA.

El estudio, que comenzó hace tres años, ha incluido 2.000 muestras de pacientes con cáncer de pulmón, cáncer de páncreas, colangiocarcinoma, carcinoma colorectal y mieloma múltiple, así como líneas celulares de tumores humanos y de ratón y modelos modificados genéticamente.

Con él, los investigadores también han demostrado que FOSL1 actúa sobre otro gen, AURKA, cuya expresión hasta la fecha se pensaba que estaba regulada de manera independiente al oncogén KRAS y para el que actualmente hay en marcha ensayos clínicos con un fármaco que lo inhibe.

El siguiente paso, identificar biomarcadores

Los investigadores de CIMA han probado, por primera vez, la combinación de fármacos contra AURKA con fármacos contra tumores con KRAS mutado, MEK, y han observado que la estrategia combinada “potencia la disminución del tamaño de los tumores con KRAS mutado”, asegura Vicent.

El siguiente paso será identificar biomarcadores de respuesta al tratamiento combinatorio, un punto “crítico ya que no todos los pacientes que tienen KRAS mutado son iguales, por lo que hay que definir mejor el tipo de alteraciones moleculares que caractericen a los pacientes que finalmente se puedan beneficiar de esta terapia”. Efefuturo

Etiquetado con: ,
Publicado en: Ciencia

Los resultados del trabajo, en el que colaboran también investigadores de Estados Unidos, Reino Unido, Alemania y Dinamarca, se han publicado en el último número de la revista científica Nature Communications.

Según ha informado el CIMA, alrededor del 25 % de los pacientes con cáncer de pulmón y el 90 % de los que padecen de páncreas presentan mutaciones en el gen KRAS, el oncogén más frecuentemente mutado en cáncer y para el que actualmente no existen terapias efectivas.

Ahora, mediante una nueva aplicación bioinformática, los investigadores han identificado un núcleo de 8 genes regulados por el oncogén KRAS y entre ellos el FOSL1, en el que se centraron al observar que los pacientes con peor pronóstico tenían una elevada presencia del mismo.

Reducción drástica del cáncer de pulmón

“Lo más importante es que la inhibición de FOSL1 conlleva una reducción drástica de los tumores de pulmón y páncreas. Por tanto, estos resultados presentan a este gen como una nueva diana molecular hacia la que orientar nuevos fármacos”, afirma Silve Vicent, investigador del Programa de Tumores Sólidos y Biomarcadores del CIMA y responsable del trabajo.

cancer de pulmon

Silve Vicent (centro) junto a su equipo del CIMA y de la Clínica Universidad de Navarra. Imagen facilitada por el CIMA.

El estudio, que comenzó hace tres años, ha incluido 2.000 muestras de pacientes con cáncer de pulmón, cáncer de páncreas, colangiocarcinoma, carcinoma colorectal y mieloma múltiple, así como líneas celulares de tumores humanos y de ratón y modelos modificados genéticamente.

Con él, los investigadores también han demostrado que FOSL1 actúa sobre otro gen, AURKA, cuya expresión hasta la fecha se pensaba que estaba regulada de manera independiente al oncogén KRAS y para el que actualmente hay en marcha ensayos clínicos con un fármaco que lo inhibe.

El siguiente paso, identificar biomarcadores

Los investigadores de CIMA han probado, por primera vez, la combinación de fármacos contra AURKA con fármacos contra tumores con KRAS mutado, MEK, y han observado que la estrategia combinada “potencia la disminución del tamaño de los tumores con KRAS mutado”, asegura Vicent.

El siguiente paso será identificar biomarcadores de respuesta al tratamiento combinatorio, un punto “crítico ya que no todos los pacientes que tienen KRAS mutado son iguales, por lo que hay que definir mejor el tipo de alteraciones moleculares que caractericen a los pacientes que finalmente se puedan beneficiar de esta terapia”. Efefuturo

RSS Feed desconocido

Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

Login

Registro | Contraseña perdida?