INVESTIGACIÓN ALZHEIMER

Identifican un marcador temprano del Alzheimer

Investigadores del Instituto de Neurociencias, centro mixto de la Universidad Miguel Hernández (UMH) de Elche y el Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC), han identificado un nuevo marcador temprano para la detección del Alzheimer.

<p>Placas beta-amiloides en modelo de ratón de alzhéimer. El color rosa representa los depósitos de beta-amiloide, el marrón las células de la mi

Placas beta-amiloides en modelo de ratón de alzhéimer. El color rosa representa los depósitos de beta-amiloide, el marrón las células de la microglía y el azul/púrpura es el núcleo de las neuronas y las células gliales. Stefan Prokop, MD, Perelman School of Medicine, University of Pennsylvania.

El profesor e investigador Javier Sáez Valero ha destacado la importancia de realizar diagnósticos lo más temprano posible para intervenir terapéuticamente cuando el deterioro es menor: “Debemos aprender del fallo de las terapias ensayadas hasta ahora”.

Este trabajo, según ha informado la UMH en un comunicado, se centra en los inhibidores de la secretasa (GSI), una de las enzimas que intervienen en la formación de la proteína beta amiloide, característica de la enfermedad de Alzheimer y responsable de la formación de las placas amiloides.

Según los investigadores, “los compuestos que inhiben la enzima secretasa, dirigiéndose a uno de sus componentes, la presenilina 1, son agentes terapéuticos potenciales frente a la enfermedad de Alzheimer”, aunque los ensayos clínicos hasta la fecha no han dado resultado positivo.

El equipo de Sáez Valero ha investigado los motivos por los que esto ocurre y ha encontrado evidencia de que “la inhibición de secretasa, en lugar de producir los efectos esperados, que suponen la reducción de la acumulación de proteína amiloide, provoca un efecto rebote que aumenta la formación de esta proteína anómala tóxica”.
Este hallazgo puede ser de gran importancia en el diseño de terapias específicas para la enfermedad de Alzheimer, basadas en los inhibidores de la secretasa y otros fármacos relacionados.

En mayo, este grupo detectó un nuevo biomarcador que podría alertar del Alzheimer antes de su aparición.

Más de un millón de afectados


Una de cada diez personas mayores de 65 años, en su mayoría mujeres, padece Alzheimer, mientras que a los 85 afecta ya a una de cada tres personas.

En España se calcula que hay más de 1,1 millones de personas afectadas y repercute en la vida de otros 4,5 millones, al tratarse de una patología cuyos cuidadores suelen ser los familiares. Se prevé que en 20 ó 30 años se doblará el número de personas que la padecen.

En este estudio participan también los investigadores del Instituto de Neurociencias María Salud García y Aitana Sogorb, investigadores del Centro de Investigación Príncipe Felipe de Valencia y profesores de la Universidad de Gothenburg (Suecia).

El trabajo de investigación denominado “Mecanismo molecular alterado en la enfermedad de Alzheimer y la demencia” ha sido publicado en la revista Molecular Neurobiology. EFE.
Etiquetado con:
Publicado en: Ciencia
El profesor e investigador Javier Sáez Valero ha destacado la importancia de realizar diagnósticos lo más temprano posible para intervenir terapéuticamente cuando el deterioro es menor: “Debemos aprender del fallo de las terapias ensayadas hasta ahora”.

Este trabajo, según ha informado la UMH en un comunicado, se centra en los inhibidores de la secretasa (GSI), una de las enzimas que intervienen en la formación de la proteína beta amiloide, característica de la enfermedad de Alzheimer y responsable de la formación de las placas amiloides.

Según los investigadores, “los compuestos que inhiben la enzima secretasa, dirigiéndose a uno de sus componentes, la presenilina 1, son agentes terapéuticos potenciales frente a la enfermedad de Alzheimer”, aunque los ensayos clínicos hasta la fecha no han dado resultado positivo.

El equipo de Sáez Valero ha investigado los motivos por los que esto ocurre y ha encontrado evidencia de que “la inhibición de secretasa, en lugar de producir los efectos esperados, que suponen la reducción de la acumulación de proteína amiloide, provoca un efecto rebote que aumenta la formación de esta proteína anómala tóxica”.
Este hallazgo puede ser de gran importancia en el diseño de terapias específicas para la enfermedad de Alzheimer, basadas en los inhibidores de la secretasa y otros fármacos relacionados.

En mayo, este grupo detectó un nuevo biomarcador que podría alertar del Alzheimer antes de su aparición.

Más de un millón de afectados


Una de cada diez personas mayores de 65 años, en su mayoría mujeres, padece Alzheimer, mientras que a los 85 afecta ya a una de cada tres personas.

En España se calcula que hay más de 1,1 millones de personas afectadas y repercute en la vida de otros 4,5 millones, al tratarse de una patología cuyos cuidadores suelen ser los familiares. Se prevé que en 20 ó 30 años se doblará el número de personas que la padecen.

En este estudio participan también los investigadores del Instituto de Neurociencias María Salud García y Aitana Sogorb, investigadores del Centro de Investigación Príncipe Felipe de Valencia y profesores de la Universidad de Gothenburg (Suecia).

El trabajo de investigación denominado “Mecanismo molecular alterado en la enfermedad de Alzheimer y la demencia” ha sido publicado en la revista Molecular Neurobiology. EFE.

RSS Feed desconocido

Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

Login

Registro | Contraseña perdida?